TODOS LOS TEMAS
Perro Urbano

"No sin mi perro", la importancia de los animales para las víctimas de violencia doméstica

Compartir
Whatsapp de SrPerro

Última actualización del articulo el día 26/10/2022

Andrew Campbell es un superviviente y también experto en violencia machista y los riesgos asociados para adultos, niños y animales que residen en hogares donde ocurre esta violencia.

Explica que sin su perro Shelby, con quien aparece en la foto que encabeza este texto, no habría podido superarlo: fue Shelby quien le escuchó y arropó, quien lamió sus lágrimas y quien estuvo ahí cuando él estaba aterrado,temiendo que su padre iba a matar a su madre.

Y Campbell es además es el autor de "Not Without My Pet: Understanding the Relationship between Victims of Domestic Violence and Their Pets" ("No sin mi perro: Comprender la relación entre las víctimas de la violencia doméstica y sus animales")

En esta conferencia Andrew Campbell comparte su propia historia pero también analiza estudios y diferentes casos reales que vinculan la violencia contra los animales y la violencia contra las personas.  

Para ayudar a las víctimas de violencia doméstica es esencial ayudar a todos los que estén en ese hogar: a las víctimas adultas, a los niños y a los animales. Porque, explica Campbell, en los relatos que él ha conocido sucede con demasiada frecuencia que cuando el abusador quiere "cambiar" el tipo de violencia que ejerce, cuando quiere establecer su control absoluto, amenaza a los más vulnerables, a los animales de la víctima y a los niños pequeños.

"Dijo que si me iba sería la sentencia de muerte de mi Beagle. Mis niños adoraban a ese perro también y yo sabía que lo mataría si me iba así que me quedé otros cinco años más".

Los animales también absorben el miedo y el estrés que sienten las víctimas, explica Cambell a través del caso de tres gatos que pertenecieron a dos hermanas que fueron asesinadas por la pareja de una de ellas.

¿Por qué los perros o gatos se convierten en el foco de la violencia? Precisamente por lo mucho que aportan a las personas, especialmente cuando están en una situación traumática y más aún cuando se trata de niños: compañía, apoyo, esperanza, estabilidad, alegría... Y la ciencia ha comprobado que la presencia de un perro logra reducir el estrés en los niños más aún que la de sus padres.

Mientras que el maltratador trata de aislar a la víctima, de hacerla sentirse sola, los perros o gatos hacen lo contrario. Y esto es lo que los convierte en el blanco perfecto de la violencia y el maltrato.

¿Por qué la violencia contra los animales es preocupante en un caso de violencia machista? Según los datos recabados por Campbell tras analizar más de 10.000 informes policiales, las personas que han cometido violencia con los animales son exponencialmente más peligrosas en situaciones de violencia doméstica, el riesgo aumenta considerablemente cuando hay una historia previa de maltrato animal.

Campbell explica que su perro Shelby era su mayor apoyo y se convirtió en una ayuda esencial en el camino que le permitió romper ese ciclo de violencia que con tanta frecuencia se perpetua, el que hace que las personas que han sufrido abuso se conviertan en abusadores. 

En su charla explica que ese ciclo muchas veces comienza a través del maltrato animal. El maltrato que contemplan los niños en su casa, que acaban por normalizar y copiar.

Otro dato relevante y preocupante: al menos el 54% de los jóvenes involucrados en tiroteos en colegios habían estado involucrados en algún tipo de maltrato animal previamente.

Te puede interesar