TODOS LOS TEMAS
Salud perruna

Gastrítis en perros: ¿por qué vomita mi perro? ¿cuándo debo ir al veterinario?

Compartir

Mi perro lleva todo el día vomitando, ¿es grave?

Esta es una consulta que, con frecuencia, atienden los veterinarios de Barkibu en la web, junto con otros problemas como la diarrea. Les hemos pedido que nos aclararan con algo más de detalle qué debemos hacer (y qué no) cuando nuestro can tiene gastritits: no siempre le damos la importancia que puede llegar a tener.

La gastritis es una inflamación del estómago que tiene como principal síntoma el vómito. Hay varias causas que pueden hacer que tu perro vomite, y que dividiremos en causas externas, causas internas y víricas o por parásitos.


A nivel externo, una gastritis puede producirse por:

• Consumir  grandes cantidades de comida

• Consumir  alimentos inadecuados (hierba, huesos, restos de comida casera, basura…)

• Hacer ejercicio nada más comer

• Alergias o intolerancias alimentarias

• Cambios en el dieta

• Ingerir cuerpos extraños o sustancias irritantes (por ejemplo, productos de limpieza)

• Ingerir medicamentos peligrosos para los perros como el ibuprofeno y el paracetamol. Y aquí nos gustaría hacer especial hincapié, ya que mucha gente también escribe diciendo que le han dado un paracetamol o un ibuprofeno “y no mejora”. Nunca se debe medicar a un animal sin prescripción veterinaria, y menos darle ciertos medicamentos de uso humano como los mencionados.

Causas internas de una gastritis son el estrés, la ansiedad a la hora de comer, problemas de riñón, hígado y páncreas o incluso tumores de piel.

Asimismo, la gastritis puede estar producida por virus como el parvovirus (común en cachorritos no vacunados, y muy peligroso), bacterias como la salmonella o parásitos internos, como los gusanos redondos llamados áscaris.


¿Qué hago si mi perro vomita?


Si el can vomita, como primera medida preventiva debemos retirar la comida durante 24 horas. La razón es porque en el caso de que algo esté irritando el estómago de nuestro perrito es importante que lo elimine por completo. Hay que ser estrictos con esto. No le pasa nada por no comer durante 24h, y puede ser clave para que mejore.


Lo que sí daremos es agua para evitar la deshidratación, pero en pequeñas cantidades, pues en muchas ocasiones por el dolor que produce la gastritis nuestros perritos tienden a beber sin control, lo que produce un aumento de los vómitos.

Para que beban poco a poco, podemos ponerle un poco de agua en el bol u ofrecerle agua con una jeringuilla (¡sin aguja, claro!). Es bueno ofrecerles agua cada media hora más o menos, siempre a poquitos.

Si después de las 24 horas de ayuno ha mejorado, lo siguiente que haremos es introducir poco a poco alimento sólido, dieta blanda que sea fácil de digerir.

Podemos darle un pienso especial destinado a este tipo de problemas, comida húmeda, o arroz con pollo.

Lo ideal es que coman pequeñas cantidades de alimento unas 4 o 5 veces al día durante 1 o 2 días. Después pasaremos a su dieta habitual de forma progresiva, mezclando la dieta blanda con su pienso habitual. Si el problema fue el pienso anterior, lo haremos con uno nuevo.


¿Cuándo es necesario acudir al veterinario?


Es importante observar cómo esta nuestro perro. Si su estado general es bueno, está alegre y su comportamiento no ha cambiado de forma drástica, en la mayoría de las ocasiones suelen recuperarse tras las 24 horas de ayuno.

Sin embargo, no debemos olvidar que uno de los principales peligros de la gastritis es la deshidratación. Por eso debemos acudir al veterinario siempre en los siguientes casos:

• Si después de retirarle la comida sigue vomitando o si vemos que empeora, está apático y tristón, apenas bebe agua y él mismo no tiene apetito. Es posible que en esos casos la gastritis sea más severa y necesite medicación para detener lo vómitos, o que la causa de la gastritis sea un objeto extraño.

• Si estamos seguros de que la causa del vómito es la ingestión de medicamentos, sustancias irritantes u objetos extraños.

• Si los vómitos van acompañados de diarrea, ya que se deshidratan muy rápido.

• Si en los vómitos observamos hilos parecidos a espaguetis, lo que indica que hay parásitos.

• Si vomita sangre sólo y únicamente (síntoma de que puede haber una úlcera).

• Si se trata de un cachorrito es importante acudir si desde el primer momento notamos apatía, pues en ellos la deshidratación es extremadamente peligrosa. Los vómitos seguidos de diarreas pueden ser síntoma de parvovirosis.

Un truco para saber si se está deshidratando es pellizcarle la piel. Si vuelve a su posición rápido no hay deshidratación,  si se queda con la forma del pellizco, sí.

Situaciones “normales” que pueden asustarnos

Vomitar irrita la mucosa del estómago y del esófago, lo que en ocasiones hace que el vómito vaya acompañado de “hilitos de sangre”. Esto es normal y no es una urgencia médica. Sólo si el vómito es únicamente sangre hay que preocuparse, aunque ante la duda siempre es mejor consultar a un veterinario.

En otras ocasiones los propietarios se asustan porque a parte del vómito existen muchas nauseas e incluso un exceso de salivación. Esto también es normal, ya que su digestivo no está trabajando correctamente.

Este consejo ha sido elaborado por los veterinarios de Barkibu. Si tenéis otras consultas veterinarias, podéis contactar con ellos a través de la web.

 

Utilizamos cookies para personalizar y mejorar tu experiencia en nuestra web, tanto con respecto al contenido y utilidades de SrPerro como a los anuncios que muestran en nuestra web nuestros socios publicitarios. Mira nuestra Política de Privacidad, actualizada en mayo 2018, para conocer más detalles sobre nuestras prácticas de recopilación de datos. Al hacer clic en Aceptar, nos autorizas a usar cookies para los fines enumerados. Aceptar