TODOS LOS TEMAS
Curiosidades

La Maniobra de Heimlich, el método más utilizado en caso de atragantamiento, fue posible gracias a los perros

Compartir

"La Maniobra de Heimlich, llamada Compresiones abdominales, es un procedimiento de primeros auxilios para desobstruir el conducto respiratorio, normalmente bloqueado por un trozo de alimento o cualquier otro objeto. Es una técnica efectiva para salvar vidas en caso de asfixia por atragantamiento", detalla la Wikipedia. Y se llama así por la persona que la desarrolló, el doctor Henry Heimlich. Lo que menos personas saben es cómo la desarrolló... porque también en este caso los perros, cuatro Beagles, fueron -sin duda a su pesar- instrumentales para tratar de demostrar que esa maniobra era efectiva.

Miles de personas y seguramente cientos de perros habrán salvado la vida gracias a la técnica que popularizó en los años 70 el doctor Henry Heimlich: en esencia se trata de presionar hacia el diafragma (aunque en los perros funciona ligeramente diferente, podéis verlo aquí) con fuerza, de esa manera cualquier objeto que esté obstruyendo la traquea sería expulsado. 

Lo que pocos conocen es cómo puso en práctica sus teorías... 

Todo comenzó cuando, en 1972, el doctor Henry Heimlich se topó con un artículo en el New York Times en el que se explicaba que el atragantamiento era la sexta causa de muerte accidental en EEUU: casi 4000 personas morían al año debido a atragantamientos diversos.

Este médico, tal y como explica en el artículo que publicó en ese momento, decidió probar a ver si ejerciendo presión sobre el abdomen sería posible expulsar el objeto que estaba causando el bloqueo. Para ello, Heimlich "estranguló" (su expresión y sus comillas también) a cuatro perros:

"El procedimiento es una adaptación de un trabajo experimental con cuatro beagles de 17 kilos (...)

Después de recibir un anestésico intravenoso, cada perro fue "estrangulado" con un tubo endotraqueal con balón de tamaño 32 insertado en la laringe. Después de que el manguito se distienda para crear una obstrucción total de la tráquea, el animal entró en dificultad respiratoria inmediata como lo demuestra la respiración espasmódica, paradójica, movimientos del pecho y diafragma.

En este punto, con un empujón repentino, presioné la palma de mi mano profundamente y firmemente en el abdomen del animal a una corta distancia por debajo de la caja torácica, empujando así hacia arriba en el diafragma. El tubo endotraqueal salió de la tráquea y, después de varias respiraciones laboriosas, el animal comenzó a respirar normalmente.

Este procedimiento fue aún más efectivo cuando la otra mano se mantuvo presionando sobre la parte inferior del abdomen.

Repetimos el experimento más de 20 veces en cada animal con los mismos excelentes resultados. Cuando un bolo de
carne cruda de hamburguesa sustituyó al tubo endotraqueal, también fue expulsada por el mismo procedimiento, siempre después de una o dos compresiones."

Los perros, según explicó en reiteradas ocasiones el doctor Heimlich, no sufrieron ningún daño (más allá del evidente mal rato que debieron pasar, por mucho que los hubieran anestesiado ligeramente).

Y él dedicó años a dar a conocer esta técnica.

Aunque la maniobra de Heimlich sea efectiva y siga siendo recomendada en todo el mundo, lo cierto es que la cifra de muertes por atragantamiento en EEUU sigue aumentando de forma constante desde hace años:

Statistic: Number of deaths due to choking in the United States from 1945 to 2019* | Statista
Find more statistics at Statista

Te puede interesar

 

Utilizamos cookies para personalizar y mejorar tu experiencia en nuestra web, tanto con respecto al contenido y utilidades de SrPerro como a los anuncios que muestran en nuestra web nuestros socios publicitarios. Mira nuestra Política de Privacidad, actualizada en mayo 2018, para conocer más detalles sobre nuestras prácticas de recopilación de datos. Al hacer clic en Aceptar, nos autorizas a usar cookies para los fines enumerados. Aceptar