• Compartir
  • Whatsapp de SrPerro

Denuncian el trato recibido por una pareja y sus perros en RENFE, ¡los echaron del AVE!

Denuncian el trato recibido por una pareja y sus perros en RENFE, ¡los echaron del AVE!

¡Vaya pesadilla! Qué horror de historia la que ha compartido en twitter el DJ Alex Guerrero tras presenciarla en el viaje de Madrid a Sevilla en el AVE, el día de Nochebuena.

Por si no podéis leer bien el texto que aparece en twitter, os resumimos lo sucedido a continuación: 

Pesadilla en Renfe

Una pareja viajaba de Madrid a Sevilla con sus dos perros, cada uno en su transportín. 

Según explica Alex, uno de ellos, un Bichón Maltés, estaba recién operado, le habían puesto una válvula en el corazón, y por eso lo sacaron del transportín y se lo pusieron en el regazo. Entonces, para no molestar, optaron por sentarse en el espacio que hay entre vagones.

Las normas de Renfe para viajar con perro en el tren son claras -las podéis consultar aquí- pero, aún así, lo sucedido no tiene nombre. 

Y sí, efectivamente, la norma es que el can ha de viajar siempre dentro del transportín y por lo tanto está prohibido que vaya en el regazo pero parece que nadie se quejó y que las personas que viajaban en ese vagón entendieron que era una situación excepcional

Las personas sí, pero no el responsable de la empresa en ese AVE destino a Sevilla. Decidió -pese a los intentos de los viajeros por evitar ese desenlace-, llamar a la policía local y echar del tren a la pareja y a los perros ¡y estamos hablando de la tarde de Nochebuena! 

Iban a Sevilla y los dejaron en la estación de Córdoba. A unos 140 km de su destino. Si tienes coche, menos de dos horas de viaje. Pero si no tienes coche, o no puedes conducir... una distancia infinitamente más grande.

RENFE ha contestado, vía twitter, a la denuncia pública que ha publicado Alex Guerrero.


Está por ver qué efecto tiene esa investigación. Con las normas en la mano puede que tenga razón Renfe pero ¿realmente era necesario tomar esa drástica decisión si no estaban causando ninguna molestia a los demás viajeros? 

Entre tanto en twitter se ha montado el debate habitual sobre cómo tratar a los animales, sobre el derecho de unos y otros, sobre el problema de los que tienen alergia, etc.


Está claro que el sacar a un perro del transportín va contra las normas pero si, como explica Guerrero, nadie se había quejado, no estaban molestando, ¿realmente había que expulsarles del tren, siendo además Nochebuena? ¿No se podía haber encontrado una solución menos drástica? ¿Una alternativa algo más razonable?

No se trata ahora de insultar a diestro y siniestro como suele ser común en redes sociales. Eso de poco sirve. Tampoco creo que se pueda sancionar a alguien por hacer cumplir las normas a rajatabla, pero lo sucedido debería conllevar, como mínimo, una reflexión sobre el trato que se da a los animales para que algo así no pueda volver a suceder.  

Por esa regla de tres a mí me podrían haber dejado tirada en no sé cuantas estaciones por haber permitido a Colega sacar la cabeza del transportín (la norma indica que el perro debe de ir dentro de un contenedor cerrado). Y sin embargo en 5 años recorriendo España con él permanentemente a mi lado, salvo contadas excepciones, como mucho le sonreían en los raros momentos en los que se levantaba para estirarse porque nunca, nunca ladró o molestó o incordió a nadie. Al revés, cosechó caricias y mimos y sonrisas.  


Sólo recuerdo un viaje, a Málaga, en el que me tocó mesa de cuatro y pedí al revisor si me podía cambiar a otro asiento porque no cabía el transportin por la pata de la mesa. Un transportín que cumplía con las medidas exigidas por Renfe, por si a alguien le entra la duda. El simpático revisor me dijo que dejara al perro con las maletas. 

Tuve que explicarle que eso no iba a suceder nunca y que, además, esa no era la norma de Renfe, al menos no la que explican en su web: no dice en ningún sitio que el perro tenga que ir apilado como un bulto más junto a las maletas y alejado de la persona que ha pagado su billete, vamos de su humano. 

Al final acabamos charlando y acabó cediendo: mientras él me contaba los excesos que había visto por parte de ciertos dueños de canes yo intenté explicarle que la mayoría no somos así, que para nosotros los perros son nuestra familia y queremos que estén bien, que viajen a nuestro lado y estén cómodos, eso es todo. 

Sí, estoy totalmente de acuerdo en que hay que cumplir las normas pero también hay que tener un poco de humanidad, ¿no?

No quiero ni puedo imaginar el disgusto y la tristeza de esa pareja que, en Nochebuena, se encontró en una ciudad que no era la suya y teniendo que terminar su viaje a saber cómo para llegar a casa. Con sus perros.

PD: Según cuentan en Verne, desde Renfe niegan haber dejado tirados a los viajeros en Córdoba. Les permitieron subir en le siguiente AVE destino a Sevilla. Pelín raro todo, pero según la aclaraciones recogidas en ese artículo, Renfe dice que la pareja fue advertida en reiteradas ocasiones para que metieran al perro en el transportín. Como no lo hicieron, los expulsaron del tren. 

Utilizamos cookies para personalizar y mejorar tu experiencia en nuestra web, tanto con respecto al contenido y utilidades de SrPerro como a los anuncios que muestran en nuestra web nuestros socios publicitarios. Mira nuestra Política de Privacidad, actualizada en mayo 2018, para conocer más detalles sobre nuestras prácticas de recopilación de datos. Al hacer clic en Aceptar, nos autorizas a usar cookies para los fines enumerados. Aceptar