• Compartir
  • Whatsapp de SrPerro

"Les pedimos a los jueces sensibilidad en casos de animales y yo soy contraria a esto: tenemos que pedir que apliquen la ley"

Lola García es abogada animalista, lleva años dedicándose a defender los derechos de los animales y en 2019 creó un despacho dedicado específicamente a este campo, Derecho & Animales.

Recientemente uno de sus casos ha saltado a los medios, incluso en el extranjero: un juez de Madrid ha otorgado la custodia compartida de Panda, un perro, a los dos miembros de una pareja separada al considerar a ambos solicitantes «corresponsables» y «co cuidadores» del animal, al constatar el vínculo afectivo existente.

"El caso de Panda es importante porque denota que hay personas que están dispuestas a acudir a un juzgado para defender sus intereses y los de los animales que tienen, para defender ese vínculo, ese afecto.

Eso ya es mucho, porque yo me he encontrado en juzgados donde compañeros han dicho que jamas litigarían por un perro. Esto ha sucedido hace unos meses, comenta Lola. Un abogado joven que dijo, literalmente, que en el juzgado se iban a reír de él si iba con un asunto de perros...", explica Lola.

"Por eso es importante que se hable con rigor del caso de Panda, incluso a nivel internacional como ha sucedido, porque así le decimos a la gente: sí, el vínculo afectivo con un perro es importante, los perros son importantes. 

A mí se me ocurrió acudir para este caso, en vez de al actual Código Civil, que sigue tratando a los animales como cosas, al Convenio Europeo ratificado en 2017, porque no habla de propietarios, habla de responsables y cuidadores. Y también reconoce los aspectos relativos a su bienestar. 

Esa fue la idea y el juez estableció que ese vínculo afectivo que tienen las partes con el perro merece protección jurídica más allá de que esté inscrito a nombre de uno u otro. Porque, además, como todo el mundo sabe, los registros solo permiten un titular.

Ese es el resultado de este caso: que se proteja de verdad el vínculo y el afecto, más allá de registros y cartillas veterinarias."

He charlado con Lola García un buen rato sobre multitud de temas interesantes más: cómo actuar ante un caso de maltrato y cómo no hacerlo, los cambios positivos que trae consigo el cambio del Código Civil que por fin considerará a los animales como seres sintientes y no como cosas. Los cambios positivos que podría traer consigo la nueva Ley de Protección Animal...

Aquí podéis escuchar toda la entrevista y os dejamos un resumen de la misma después del vídeo.

Lola García considera que en los años que lleva dedicada a defender los derechos de los animales el cambio más trascendental es la reciente forma del Código Civil (la misma que por fin permitirá que los animales dejen de ser considerados cosas y pasen a convertirse en seres sintientes, a falta de un último trámite en el Congreso).

Va a ser una verdadera revolución que permitirá legislar en muchos casos, no solo cuando una pareja se separa -como en el caso de Panda- si no también por ejemplo cuando una persona muere, dejando un perro en absoluto desamparo. Cualquier persona tiene derecho a ir a un notario y decir "quiero que el animal que está viviendo conmigo el día que yo fallezca se ocupe esta persona y que de mi herencia se le destine equis dinero" y que no sea tratado como un loco en la notaría.

Igualmente, se va a regular mucho más eficazmente el tema de la compraventa de animales: ahora un vendedor te puede decir que te cambia el perro, si enferma o muere, como si fuera una silla, algo que es una aberración.

Pero, explica Lola, también es muy relevante cuando en 2017 España ratifico el convenio de animales de compañía. Esto ha impulsado un cambio a nivel penal en cuanto a que ya no estaban permitidos los cortes de orejas, rabos, etc. por fines estéticos y también ha sido un criterio unificador -que es uno de los problemas actuales en España, al tener 17 leyes autonómicas.

¿Qué cambios de legislación consideras más necesarios?

No se trata tanto de un cambio como que las administraciones inviertan más en fomentar la adopción, en campañas de esterilización, en campañas de tenencia responsable.

Todas las leyes, en realidad, las tenemos. Es verdad que el Código Penal, con una pena de dos años en el peor de los casos, la mayoría de veces no se cumple. Pero también es verdad que la mayoría de sentencias, muy pocas veces son sentencias de dos años. Casi siempre, lamentablemente, hay un acuerdo con Fiscalía y se rebaja a cuatro meses, seis meses... eso no se puede permitir.

Recuerdo el caso de esa pareja de Tenerife de esta pareja que amordazó al perro, lo grabó hasta que se asfixió, que esto se salde con cuatro meses de prisión... ¡no tiene ningún sentido! ¡En qué sociedad vivimos!  

