• Compartir
  • Whatsapp de SrPerro

El caso de Lía, la pit bull maltratada en Ibiza, y la importancia de la nueva Ley de Bienestar Animal

El caso de Lía, la pit bull maltratada en Ibiza, y la importancia de la nueva Ley de Bienestar Animal

Última actualización del articulo el día 14/11/2023

Pese a las muchas carencias y defectos que pueda tener la nueva Ley de Bienestar Animal, entre otros el haber sentado un peligroso precedente por diferenciar entre los derechos de los perros de caza o de trabajo y el resto de canes, es importante tener en cuenta que también contiene una serie de medidas que ayudan a luchar contra el maltrato animal.

En el caso de Lía, la Ley de Bienestar Animal podría resultar clave para evitar que esta pobre perra siga viviendo un absoluto calvario.

Todo está en manos del Ayuntamiento de Sant Antoni de Portmany, Ibiza y por eso mismo las asociaciones que están denunciando la dramática situación en la que se encuentra la perra se han movilizado para dar visibilidad a su caso, para que el consistorio no pueda desentenderse.

Como sabéis, la Ley de Bienestar Animal prohibe explícita y tajantemente dejar a perros de manera continuada en balcones o terrazas, y es justamente lo que -por segunda vez en su corta vida- le está sucediendo a esta joven Pit Bull. 

La primera vez que las autoridades le retiraron la custodia a su "familia" fue antes de la entrada en vigor de la ley y solo (explican desde el Ayuntamiento) pudieron alegar una falta administrativa. Es por ello que, cuando esa falta fue subsanada, devolvieron a la perra.

 

En Can Gossos se ocuparon de Lía durante 5 meses, el único tiempo en el que esta perra ha conocido el cariño y la atención de personas que realmente han velado por su bienestar.

Entonces no tuvieron más remedio que devolvérsela a las personas que la tenían en esa terraza:

"Por decisión del Ayuntamiento de San Antonio y la resolución de justicia de no considerar el maltrato animal a pesar de todos los informes presentados, la cachorra de Pitbull "Lía" ha sido recogida ayer por su dueña después de haberle concedido la licencia de PPP", explicaban en sus redes.

 

Hasta que, meses después, sorpresa, alguien, y no precisamente del ayuntamiento, volvió a documentar y denunciar cómo estaba la perra de nuevo, otra vez en la terraza y lo que es peor, ahora muchas veces atada.

Desde el Ayuntamiento de Sant Antoni de Portmani han emitido un comunicado para explicar cómo se ha gestionado este caso:

"Los primeros hechos que pudieran ser constitutivos de denuncia ocurrieron en agosto de 2022. Según la Ley 1/1992, de 8 de abril, de Protección de los Animales que viven en el entorno humano, y los datos de los que disponía el Ayuntamiento, no se pudo verificar un maltrato al animal. En cambio, sí se pudo actuar en cuanto a infracciones administrativas.

Por ese motivo, y una vez subsanadas las incidencias administrativas, como la tramitación de la licencia para la tenencia de Perros Potencialmente Peligrosos (PPP) en febrero de 2023, el animal fue devuelto a su propietaria.

Desde el momento en que se hizo entrega del animal, se han realizado varias inspecciones periódicas, ya sea por parte de los técnicos del Ayuntamiento como por parte de la Policía Local de Sant Antoni. En concreto, desde febrero de 2023 hasta el 10 de noviembre 2023 se han realizado cuatro inspecciones.

En las tres primeras inspecciones no se detectaron in situ indicios de maltrato ni indicios sancionables administrativamente. Sin embargo, en esta última inspección se comprobó la colocación del bozal y que el animal hace uso de la terraza como su espacio habitual.

Con la entrada en vigor, el 29 de septiembre de 2023, de la nueva Ley 7/2023, de 28 de marzo, de Protección de los derechos y el bienestar de los animales, estas conductas están tipificadas como infracciones y desde el Ayuntamiento de Sant Antoni ya se está trabajando en la resolución de las mismas al amparo de la citada norma. Estos dos hechos constituyen infracciones según la nueva ley y se han incoado los correspondientes expedientes sancionadores.

El Ayuntamiento ha solicitado la colaboración de veterinarios funcionarios del Consell Insular d’Eivissa y se está programando una quinta inspección con medios externos y con Policía Local para constatar el estado en el que se encuentra el animal.

De esta forma, el Ayuntamiento está realizando un seguimiento exhaustivo de este caso desde hace meses y tomando las medidas oportunas según la normativa vigente."

Lo que le está sucediendo a Lía es o bien falta leve o bien falta grave (porque depende de si está de manera permanente en esa terraza) pero está claro que existe el riesgo de que, de nuevo, su "familia" haga ver que la perra no vive en la terraza cuando se produzca la nueva inspección.

Es por ello que en redes sociales y también a través del correo electrónico, cientas de personas siguen pidiendo al Ayuntamiento de Sant Antoni que intervenga. Que decomisen al animal para evitar que pueda seguir sufriendo ese maltrato tan atroz.

Ahora tienen una herramienta legal que antes no tenían, como ellos mismos reconocen en su comunicado y el maltrato continuado está documentado así que esperamos que pronto haya alguna novedad positiva en el caso de Lía. 

Te puede interesar