• Compartir
  • Whatsapp de SrPerro

Las aventuras de Laura y Charlie, una niña y su perro, ¡una pareja imbatible!

Las aventuras de Laura y Charlie, una niña y su perro, ¡una pareja imbatible!

Laura se está criando con un compañero de cuatro patas, Charlie el Beagle. Desde que ella era una bebé el can ha estado a su lado, una presencia cálida y recomfortante. Ahora que Laura va creciendo la pareja ya puede corretear y jugar, ¡y vaya si lo hacen! Siempre, claro, bajo la atenta mirada de su madre, algo importante cuando niños pequeños y perros interactuan.

Laura y Charlie quieren correr nuevas aventuras juntos. En su camino, una puerta cerrada. Pero el trabajo en equipo funciona, ¡demostrado!

En este vídeo que casi parece un time lapse podréis ver cómo han sido sus cinco primeros años juntos...

Este tercer vídeo es igual de divino, pero además es interesante por dos razones que comentamos después. Charlie ha debido de subirse en la mesa a buscar algo de comer y ha tirado el cuenco de Laura al suelo, rompiéndolo. ¿Qué hace Laura? Pues... ¡consolar al perro! 

Como veréis, Charlie está tan pancho pese a haber hecho una trastada evidente. Fijo que si un adulto le apunta ahora con el dedo diciendo ¿Charlie, qué es esto? en tono serio, el can mostraría todo el repertorio de señales de calma que nosotros solemos interpretar como culpa: sí, el mito de los perros culpables en acción.

Charlie reaccionaría ante el tono disgustado del humano y a través de su lenguaje corporal trataría de calmar a esa persona enojada, pero él no se siente culpable, no tiene porqué saber que ha hecho algo mal. 

Por otro lado, Charlie también deja clarísimo que aunque adora a su humana, lo de los achuchones no va con él. No hay más que ver su expresión cuando Laura le abraza...

Obviamente el can la deja hacer pero por eso mismo es tan importante enseñar a los niños cómo interactuar con los perros, no todos son tan pacientes o buenazos como Charlie. Y los datos deberían hacernos reflexionar: las mordeduras caninas suelen ser de perros conocidos, especialmente en el caso de los niños pequeños.

Ahora, por cierto, Laura y Charlie tienen a otra compi de aventuras, Lilly, una cachorrota que acaba de incorporarse a la familia.

Te puede interesar

Riesgos para los niños al no saber interpretar correctamente el lenguaje de los perros

Un Gran Danés muy paciente y su amiga, una Picasso en potencia

Bálsamo para humanos estresados: perros niñera en acción

Utilizamos cookies para personalizar y mejorar tu experiencia en nuestra web, tanto con respecto al contenido y utilidades de SrPerro como a los anuncios que muestran en nuestra web nuestros socios publicitarios. Mira nuestra Política de Privacidad, actualizada en mayo 2018, para conocer más detalles sobre nuestras prácticas de recopilación de datos. Al hacer clic en Aceptar, nos autorizas a usar cookies para los fines enumerados. Aceptar