• Compartir
  • Whatsapp de SrPerro

Cruelty Free International denuncia brutales abusos a perros, conejos, cerdos y otros animales en un laboratorio de Madrid

Cruelty Free International denuncia brutales abusos a perros, conejos, cerdos y otros animales en un laboratorio de Madrid

Última actualización del articulo el día 15/04/2021

Una investigación de Cruelty Free International revela el sufrimiento extremo y la crueldad que soportan los animales en los laboratorios, en este caso en Madrid, en Vivotecnia: en este lugar se realizan estudios de seguridad de productos para las industrias cosmética, química y agroquímica con monos, cerdos, perros, conejos, ratones y ratas.

Recogida de firmas para pedir el cierre de Vivotecnia

ACTUALIZACIÓN 15 ABRIL:Hay una investigación en marcha. Los animales siguen dentro de Vivotecnia aunque todas las actividades del laboratorio están paralizadas y allí hay al menos un veterinario para garantizar su seguridad. En paralelo, prosiguen las movilizaciones tanto en redes como en la calle y, sobre todo, no cesa el empeño de diversas organizaciones por hacer avanzar el caso legalmente para lograr forzar el decomiso seguro de los animales.

La denuncia de Cruelty Free International, que ha sido posible a través de una persona que trabajó en Vivotecnia entre 2018 y 2020, pone los pelos de punta. Incluso hay un vídeo brutal -que no hemos sido capaz de ver- en el que se documentan muchos de los abusos.

- Actos deliberados de crueldad gratuita hacia los animales, incluidos golpes y sacudidas. 
- Burlas hacia los animales que estaban estresados ​​y sufriendo, incluidos aquellos que estaban muriendo.
- Técnicas espantosas y malas prácticas que infligen aún más sufrimiento y la muerte, incluida la falta de anestesia o la anestesia inadecuada.
- Mal manejo y sujeción de los animales, lo que provoca que los conejos sufran lesiones en la columna.
- Animales que son sacrificados en presencia de otros de su especie.
- Infracciones sistémicas de la legislación española y de la UE.

Es por ello que Cruelty Free International ha lanzado una campaña internacional, que está dando la vuelta al mundo siendo noticia en medios comoThe Guardian, en la que se informa sobre estos hechos atroces y, en paralelo, han lanzado una recogida de firmas para pedir al Gobierno que cierre ese infecto lugar.


Según explican desde Cruelty Free Internacional, las pruebas de toxicidad implican dosificar a los animales para ver qué cantidad de una sustancia química o fármaco se necesita para causar un daño grave, en un intento de medir cuál podría ser una dosis "segura" para los seres humanos. A grupos de animales se les inyecta o se les fuerza a ingerir o inhalar cantidades crecientes de una sustancia para medir los efectos tóxicos que pueden ser graves e incluyen vómitos, hemorragia interna, dificultad respiratoria, fiebre, pérdida de peso, letargo, problemas de la piel, insuficiencia orgánica e incluso muerte. No se proporcionan anestésicos ni analgésicos.

¿Su conclusión? Cada especie de animal a menudo reacciona de manera diferente a la misma sustancia y la reacción en los seres humanos puede ser totalmente diferente, por lo que consideran que estas pruebas son predictores poco confiables de medicamentos seguros y efectivos para humanos.

 

 

Además, desde Cruelty Free consideran que Vivotecnia infringe sistemáticamente las legislaciones europeas y española que regulan el uso de animales en procedimientos científicos. Infracciones como: manipular a los animales de manera indebida, causarles sufrimiento indebido en procedimientos como la sonda oral y la extracción de sangre, perros aislados en viviendas estériles y mal mantenidas, sin juguetes ni ropa de cama, sin programas regulares de ejercicio...

Según el comunicado que la empresa Vivotecnia le ha enviado a The Guardian, niegan que en su laboratorio exista una cultura de abuso, más bien al contrario: "trabajamos en todo momento para garantizar la calidad de nuestro trabajo, siempre teniendo en cuenta el bienestar animal”.

Es lo mismo que destacan en su propia web:

"El bienestar de los animales de experimentación es un tema fundamental para Vivotecnia,  así como lo es el estricto respeto y cumplimiento de la legislación vigente sobre protección de animales utilizados en experimentación  y otros fines científicos, incluyendo la docencia. Nuestro objetivo es alcanzar los más altos estándares de bienestar animal, no solamente desde el punto de la responsabilidad moral sobre los mismos, sino también porque no se podría lograr ciencia de calidad sin bienestar animal. Nuestra experimentación animal cumple con los estándares legales y es revisada por un comité ético de experimentación animal, que promueve el uso de métodos alternativos, la reducción del número de animales utilizados, y el refinamiento de los procedimientos experimentales. Ningún proyecto de investigación que requiera el uso de animales puede comenzar sin la preceptiva evaluación ética y la autorización final por parte de la respectiva autoridad competente."

¿La realidad? Para quien pueda soportarlo, el vídeo que comparten desde Cruelty Free International. Ahí aparece este pobre Beagle, entre otros muchos animales.

Como relatan, horrorizados, en ElDiario.es, el vídeo es inspoprtable e incluye frases como: "¡Muérete hijo de puta!, estoy hasta la polla de conejos y conejas"; "Me cago en el puto perro"; "¡Hijo de puta el mono!"; "Déjale que se rompa la columna (un conejo), no pasa nada"; "¡Cerda psicópata!"... "Aquí está el pito, los huevos deben de estar por aquí", dice alguien mientras dibuja un bigote en el cuerpo de un monito aterrorizado, al que sujetan con fuerza a una mesa".

 

Podéis sumar vuestra firma a la petición en Change.org aquí o pinchando sobre la foto de la propia petición, algo más arriba.

ACTUALIZACIÓN: TRAS LAS CONCENTRACIONES, LOS ANIMALES SERÁN LIBERADOS

Te puede interesar