TODOS LOS TEMAS
Perro Urbano

Animales de compañía y personas mayores

Compartir

Un consejo de Seresto

Todos los que tenemos animales de compañía conocemos de sobra los beneficios que aporta la convivencia con mascotas. Estos seres peludos nos brindan cariño y compañía, mejoran nuestra autoestima, aumentan nuestra empatía e incrementan nuestra responsabilidad frente al entorno.

Un consejo de Seresto

Todos los que tenemos animales de compañía conocemos de sobra los beneficios que aporta la convivencia con mascotas. Estos seres peludos nos brindan cariño y compañía, mejoran nuestra autoestima, aumentan nuestra empatía e incrementan nuestra responsabilidad frente al entorno.

Los niños y jóvenes aprenden mucho al lado de su perro y los adultos disfrutamos con madurez de su compañía. Pero, ¿qué ocurre con las personas mayores? ¿Obtienen los mismos beneficios que generaciones previas? ¡La respuesta es sí!

Lamentablemente, muchas personas mayores viven solas y tienen pocas visitas: la falta de estímulos y compañía pueden ocasionar una fuerte disminución de la autoestima. Igualmente, la pérdida de algunos hábitos cotidianos, facilita la introversión y puede llegar a desencadenar procesos depresivos.

Parece ser que la convivencia con animales domésticos puede cambiar marcadamente esta tendencia:

- Vivir con alguien que esté siempre dispuesto a escuchar aporta compañía: Compartir el día a día con un ser vivo al que hay que cuidar ayuda a que los problemas propios se relativicen un poco, que la responsabilidad se mantenga y que no se pierdan las rutinas diarias.
   

- Tener que sacar a pasear a un perro facilita la realización de actividad física al exterior y las relaciones con otras personas: El simple hecho de salir a la calle posibilita mantener contacto con otras personas o conocer a personas nuevas que también salen a pasear a sus perros.


- El simple contacto con un animal de compañía parece ser que relaja los estados de ansiedad. Aunque tal vez nos parezca novedoso, desde hace años algunos centros para personas mayores están incorporando en sus actividades y talleres periódicos la presencia de animales de compañía que, o bien residen de forma permanente en el centro, o bien vienen “de visita” de vez en cuando.

Hace ya mucho tiempo que se utilizan especialmente perros, pero también determinados pájaros (carolinas y loros) para realizar programas de terapias asistidas con personas que tienen requerimientos especiales tanto físicos como psíquicos.

Sin embargo, no debemos olvidar que las personas mayores son un colectivo delicado físicamente hablando. Sus fuerzas, su energía, sus reflejos y, sobre todo, sus defensas, pueden estar comprometidos, por lo que debemos tener muy presente la necesidad de educar correctamente a la mascota que va a convivir con ellos y, más que nada, controlar su estado sanitario.

Esto implica una estricta desparasitación interna y externa para evitar transmisión de enfermedades, la higiene general adecuada (baños regulares, limpieza de oídos y boca, cepillado) y el control de sanitario periódico.

 

Utilizamos cookies para personalizar y mejorar tu experiencia en nuestra web, tanto con respecto al contenido y utilidades de SrPerro como a los anuncios que muestran en nuestra web nuestros socios publicitarios. Mira nuestra Política de Privacidad, actualizada en mayo 2018, para conocer más detalles sobre nuestras prácticas de recopilación de datos. Al hacer clic en Aceptar, nos autorizas a usar cookies para los fines enumerados. Aceptar