TODOS LOS TEMAS
Salud perruna

La variante Alfa del COVID podría afectar a perros y gatos, según un estudio, causando problemas cardíacos

Compartir

Un nuevo estudio publicado en Veterinary Record ha revelado que perros y gatos podrían infectarse con la variante Alfa del SARS-CoV-2, la variante británica, y sufrir problemas caríacos. Tras detectar un número más elevado de lo normal de casos de miocarditis en un hospital veterinario especializado en esta patología, se comprobó que todos los animales de compañía habían sido infectados con la variante Alfa.

Hay que tener en cuenta que se trata de un estudio preliminar que refleja los datos de pocos animales. Aún así, sus autores han querido compartir los resultados para que los veterinarios puedan estar alerta y para recalcar -dado que la transmisión sigue siendo de personas hacia los perros y gatos- la importancia de manterner las medidas de seguridad en caso de que una persona contagiada esté ocupándose de cuidar de animales de compañía.

El estudio describe la primera identificación de la variante alfa del SARS-CoV-2 en animales de compañía; dos gatos y un perro dieron positivo en la prueba de PCR, mientras que otros dos gatos y un perro mostraron anticuerpos de dos a seis semanas después de que desarrollaron signos de enfermedad cardíaca.

Muchos de los dueños de estos animales, positivos por COVID-19, habían desarrollado síntomas respiratorios varias semanas antes de que sus canes o mininos se enfermaran.  

Todos estos perros y gatos tuvieron un inicio agudo de enfermedad cardíaca, incluida una miocarditis grave (inflamación del músculo cardíaco).

"Nuestro estudio revela los primeros casos de gatos y perros afectados por la variante alfa de COVID-19 y destaca, más que nunca, el riesgo de que los animales de compañía puedan infectarse con el SARS-CoV-2", explica el autor principal, Luca Ferasin, DVM, PhD, del Ralph Veterinary Referral Center, en el Reino Unido.

“También detallamos las manifestaciones clínicas atípicas caracterizadas por anomalías cardíacas graves, que es una complicación bien reconocida en personas afectadas por COVID-19 pero nunca antes descrita en mascotas.

Sin embargo, la infección por COVID-19 en mascotas sigue siendo una condición relativamente rara y, según nuestras observaciones, parece que la transmisión se produce de humanos a mascotas, y no al revés ".

Como han explicado en The Guardian, todos los animales menos uno se han recuperado por completo.

Y, según reiteran tanto sus autores como otros expertos, se trata de datos preliminares, no se puede afirmar con total seguridad que el virus causara los síntomas de los animales.

Pasado el pico de contagios humanos con la variante británica, el porcentaje de casos de miocarditis en animales volvió a bajar. Es por ello que los científicos consideran que fue la ola de la variante Alpha la que causó ese aumento de casos. Aún así, han querido compartir la información para que los veterinarios tengan todos los datos en caso de que se enfrenten con este mismo problema.

Los signos de miocarditis en perros y gatos incluyen dificultad para respirar, letargo, pérdida del apetito, fiebre o problemas gastrointestinales.

Te puede interesar

 

Utilizamos cookies para personalizar y mejorar tu experiencia en nuestra web, tanto con respecto al contenido y utilidades de SrPerro como a los anuncios que muestran en nuestra web nuestros socios publicitarios. Mira nuestra Política de Privacidad, actualizada en mayo 2018, para conocer más detalles sobre nuestras prácticas de recopilación de datos. Al hacer clic en Aceptar, nos autorizas a usar cookies para los fines enumerados. Aceptar