TODOS LOS TEMAS
Perro Urbano

Las mordeduras caninas suelen ser de perros conocidos: el mayor riesgo es para niños y hombres

Compartir

El CDC (Centers for Desease Control & Prevention) advierte sobre las mordeduras de perro. Y en su caso lo hacen por el riesgo de infección: en EEUU se calcula que se producen 4.5 incidentes anualmente y 1 de cada 5 mordeduras de perro se infectan. ¿Quién, según sus datos, suele sufrir más mordiscos caninos? Los niños pequeños y los hombres.

En su web podéis encontrar consejos útiles sobre cómo actuar tanto si la mordedura es leve como si es grave.

En el primer caso recomiendan lavar la herida con agua y jabón, aplicar alguna crema antibiótica y cubrirla. Y, en caso de que tengas cualquier reacción, ir al médico de inmediato. 

En caso de heridas profundas, su consejo es presionar con alguna toalla limpia para tratar de parar la hemorragia y acudir al médico lo antes posible. 

Pero si hablamos, como es lógico, de las causas y de cómo prevenir un posible incidente (aquí tenéis nuestros consejos para evitar sustos y disgustos, para que los niños sepan cómo actuar y eviten ser mordidos), desde el CDC explican algo que a muchos quizá les sorprenda:

 "Más de la mitad de las lesiones por mordedura de perro se producen en casa, con perros conocidos. Entre los niños y los adultos, tener un perro en el hogar se asocia con una mayor probabilidad de ser mordido que no tener un perro. A medida que el número de perros en la casa aumenta, también lo hace la probabilidad de ser mordido. Los adultos con dos o más perros en el hogar tienen cinco veces más probabilidades de ser mordidos que los que viven sin perros en casa."

¿Un ejemplo? Mirad este vídeo que se hizo viral hace tiempo. Se ha visto más de un millón de veces porque a la mayoría de la gente le resulta adorable. 


Pero miradlo con calma y miradlo bien: el perro bosteza, se chupa el hocico... una señal tras otra de que no quiere ser abrazado, de que está incómodo en esa situación.

Otras estadísticas hablan de una cifra concreta: el 77% de los mordiscos a niños pequeños son de perros conocidos, puede ser el can de la familia o el de algún amigo que visita la casa.


Hay dos problemas que pueden ser paliados con educación y concienciación: por un lado los niños, la gran mayoría, no saben interpretar correctamente el lenguaje corporal de los perros. 

Y por otro, algo que resulta más sorprendente: los adultos, sobre todo los que tienen perro, tampoco saben identificar las situaciones que pueden ser peligrosas

Un reciente estudio de la Universidad de Ankara ha demostrado que las personas se equivocan al evaluar el comportamiento de los canes y creen que están relajados cuando en realidad están mostrando -a través de diversas señales de calma- síntomas de estar incómodos y estresados.

Los investigadores concluyen que los dueños de perro que no tienen conocimientos avanzados sobre comportamiento canino tienden a pensar que los perros son más amigables, etc. 

Es decir, es clave educar a los niños para que sepan lo que deben y no deben hacer pero es también crucial que cualquier adulto que tenga relación con perros y niños sepa reconocer las señales de calma y sepa establecer normas que eviten situaciones de riesgo.



Te puede interesar


Utilizamos cookies para personalizar y mejorar tu experiencia en nuestra web, tanto con respecto al contenido y utilidades de SrPerro como a los anuncios que muestran en nuestra web nuestros socios publicitarios. Mira nuestra Política de Privacidad, actualizada en mayo 2018, para conocer más detalles sobre nuestras prácticas de recopilación de datos. Al hacer clic en Aceptar, nos autorizas a usar cookies para los fines enumerados. Aceptar