• Compartir
  • Whatsapp de SrPerro

La historia de Duke, abandonado y atado durante 10 días por ser "contagioso", ahora adoptado y feliz

La historia de Duke, abandonado y atado durante 10 días por ser

Rudozem Street Dog Rescue es una organización que ayuda a perros y gatos en Bulgaria. En su web y en sus redes sociales podréis ver el titánico trabajo que tienen y cómo su labor -con ayuda de donaciones de todo el mundo- mejora la vida de los animales. Comparten incontables historias que te encogen el corazón y otras, como la de Duke, que emocionan: muestran el efecto real de los esfuerzos de todos esos voluntarios, de toda la gente buena que se involucra para sacar adelante a los animales que tanto lo necesitan.

Duke fue abandonado: lo ataron a un trailer, sin comida ni agua, y allí lo dejaron porque, decían, tenía una enfermedad que era contagiosa para los humanos.

El pobre perro sólo logro sobrevivir porque la gente que pasaba por allí le daba de beber y de comer. Alguien avisó a Rudozem Street Dog Rescue y aunque en ese momento tenían el refugio saturado y su casa llena de animales, no lo dudaron: fueron en su ayuda.

No tenía nada contagioso pero sí tenía las patas deformadas, en ese momento pensaron que quizá se debiera a un problema congénito, posteriormente, cuando el perro fue al veterinario y lo examinaron, descubrieron la atroz verdad: alguien le había machacado a palos, le habían roto los huesos y los ligamentos. 

Este es el vídeo que compartieron cuando encontraron y rescataron a Duke. Te parte el corazón ver lo cariñoso y confiado que es el pobre can con todo lo que habría pasado.

Duke se quedó en casa de los responsables de Rudozem Street Dog Rescue donde empezó a conocer lo que es ser querido y cuidado.

Tras un chequeo exhaustivo en el veterinario primero le colocaron unas tablillas en las patas para ver cómo evolucionaba: como era un jovenzuelo de 10 meses aún tenía que crecer y era mejor posponer cualquier operación.


Siguieron monitorizando sus progresos con radiografías y visitas al vete. Hubo una pequeña intervención y Duke siguió mejorando.



Pasaron algunos meses más y Duke estaba casi casi bien del todo. Y él, tan contento... siempre moviendo el rabillo y contagiando su felicidad a los demás. En este otro vídeo podréis ver su evolución, ver cómo disfruta con vendas y todo de su nueva vida. ¡Está guapérrimo y feliz!

Y entonces, una gran noticia: una mujer del Reino Unido quería adoptar a Duke. Había conocido su historia a través de internet y quería cuidar de ese can.

Una vez que los vetes de Bulgaria le dieron el visto bueno, pudieron preparar esa nueva aventura, un viaje a su nuevo hogar. 


¿Y cómo está ahora Duke? Esta es la última foto que han compartido, de hace un mes... más pancho y más feliz, imposible :-)


¡Qué suerte ha tenido Duke! Si queréis echar una pata a esta organización, aquí podéis hacerlo.


Te puede interesar

5 razones -50 ó 500- para adoptar a un perro adulto como Hades

¿Algo bueno?, ¡algo muy bueno!: la felicidad de una SraPerra adoptada


Utilizamos cookies para personalizar y mejorar tu experiencia en nuestra web, tanto con respecto al contenido y utilidades de SrPerro como a los anuncios que muestran en nuestra web nuestros socios publicitarios. Mira nuestra Política de Privacidad, actualizada en mayo 2018, para conocer más detalles sobre nuestras prácticas de recopilación de datos. Al hacer clic en Aceptar, nos autorizas a usar cookies para los fines enumerados. Aceptar