TODOS LOS TEMAS
Salud perruna

Los 10 síntomas que pueden alertar sobre un cáncer en perros y gatos

Compartir

Casi la mitad de los perros mayores de 10 años desarrollarán cáncer: es la principal causa de muerte en el 47% de los perros y el 32% de los gatos. La detección temprana es igual de importante en los animales que en los humanos pero en su caso es mucho más complicada: no solo no pueden explicarnos lo que les pasa sino que normalmente el cáncer no se puede detectar con análisis de sangre rutinario. Por eso mismo, la Asociación Americana de Medicina Veterinaria ha compartido los 10 síntomas a tener en cuenta, 10 señales de alerta que deberían hacernos ir al veterinario para un chequeo que pueda descartar ese diagnóstico de cáncer.

Los perros y el cáncer: un problema creciente y su relación con la dieta

El termómetro de la buena salud para cachorros y perros adultos

Los síntomas que detallamos aquí no significan que un perro (o un gato) tenga cáncer pero sí son útiles para una detección temprana o, incluso, para permitir detectar alguna otra dolencia que pudiera necesitar tratamiento.

Si tienes cualquier duda, consúltalo con tu veterinario. Y es siempre recomendable acudir para un chequeo anual aunque tu perro esté perfectamente, es la mejor manera de detectar incontables problemas a tiempo.

 

- Bultos, protuberancias o piel descolorida.

A medida que los perros se van haciendo mayores pueden desarrollar masas como los lipomas que no son preocupantes -es una masa benigna formada por grasa- pero no todos los bultos son de esta índole por lo que es importante evaluar cualquier masa o protuberancia por si se tratara de un tumor. 

 

- Hinchazón abdominal.

Una hinchazón persistente o que va en aumento, incluso si es algo muy lento, merece una visita al veterinario para tratar de determinar una causa.

 

- Heridas que no cicatrizan.

La mayoría de los cortes que se pueda hacer nuestro perro se curan solos. Pero si tu can tiene una herida o una llaga que no mejora, entonces deberías lleverlo al veterinario. 

 

- Cambios repentinos o crónicos en el peso.

Cualquier pérdida repentina de peso es un síntoma a tener muy en cuenta para que tu veterinario realice un chequeo completo a tu can. Igualmente, si coge peso sin razón.

 

- Pérdida de apetito / Dificultad para comer o tragar.

Si parece que tu can ha perdido el apetito, si le cuesta comer o se muestra desganado, podría ser una enfermedad dental pero también algo más grave por lo que es importante que tu veterinario pueda determinar la causa.

 

Sangrado de la boca, nariz u otras partes del cuerpo.

El melanoma es el tumor oral más común en perros, y el carcinoma de células escamosas es el tumor oral más común en gatos.

Muchas veces los chequeos rutinarios podrían ayudar a detectar estos tumores con tiempo pero, en cualquier caso, si notas que la saliva del animal tiene algo de sangre, que come más lentamente o que supura sangre de cualquier parte de su cuerpo, lo mejor es ir al veterinario. 

 

- Cambios drásticos de olor corporal

Si de pronto tu perro huele mal o huele extraño, también es una señal de alerta a tener en cuenta.
 

- Dificultad para respirar o para hacer sus necesidades.

 

- Diarrea o vómitos persistentes.

Lo normal es que la causa de vómitos o diarrea no sea grave pero si persisten, entonces sí es importante ir al veterinario puesto que, además, se corre el riesgo de que el can se deshidrate. 

 

- Hinchazón, dolor o cojeras de causa desconocida.

Hay muchas causas posibles pero cualquier inflamación, dolor o cojera persistentes deben investigarse más a fondo. Igualmente si ves que tu can parece tener menos ganas de andar o que le cuesta subir y bajar escaleras... En los perros, por ejemplo, un tumor óseo llamado osteosarcoma puede causar una hinchazón firme en las patas delanteras o traseras.

 

 

Te puede interesar

Un documental busca ofrecer soluciones innovadoras ante la epidemia de cáncer entre los perros

Preguntas y respuestas sobre nutrición y longevidad canina (y gatuna) con Gerardo Pérez-Carmargo

La familia de un Golden Retriever con un agresivo cáncer le arropan y acompañan para que pueda seguir disfrutando del presente

Utilizamos cookies para personalizar y mejorar tu experiencia en nuestra web, tanto con respecto al contenido y utilidades de SrPerro como a los anuncios que muestran en nuestra web nuestros socios publicitarios. Mira nuestra Política de Privacidad, actualizada en mayo 2018, para conocer más detalles sobre nuestras prácticas de recopilación de datos. Al hacer clic en Aceptar, nos autorizas a usar cookies para los fines enumerados. Aceptar