TODOS LOS TEMAS
Salud perruna

Cuando llega el calor es tiempo de... garrapatas: un peligroso vector de enfermedades

Compartir

Las garrapatas son peligrosas para nuestros perros y también para nosotros. Después de los mosquitos, las garrapatas son el segundo grupo de vectores de importancia en la transmisión de enfermedades infecciosas a los humanos, y el más importante en la transmisión de infecciones a los animales. En España hay más de 20 tipos de garrapatas cuya picadura puede transmitir más de 50 enfermedades diferentes a los seres humanos.

Las garrapatas son artrópodos medianos, que suelen medir entre 3 y 8 mm, aunque pueden llegar hasta 1 cm tras alimentarse de sangre. Su ciclo de vida tiene cuatro fases: huevo, larva, ninfa y adulto.

Suelen vivir en matorrales o en zonas de hierba a la espera de engancharse a un animal para alimentarse de su sangre.

Y, como bien explican nos recuedan los Agentes Forestales de la Comunidad de Madrid, cuando llega el buen tiempo también nosotros debemos ser precavidos porque al dar un paseo por el campo tanto nuestros perros como nosotros mismos podríamos regresar a casa con algún "bicho" extra: 

Pero ¿por qué hemos de preocuparnos por la picadura de una garrapata? Porque son las causantes de la transmisión de incontables enfermedades que pueden resultar graves para los humanos

En España, las enfermedades infecciosas transmitidas por garrapatas más frecuentes son la fiebre botonosa o exantemática mediterránea, la enfermedad de Lyme y Debonel/Tibola. Otras menos frecuentes son la anaplasmosis humana o la babesiosis. Además, de forma esporádica se han descrito casos de tularemia y fiebre de Crimea-Congo

E igualmente y con aún más frecuencia en el caso de nuestros canes, según aclaran los expertos de Bayer. Estas son las enfermedades que podrían transmitirles las garrapatas:

Erliquiosis

La bacteria Ehrlichia canis ataca las células, los glóbulos blancos y las plaquetas, lo que afecta a los ganglios, pulmones, hígado y riñones del perro, entre otros órganos. Sin embargo, si se diagnostica de forma precoz, nuestra mascota podrá recuperarse totalmente.

Los síntomas más frecuentes de esta enfermedad canina son fiebre, pérdida de apetito y peso, problemas respiratorios y del sistema nervioso, problemas oculares, llegando incluso a la ceguera, y dolores articulares.

Babesiosis

La babesiosis, que puede ser mortal en perros, se transmite a través de distintos tipos de garrapatas e incluso a través de mordeduras de perro. El parásito invade los glóbulos rojos del animal y ataca los tejidos de los pulmones y el hígado, causándole una anemia grave, fiebre, debilidad y pérdida de peso.

Los síntomas de la babesiosis canina pueden incluir debilidad, letargo, encías pálidas, orina roja, piel amarilla y fiebre.

Anaplasmosis

Esta enfermedad se produce a causa de parásitos intracelulares que afectan a las plaquetas de la sangre. Tiene una sintomatología inespecífica, que puede provocar fiebre, letargo y trastornos hemorrágicos.

Para evitar riesgos, la prevención es clave: todo el año pero más aún cuando hace calor es imprescindible aplicar un antiparasitario externos, pipetas y collares, para educir el riesgo de que una garrapata pueda engancharse en la piel de nuestro can.

Aún así, si encuentras una garrapata en tu perro hay que retirarla lo antes posible, con unas pinzas a ser posible.

Si tienes cualquier duda, consulta con tu veterinario para saber las medidas que debes tomar para proteger a tu can y para que te explique cómo actuar en caso de encontrar alguna garrapata en su cuerpo.

 

Te puede interesar

 

Utilizamos cookies para personalizar y mejorar tu experiencia en nuestra web, tanto con respecto al contenido y utilidades de SrPerro como a los anuncios que muestran en nuestra web nuestros socios publicitarios. Mira nuestra Política de Privacidad, actualizada en mayo 2018, para conocer más detalles sobre nuestras prácticas de recopilación de datos. Al hacer clic en Aceptar, nos autorizas a usar cookies para los fines enumerados. Aceptar