TODOS LOS TEMAS
Salud perruna

Infección de oídos: síntomas y consejos para evitar la otitis

Compartir

"A mi perro le huelen muy mal los oídos, y mira que se los limpio… ¡hasta le doy con el grifo de la ducha ahí para quitarle bien la suciedad! Pero nada. ¿Qué puedo hacer?"

"A mi perro le huelen muy mal los oídos, y mira que se los limpio… ¡hasta le doy con el grifo de la ducha ahí para quitarle bien la suciedad! Pero nada. ¿Qué puedo hacer?"


Esto ha ocurrido, y ocurre más a menudo de lo que nos creemos. Nos cuentan desde Barkibu que un porcentaje bastante elevado de las consultas que reciben describen mal olor en los oídos, secreción, perros que no paran de sacudir la cabeza… Y muchas veces, aunque la intención sea buena, las soluciones que se buscan no son las más adecuadas.

Por eso los veterinarios de Barkibu han querido compartir estos consejos básicos sobre la otitits en perros, para que todos sepamos qué podemos y qué no debemos hacer y evitar males mayores.


¿Mi perro tiene otitis?

 


Si tu can muestra algunos de estos síntomas, es probable que tenga infección de oídos:


• Sacude la cabeza y se rasca la oreja

• Tiene secreción en las orejas con acumulación de cera y exudado

• Le huelen mal los oídos

• Tiene las orejas rojas y (en ocasiones) duras

• Ladea la cabeza hacia un lado, coincidiendo con el oído que huele mal o tiene secreción

• Pierde pelo alrededor de las orejas


Cómo limpiarle los oídos a tu can

 


Es recomendable una limpieza cada 15 días, o al menos revisar si necesitan una limpieza. La frecuencia debe ser mayor en perros de orejas grandes y caídas, ya que les cuesta más airearlas, así como para los más peludos.

Puedes hacer la limpieza de oídos con una gasa o con alguno de los productos comerciales que existe para este fin. Enrollas la gasa en un dedo y lo introduces hacia la parte interior del oído, pero quedándote en la zona más visible para no hacerle daño.


Puedes echar unas gotitas de suero en la gasa para quitar bien la cera, pero nunca la humedezcas en exceso, ya que la humedad puede causarle una infección.

La parte externa de la oreja (la parte rosada) puede limpiarse con una toalla húmeda.

Si tu can es pequeño o si te resulta difícil usar la gasa, los productos comerciales para limpieza de oídos vienen con aplicadores y son más fáciles de usar. Es importante leer el prospecto durante su uso. (En Tiendanimal encontráis un buen número de productos para limpiar los oídos de los canes)

 

 

Lo que NO debes de hacer NUNCA

 


1. Nunca se debe limpiar el oído con agua o suero echándolos directamente dentro. El agua y el suero suelen quedarse dentro del oído provocando humedad, lo que hace  que crezcan microorganismos que causan infección.

2. Evita que durante el baño entre agua y jabón en el oído.

3. No intentes limpiar hasta el fondo del oído, porque puedes dañar el tímpano.

4. No uses bastoncillos, los bastoncillos arrastran la cera más adentro y pueden dañar el tímpano.

5. Nunca uses la misma gasa para los dos oídos, se cambia entre uno y otro.

6. Cuando seques a tu can tras el baño, no uses el secador en los oídos.

7. ¡Cuidado con los viajes en coche! Los perros que viajan con la cabeza sacándola por la ventanilla todo el rato tienen más probabilidad de padecer otitis.

8. Si tiene una herida dentro del oído, no trates de hacer las curas sin la supervisión de un veterinario.

Si a pesar de tener cuidado, ves que tu can presenta alguno de los síntomas descritos, debes acudir al veterinario. Él podrá valorar si tiene o no infección, y el mejor tratamiento en caso de que así sea.

PD: Si tienes dudas sobre la salud de tu perro, puedes consultar a los expertos de Barkibu a través de la web.

 

Un consejo patrocinado por Barkibu

Utilizamos cookies para personalizar y mejorar tu experiencia en nuestra web, tanto con respecto al contenido y utilidades de SrPerro como a los anuncios que muestran en nuestra web nuestros socios publicitarios. Mira nuestra Política de Privacidad, actualizada en mayo 2018, para conocer más detalles sobre nuestras prácticas de recopilación de datos. Al hacer clic en Aceptar, nos autorizas a usar cookies para los fines enumerados. Aceptar