• Compartir
  • Whatsapp de SrPerro

La policía de Zaragoza investiga la muerte de Lucky e insiste, "era muy agresivo"

La policía de Zaragoza investiga la muerte de Lucky e insiste,

La indignación ante la muerte de Lucky -por un disparo de la policía- el pasado viernes en Zaragoza crece de forma imparable en internet. Casi 50.000 firmas en Change.org en pocos días. Eso ha obligado tanto a la polícía como al Ayuntamiento a abrir una investigación sobre lo ocurrido. Mientras Alberto Belloch, el Alcalde, se ha mostrado extrañado de que no hubieran podido dormir al animal con un dardo narcótico, la policía ha emitido un largo comunicado en el que detalla su versión de los hechos y reitera: el perro era muy peligroso y ya había mordido a alguien en el pasado.

La investigación, dicen, está en marcha. Habrá que ver cómo evoluciona la situación porque las versiones sobre lo sucedido no pueden ser más dispares, como ya os contamos.

Desde PACMA Aragón insisten en que Lucky no era agresivo sino que estaba asustado:

"El pasado viernes un agente de la Policía Local abatió a tiros a un perro que se había asustado y escapado cuando paseaba con su propietario por Zaragoza. Éste había avisado a la Policía Municipal de la desaparición del animal para que los agentes estuvieran atentos si lo veían por la ciudad. Dos policías municipales localizaron al perro en un parque cercano, y trataron de reducirlo con una silla, según relatan algunos testigos presentes. El animal se encontraba asustado, por lo que no lograron detenerlo de de esta manera, que denota un absoluto desconocimiento sobre el trato con animales, y fue entonces cuando uno de los agentes emprendió un abatimiento a tiros, que acabó con la vida del perro al instante."

La Policía Local de Zaragoza reitera que el can era peligroso e indican que ya había habido un (extrañísimo, por cierto...) suceso protagonizado por Lucky y su dueño en 2009. Este es el texto íntegro del comunicado:

La Policía de Zaragoza investiga el incidente con un perro agresivo cerca de la calle Escultor Palau

Los agentes  fueron requeridos en la calle por un vecinos, quien alertó sobre la presencia de un perro “grande y suelto” que había intentado morderle

Los hechos ocurrieron cuando una patrulla de la Policía de Zaragoza que circulaba por Vía Hispanidad fue interceptada y parada por un ciudadano que les solicitó ayuda ya que había un perro “grande que iba suelto por la calle” y que había intentado morderle, además de señalar que el animal estaba creando situaciones de peligro a los coches que circulaban por esta vía, ya que andaba cruzando de un lado a otro de la calzada.

Los agentes, que atendieron la petición vecinal a la altura de la urbanización Alférez Rojas, se dirigieron al encuentro del perro (un cruce de mastín con grifón de más de 50 kilos de peso).

La Policía también realizó una llamada al Centro de Protección Animal para solicitar su intervención, aunque posteriormente, tras el desenlace de los hechos, anuló la petición.

A la altura del cruce con la calle Escultor Palau uno de los agentes intentó acercarse al perro para recogerlo, pero el animal ya demostró un carácter agresivo e hizo ademán de morder al policía. Esta situación la evitó un testigo que enarboló una silla de una terraza para disuadir al perro, que volvió a escaparse.

Durante la huida, el perro siguió mostrándose agresivo con las personas que estaban en las terrazas de los establecimientos.

En ese momento, llegó al lugar el dueño del perro a quien el animal no atendió cuando le llamó para que acudiera a su lado, por lo que el can siguió alejándose por las calles del barrio. Como el propietario no podía moverse con tanta velocidad como el perro, los agentes trataron de alcanzarlo para dar tiempo a que el dueño volviera a llamarlo, aunque no era posible acercarse demasiado por su agresividad.

Siguiendo al perro llegaron a la plaza Berenguer de Entenza, donde un joven que paseaba a su mascota, dijo conocer al perro suelto y trató de acercarse y cogerlo, algo que no logró porque también se puso agresivo contra él.

Una vez en la explanada de la plaza, los agentes intentaron cortar el paso al perro para que no siguiera huyendo sin control, cuando se lanzó a morder a uno de ellos, quien tras comprobar que no había personas en las inmediaciones, dio tres pasos atrás para que el pero no le alcanzase y le disparó con el arma orientada al suelo.

Los tres testigos presenciales de los hechos con los que la Policía estableció contacto a lo largo de la persecución indicaron que “no era la primera vez que veían a ese perro suelto, sin correa y sin dueño” y corroboraron que se trataba de “un perro muy agresivo”. Posteriormente, estas declaraciones han sido incorporadas por ellos mismos a las diligencias.

Además, la Policía recibió otra llamada telefónica de una persona, que es guía canino y se ofreció como testigo, ya que conocía al perro que ha protagonizado el incidente, del que resaltó la habitual agresividad y dijo que es “un animal muy territorial” a la vez que destacó que “en la zona se le tenía miedo”. También explicó que el propietario “no atendía bien” al animal. Desde ese momento, la central telefónica de la Policía está recibiendo nuevas llamadas corroborando la actitud de animal y avalando la acción de los agentes.

Posteriormente, otra patrulla de agentes llevó a dependencias policiales al propietario del perro porque no llevaba ninguna documentación y se negaba a dar sus datos personales y razón de su domicilio, profiriendo insultos contra los agentes.

Tampoco ha sido esta la única ocasión en que el propietario ha protagonizado incidentes con su perro. Ya el verano pasado fue detenido por amenazar con un cuchillo de 29 centímetros de hoja a su perro, que según su versión “se había perdido” y “no le hacía caso” y a los propios agentes que también en esa ocasión prestaban servicio tras una demanda de ayuda por parte de un vecino. En 2009, hay constancia de que este mismo perro mordió a un ciudadano."

En Mascoteros han hablado con Manuela García Villamayor, responsable de protección animal del Ayuntamiento de Zaragoza.  Ha pedido prudencia hasta que se sepa la verdad. Podéis escuchar la entrevista aquí, a partir del minuto 40: Eso sí, se despacha a gusto con el dueño del perro: “para mí el asesino, el único asesino, ha sido el propietario. (...) Tenemos que exigir que a la gente le quiten a los animales antes de que sucedan estas cosas”.

Carlos Rodríguez, director  de “Mascoteros”, también ha entrevistado al hijo del propietario de Lucky, según cuenta en su web. Niega tanto que el can fuera agresivo como que su padre estuviera borracho. Ha explicado que tiene un problema de salud que le produce una dificultad al hablar cuando se pone nervioso.

Seguiremos compartiendo información según nos enteremos de más datos que aclaren la cuestión. Sin duda, sería útil que alguien logre localizar al guía canino del que habla la policía: su comentario parece justamente el contrario de lo que habían dicho otros testigos. Y resulta contradictorio con la reacción de todos los presentes en la zona tras la muerte de Lucky

 

+ información

La negra estrella de Lucky, el perro abatido a tiros por la policía de Zaragoza

Utilizamos cookies para personalizar y mejorar tu experiencia en nuestra web, tanto con respecto al contenido y utilidades de SrPerro como a los anuncios que muestran en nuestra web nuestros socios publicitarios. Mira nuestra Política de Privacidad, actualizada en mayo 2018, para conocer más detalles sobre nuestras prácticas de recopilación de datos. Al hacer clic en Aceptar, nos autorizas a usar cookies para los fines enumerados. Aceptar