Y eso es fruto de la desinformación de jueces y fiscales, que no son conocedores de las herramientas jurídicas que tienen a su disposición.

Por eso, en muchas ocasiones, cuando se consigue sentencias importantes de condena es porque hay asociaciones que se personan y que presionan hasta obtener una sentencia justa.

Vivotecnia

Al final el caso de Vivotecnia no va a llegar a nada. Lamentablemente creo que no. Es falta de compromiso de las Administraciones.

La Comunidad de Madrid podía haber actuado de una manera -podían haber incautado los animales- la ley se lo permitía, tenía herramientas, pero decidió actuar de otra. Por lo que fuera, por intereses económicos, políticos, particulares... No lo sé. Pero decidió no hacer nada y permitir que los animales siguieran ahí dentro hasta que los han hecho desaparecer, lógicamente.

Es lo mismo que hablábamos antes, no es que se necesite un cambio de legislación sino que las Administraciones y las Instituciones se involucren... Yo siempre tengo en la cabeza la declaración de la Ministra Ione Belarra que dijo el 12 de mayo que las instituciones públicas -Ayuntamientos, Comunidades- tienen el deber de proteger los derechos de los animales pero lamentablemente las Administraciones son las grandes incumplidoras de esta obligación. 

Qué hacer ante un caso de maltrato y qué no hay que hacer

Voy a aprovechar que me haces esta pregunta para explicar que a mí me molesta mucho, muchísimo la gente que me manda a través de redes fotografías de perros maltratados pero que después, cuando les pides implicación por su parte, desaparecen.

Basta ya de trasladar la pelota a gente que sabes que se implica para aliviar una conciencia personal. No estás ayudando en nada haciendo eso. Al contrario, nos haces perder el tiempo. 

Si realmente quieres hacer algo ante un caso de maltrato lo que hay que hacer es primero, olvidarse de las redes sociales. Olvidarse. Intentar recabar el mayor número de pruebas posibles: fotos, vídeos, el nombre de los vecinos... sin subir nada de eso a redes sociales. Porque si publicas algo en redes lo único que consigues es que cuando alguien vaya de la policía o guardia civil, eso ya no exista.

Lo que hay que hacer es preservar la prueba y ponerse en contacto con asociaciones, con un abogado...

Explicas el material que tienes y que quieres denunciar y que, si fuera necesario, estarías dispuesta a ir a testificar. Porque también hay que implicarse. Yo recibo muchos correos de gente que dice "He visto esto pero yo no quiero ir al juzgado, porque es mi vecino, etc."

Eso no es querer, si se quiere hay que hacerlo. Si no, no me traslades a mí tu mala conciencia...

Hay que ser honestos con uno mismo, si me voy a implicar, lo voy a hacer bien. 

Yo siempre lo relaciono con la violencia de genéro. Antes oías una paliza y tu decías, ¿cómo me voy a meter yo ahí? Es su casa, es su intimidad. Hoy en día eso ya es impensable. Pues con la violencia hacia los animales, igual. Es impensable que tu escuches cómo un perro está aullando de dolor porque le están pegando y tú pienses que no puedes hacer nada. Claro que puedes hacer. Pero hay que querer hacerlo.  

Hay que denunciar ante la Guardia Civil o la Policía. Es verdad, admite Lola, que muchas veces las fuerzas y cuerpos de seguridad no lo ponen fácil. Te marean mucho. Eso es terrible. Tenemos que decir claramente que los ciudadanos no tenemos porqué saber las competencias de los agentes. Tú vas a una comisaría y te tienen que coger la denuncia. Si ellos no son competentes, que ellos la trasladen al cuerpo competente, pero que no te manden a ti. Tenemos que exigirlo, están obligados a tomarnos la denuncia. No irte hasta que no te tomen la declaración.

Los delitos si no se denuncian, no existen.

Aunque solo sea para mera estadística es muy importante siempre denunciar. Porque al final cuando hacen la memoria final de las denuncias, ahí aparecerán. Y esto hará que tengan que tomar medidas a nivel judicial. Pero si no existen... Tenemos que hacer que estos animales existan. Aunque no tengan juicio. Pero ahí constará. Y las estadísticas mostrarán que ha habido un aumento de denuncias por maltrato animal.

Sacrificio de animales sanos

Lola nos cuenta que están llevando varios casos relacionados con este horror: cuando un perro sano es llevado a un veterinario para que sea sacrificado y ese "profesional" accede a hacerlo. Para mi sopresa, nada que ver con cazadores... Son familias en las que ha llegado un nuevo miembro, veasé un bebé, o gente que se ha cansado del perro, o que no tiene dinero...

