• Compartir
  • Whatsapp de SrPerro

Las épicas aventuras en la naturaleza de una pit bull que pasó el primer año de su vida encerrada en un sótano

Las épicas aventuras en la naturaleza de una pit bull que pasó el primer año de su vida encerrada en un sótano

Última actualización del articulo el día 07/08/2019

La vida de Penni ha cambiado por completo desde que Blaine la adoptó. Esta pit bull tenía miedo a todo, a todo: no quería ni andar, se quedaba en una esquina de su nueva casa y trataba de evitar todo contacto con los demás... y es que el primer año de su vida lo había pasado encerrada en un sótano y había sido maltratada física y emocionalmente hasta que la abandonaron en la calle.

Tras dos años de paciencia y cariño, dos años en los que Blaine poco a poco logró que Penni entendiera que podía confiar en él y en el resto de los humanos, mirad cómo está: ahora es una aventurera que acompaña a Blaine a lugares espectaculares donde ambos disfrutan juntos.

Confianza al 100% en su humano... más relajada, imposible, ¿no?

Además, Penni se ha convertido una embajadora de la causa Pit Bull porque demuestra a todos a los que se encuentra lo buenaza y sociable que es.

Blaine tiene claro que Penni le ha cambiado la vida: ella es especial y es capaz de convertir a una persona amante de los gatos en alguien 100% perruno :-) Y todo ello porque, por fin, está recibiendo el cariño que ella necesitaba.

En la entrevista que le han hecho para The Dodo cuenta toda su historia:

Podéis seguir disfrutando con las imágenes de los viajes de esta pareja en su instagram.

 

 
Benji

This rescue pit used to be scared of everything — but now she can do anything (and even goes rock climbing!). Brought to you by Benji, only on Netflix 3/16

Posted by The Dodo on Tuesday, March 6, 2018

 

 

Te puede interesar

Un hombre y su perro, una relación conmovedora, una aventura de 60 días en la naturaleza

El viaje de su vida: un joven enfermo recorre EEUU junto a su perra captando espectaculares fotos

La felicidad compartida en la montaña: un esquiador y su perra disfrutan en Bariloche