TODOS LOS TEMAS
Curiosidades

Las patas de los perros de asistencia están más limpias que los zapatos de sus humanos

Compartir

Se calcula que más de 10.000 personas en Europa se apoyan de manera cotidiana en sus perros de asistencia: perros guía o perros de alerta médica, perros que acompañan a niños con autismo o canes que ayudan a personas con discapacidad auditiva... Y lo normal es que, por ley, estos perros puedan acceder a la inmensa mayoría de espacios públicos. La realidad, sin embargo, es que con regularidad se les niega la entrada en incontables sitios.

La discriminación hacia los perros de asistencia -hacia los perros en general- muchas veces se escuda en la higiene, en la presunta falta de higiene de los canes: por eso mismo investigadores de la Universidad de Utrecht han llevado a cabo un estudio piloto que revela, sin ninguna duda, la falacia de ese pensamiento.

Las razones de higiene suelen esgrimirse como el principal argumento para denegar la entrada a los perros de asistencia en un hospital.

Por ello, Jasmijn Vos, Joris Wijnker y Paul Overgaauw de la Facultad de Medicina Veterinaria de la Universidad de Utrecht tomaron muestras de las patas de 50 perros de asistencia y de las suelas de los zapatos de sus usuarios. A modo de comparación, también investigaron un grupo igualmente grande de perros de compañía y sus dueños.

Vos y sus colegas examinaron las muestras en busca de bacterias de las heces (Enterobacteriaceae), que son muy comunes al aire libre, y de una importante bacteria diarreica (Clostridium difficile).

"Las patas de los perros resultaron estar más limpias que las suelas de sus zapatos", explica Jasmijn Vos. "Esto invalida el argumento de la higiene que se utiliza a menudo para prohibir la entrada de perros de asistencia en lugares públicos".

Además, las bacterias diarreicas no se produjeron en absoluto en las patas de los perros, y solo una vez en la suela de un zapato.

A través de una encuesta a usuarios de perros de asistencia en Holanda confirman que el 81% ha sufrido discriminación y les han impedido el acceso a algún espacio público, pese a estar prohibido por ley. 

Centros de salud, hospitales, dentistas, médicos, farmacias, restaurantes y tiendas de alimentación: en todos estos espacios -según los datos de la encuesta realizada por los investigadores de la Universidad de Utrecht- se prohibió el acceso a persronas que iban con un perro de asistencia. Pero también citan tiendas de ropa y, otro clásico, los taxis. La razón esgrimida en la mayoría de veces fue la higiene o las posibles molestias para otras personas.

PD Hemos elegido la foto de Sampson para ilustrar esta noticia porque él es un perro de asistencia muy especial.

Se ha convertido en símbolo de todos los perros de asistencia en el ámbito científico. A su humana -científica e investigadora- le dijeron una y otra vez que nunca podría entrar en el laboratorio con su perro. "Me prohibieron el acceso, me atacaron verbalmente y encontré más resistencia y comentarios de odio de los que he compartido". Pero no se rindió.

Y ahora Samson, debidamente protegido también, permite que ella pueda trabajar con seguridad en un laboratorio. 

 

Te puede interesar

 

 

Utilizamos cookies para personalizar y mejorar tu experiencia en nuestra web, tanto con respecto al contenido y utilidades de SrPerro como a los anuncios que muestran en nuestra web nuestros socios publicitarios. Mira nuestra Política de Privacidad, actualizada en mayo 2018, para conocer más detalles sobre nuestras prácticas de recopilación de datos. Al hacer clic en Aceptar, nos autorizas a usar cookies para los fines enumerados. Aceptar