En estos casos hay que denunciar tanto al propietario del animal como al veterinario, aclara Lola. En caso de que se condenara a un veterinario habría una inhabilitación y se les puede complicar porque como para cumplir con la ley han de hacer un informe explicando que el animal estaba enfermo. Pero si no estaba enfermo... estás falsificando un documento. 

Lo que buscamos en estos casos no es tanto la condena como la inabilitación: un veterinario que sacrifica a un animal sano no debe volver a ejercer.

Proyecto de Ley de Protección Animal

"Lo apoyo al 100%, aunque a lo mejor no esté de acuerdo al 100%. No voy a decir nada negativo... Porque es una oportunidad tan única que tenemos que, o la aprovechamos o vamos a ir muy mal.

Creo que Sergio García lo ha hecho bien, ha trabajado mucho... en muchas reuniones con muchos profesionales y cuando ha tenido un texto que consideraba correcto, aunque no vaya a gustar a todo el mundo, lo ha presentado. Y lo ha hecho de forma consensuada. 

Es revolucionario con respecto a lo que tenemos. Ya tiene enfrente al lobby cazador, que le está dando muy fuerte. Así que por mi parte mi apoyo absoluto. Es un gran avance. 

Reconocer que un perro es un perro en toda circunstancia es algo tan evidente y sin embargo va a costar esfuerzo, sudor y lágrimas. Es una linea roja para Sergio y le va a costar mucho defenderla y no voy a ser yo quien critique la nueva ley."

Lola también cree muy positivo tanto el futuro curso que habrá que hacer para tener perro y cualquier traba que logre que la gente reflexione bien antes de elegir compartir su vida con un can, porque no es una obligación, es una decisión:

"Tiene que ser una decisión muy meditada, muy consensuada, disponer de recursos económicos, consensuarlo con el resto de la familia, no puede ser un capricho individual, consensuar qué normas se van a poner en esa casa... Cuanto más trabas mejor, porque lo que importa es que el perro esté bien."

Hablando justamente de esa línea roja, de una ley que trate a todos los perros por igual, comentamos la situación en Andalucía, donde las rehalas y monterías, es decir los perros de caza, son considerados BIC.

En Andalucía se declaró bien de interés cultural las rehalas y monterías. Alguien podría pensar que al declarar a estos perros bien de interés cultural tendrían más derechos pero es al contrario, se está perpetuando una situación de maltrato legalizado.

Cuando tú tienes a 10 perros encerrados, encadenados, en condiciones horrorosas... que cuando ya no los haces criar, cuando no te valen para la caza, los abandonas, los ahorcas... esa es la realidad. Habrá cazadores que no lo hagan pero esto sí pasa, es la realidad.

Si se aprueba la nueva Ley de Protección Animal no anularía la normativa de Andalucía pero sí se traduciría en considerables mejoras para los perros: tendrían que estar censados, no podrían criar, no pueden estar atados... Los cazadores no están dispuestos a asumir esto. 

¿Algún caso que recuerdes con particular satisfacción?

Un caso que llevé en 2019, en Sevilla, de un perro que falleció por una negligencia veterinaria. Y la jueza en su sentencia reconoció la negligencia y dijo que el veterinario tenía que abonar los daños morales que habían sufrido tanto la responsable del perro como su marido y especialmente sus hijos pequeños. porque la pérdida traumática había causado un dolor muy grande en la familia. Los niños estaban destrozados y los padres estaban destrozados por verlos así además de por la muerte del perro. La jueza entendía que el perro había formado parte de la familia y que ese dolor tenía que ser resarcido. 

Siempre les pedimos a los jueces sensibilidad en estos casos y yo soy contraria a esto: tenemos que pedir que apliquen la ley. Si les gustan los perros, bien. Si no les gustan, también. Como si tuvieran que tener sensibilidad para darnos la razón... No, en otros campos no es así. Este veterinario cometió un error y tendrá que asumir las consecuencias.

Yo apelo a que no haya sensibilidad, que haya justicia, legalidad, que se aplique el derecho, que se aplique la ley. Que tenga sensibilidad perfecto, pero que no sea la base para que nos den la razón.

 

Te puede interesar

 

 

Utilizamos cookies para personalizar y mejorar tu experiencia en nuestra web, tanto con respecto al contenido y utilidades de SrPerro como a los anuncios que muestran en nuestra web nuestros socios publicitarios. Mira nuestra Política de Privacidad, actualizada en mayo 2018, para conocer más detalles sobre nuestras prácticas de recopilación de datos. Al hacer clic en Aceptar, nos autorizas a usar cookies para los fines enumerados. Aceptar