TODOS LOS TEMAS
Educación canina

El peligroso mito del "macho alfa" aplicado a la educación canina

Compartir

El mito del macho alfa está basado en una premisa falsa, lo explica a la perfección Stanley Coren en este extenso artículo de su blog. Igual que lo han explicado otros expertos como Jean Donaldson o Ian Dunbar: "Basar la educación canina en una mala interpretación del comportamiento de los lobos es igual de útil que basar la educación humana en una mala interpretación del comportamiento de los chimpancés." Pese a ello, pese a que cada vez hay más información al respecto y a que hace mucho quedó claro que el término se acuñó tras sacar conclusiones erróneas al observar a lobos en cautiverio, sigue estando presente y sigue afectando a la vida de muchos perros: el mito del macho alfa se traduce, en la práctica, en métodos de educación canina estructurados en torno a la teoría de la dominancia.

Aún se puede leer frases de este estilo en webs de profesionales que se dedican a la educación canina: "Dominar a nuestro compañero es una tarea fundamental si queremos llevar una convivencia tranquila y feliz." Es un pequeño oxímoron porque mezcla dos términos un tanto contradictorios, "dominar" y "compañero".

Esto es justamente lo que muchos expertos en todo el mundo y desde hace años, buscan poner de relieve: sí, claro que es posible dominar a un can, tendrás a un perro que posiblemente te haga caso pero que seguramente te tendrá miedo.

Ni tu perro es un lobo ni tú tienes que ser el líder de su manada, como explica también Alba Benítez.

¿Por qué es peligroso? Entre otras cuestiones porque la teoría del Macho Alfa hace mucho daño a la relación entre humanos y canes. 

Esa es la preocupación que muestra en este vídeo Alexandra Horowitz, experta en el comportamiento canino, profesora y científica, autora de varios libros tan divertidos como apasionantes, como En la mente de un perro.

Fue David L. Mech quién dio a conocer el término "Macho Alfa" pero él siguió investigando y posteriormente explicó porqué no era correcto su primer análisis sobre el comportamiento de los lobos. En esencia, son las mismas razones que expone Horowitz.  

 

PD 2: Otra razón por la que el mito del macho alfa es peligroso es porque muchos estudios han demostrado que los métodos de educación canina que utilizan el castigo no son más efectivos que los que lo evitan pero sí tienen consecuencias negativas para los perros y, lo que es peor, pueden generar agresividad.  

 


Te puede interesar

"Amor cruel: meditación sobre la dominancia y los perros", un documental MUY recomendable

César Millán: 5 razones por las que sus métodos NO son recomendables

La (obsoleta) teoría de la dominancia y el (mal llamado) macho alfa

Educando perros y humanos: el refuerzo positivo
 

Los principales problemas de los perros urbanos y cómo afrontarlos: pistas de educación canina

 

 

 

 

 

 

 

 

Utilizamos cookies para personalizar y mejorar tu experiencia en nuestra web, tanto con respecto al contenido y utilidades de SrPerro como a los anuncios que muestran en nuestra web nuestros socios publicitarios. Mira nuestra Política de Privacidad, actualizada en mayo 2018, para conocer más detalles sobre nuestras prácticas de recopilación de datos. Al hacer clic en Aceptar, nos autorizas a usar cookies para los fines enumerados. Aceptar