TODOS LOS TEMAS
Salud perruna

Viruela del Mono y animales de compañía: guía de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades

Compartir
Whatsapp de SrPerro

Última actualización del articulo el día 19/08/2022

Ante la noticia de que una pareja podría haber contagiado la viruela del mono a su perro, un Galgo Italiano, y ante las cifras de contagio en España (somos el país más afectado en toda la UE y el segundo en el mundo tras EEUU), resumimos la guía de consejos específica para animales de compañía en el hogar que han creado en el CDC, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EEUU.

Lo primero a recalcar, para evitar alarmismos, es que el riesgo para los perros es muy, muy bajo -en EEUU, por ejemplo, no se ha notificado ni un solo contagio en canes pese a que allí las cifras de contagio en humanos son elevadas.

La información está actualizada el 17 de agosto 2022.

Es posible que las personas infectadas puedan transmitir el virus de la viruela del mono a los animales a través del contacto cercano, que incluye caricias, abrazos, besos, lametones, compartir áreas para dormir y compartir alimentos.

Las personas con viruela del mono deben evitar el contacto con animales, incluidos los animales domésticos y también silvestres para evitar la propagación del virus.

Si tu can está expuesto a la viruela del mono:

- No abandones o sacrifiques a un animal de compañía por una posible exposición al virus de la viruela del mono.
- No limpies ni bañes a tu perro can con desinfectantes químicos, alcohol, agua oxigenada u otros productos, como desinfectante para manos, toallitas limpiadoras o limpiadores industriales o de superficies.

Si la persona con viruela del mono NO tuvo contacto cercano con perros o gatos después de la aparición de los síntomas, debería pedir a amigos o familiares que vivan en otro domicilio que cuiden al animal hasta que se recupere por completo. El contacto cercano incluye caricias, abrazos, besos, lametones, compartir áreas para dormir y compartir alimentos.

Una vez que se recupere, desinfecta el hogar antes de volver a traer a los animales sanos.

Los perros o gatos que hayan tenido contacto cercano con una persona sintomática deben permanecer en casa y alejadas de otros animales y personas durante 21 días después del contacto más reciente.

Las personas infectadas no deben cuidar a las mascotas expuestas. La persona con viruela del mono debe evitar el contacto cercano con el animal expuesto y, cuando sea posible, pedirle a otro miembro de la familia que cuide al animal hasta que se recupere por completo.

En algunos casos podría ser necesario aislar y cuidar a los animales que han estado expuestos a la viruela del mono en un lugar que no sea el hogar. Sería, por ejemplo, si hay personas inmunocomprometidas, embarazadas, niños pequeños (<8 años) o personas con antecedentes de dermatitis atópica o eccema: ninguno de estos grupos debería cuidar a los animales que tuvieron contacto cercano con una persona con viruela del mono, ya que podría ser más peligroso para ellos.

Si tienes viruela del mono y aún así debes cuidar a perros o gatos sanos durante el aislamiento en casa, lávate las manos o usa un desinfectante para manos a base de alcohol antes y después de atenderlos. También es importante cubrir cualquier erupción cutánea en la medida de lo posible (es decir, mangas largas, pantalones largos) y usar guantes y una mascarilla que ajuste bien mientras cuidas de tus animales.

- No le pongas mascarilla a tu perro.
- Evita el contacto cercano con tu perro o gato.

Asegúrate de que el animal no puede entrar en contacto accidentalmente con artículos contaminados en el hogar, como ropa, sábanas y toallas usadas por la persona con viruela del mono.

No permitas que los animales entren en contacto con erupciones, vendajes y fluidos corporales.

Asegúrate de que la comida, los juguetes, la ropa de cama u otros artículos que proporciones al perro durante el aislamiento no entren en contacto directo con la piel o con erupciones descubiertas.


Qué hacer si una perro o gato muestra signos de viruela del mono

Si bien no conocemos todos los síntomas que pueden tener los animales infectados, vigila al animal para detectar posibles signos de enfermedad, como letargo, falta de apetito, tos, secreciones nasales y/u oculares o costras, distensión abdominal, fiebre y/o erupción cutánea.

Llama a tu veterinario si notas que un animal parece estar enfermo dentro de los 21 días posteriores al contacto con una persona que tiene viruela del mono probable o confirmada. 

No limpies ni bañes a tu perro can con desinfectantes químicos, alcohol, agua oxigenada u otros productos, como desinfectante para manos, toallitas limpiadoras o limpiadores industriales o de superficies.

Separa a ese animal enfermo del resto de animales en casa, si los hubiera, y minimiza el contacto directo entre ese animal y cualquier persona durante al menos 21 días después de enfermarse o hasta que se recupere por completo.

Es preferible mantener a los animales con signos de enfermedad aislados en su hogar y lejos de cualquier persona que no haya tenido viruela del mono.

Las personas inmunocomprometidas, embarazadas, con niños pequeños presentes (<8 años de edad) o con antecedentes de dermatitis atópica o eccema, no deben cuidar a los animales enfermos que hayan tenido contacto cercano con una persona con viruela del mono.

Lávate las manos con frecuencia y usa un equipo de protección personal (EPP) cuando cuides y limpies animales enfermos (guantes, protección para los ojos, así como mascarilla que ajuste bien y una bata desechable.

Si no tienes batas desechables, usa ropa que cubra completamente la piel (es decir, mangas largas, pantalones largos) y lávala inmediatamente después del contacto con el animal o con sus cosas / su cama.

No dejes ni deseches nada que haya estado en contacto con el animal infectado al aire libre porque se pueden producir infecciones por el virus en la vida silvestre.

La ropa de cama, los cuencos de comida y cualquier otro elemento que esté en contacto directo con los animales infectados deben desinfectarse adecuadamente. La ropa sucia y la ropa de cama no debe sacudirse ni manipularse de manera que pueda dispersar partículas infecciosas.

Encontráis toda la información, en inglés, aquí.

Te puede interesar