TODOS LOS TEMAS
Curiosidades

El tono de voz al hablar a un perro es clave para fortalecer el vínculo entre el can y el humano

Compartir

Científicos de la Universidad de York han comprobado que hablar a los perros con un tono de voz similar al que se usa para hablar con los niños pequeños (un tono más agudo de lo normal) resulta importante para fortalecer el vínculo entre un can y su dueño, de la misma manera que sucede entre un bebé y un adulto.




Los perros le prestan más atención a las personas que les hablan "en perruno" por así decirlo, que hablan con un perro de forma diferente a como hablan con un humano. 

Los experimentos de interacción del habla entre perros adultos y humanos mostraron que este tipo particular de habla mejora la atención de los perros y puede ayudar a los humanos a establecer vínculos sociales con sus canes.

Estudios previos sobre la comunicación con perros habían sugerido que hablar con una voz aguda con una emoción exagerada, al igual que los adultos con los bebés, ayudaba a la hora de captar la atención de un cachorro pero no afectaba en el caso de los perros adultos. 

Los investigadores de York querían ir más alla. Ellos han puesto en marcha nuevos experimentos diseñados para comprender por qué los seres humanos le hablan a perros de la manera en la que lo suelen hacer y si eso era útil para los perros o si solo se trata de una forma más en la que los humanos tratan a los perros como si fueran bebés. 

Según explica la Dra. Katie Slocombe del Departamento de Psicología de la Universidad de York: "Se cree que un registro especial de habla (conocido como Baby Talk, Infant Directed Speech o lenguaje infantil) ayuda a la adquisición del lenguaje y mejora la forma en que un bebé humano se vincula con un adulto. Esta forma de hablar comparte algunas similitudes con la forma en que muchos seres humanos hablan con sus perros (Dog-directed speech / Pet-directed speech, que podríamos traducir por "lenguaje perruno").

"Este discurso rítmico agudo es común en las interacciones humanas con perros en las culturas occidentales, pero no se sabe mucho acerca de si beneficia a un perro de la misma manera que a un bebé. Queríamos dar respuesta a esta pregunta y ver si el vínculo social entre animales y humanos se ve influido por el tipo y el contenido de la comunicación".

A diferencia de los experimentos previos, el equipo de investigación colocó a los humanos reales en la misma habitación que el perro, en lugar de transmitir el habla a través de un altavoz sin un presente humano. Esto hizo que la configuración fuera más natural para los perros y ayudó al equipo a probar si los perros no solo prestaban más atención al "lenguaje canino", sino que estaban motivados para pasar más tiempo con la persona que les había hablado de esa manera.

Los investigadores hicieron una serie de pruebas con perros adultos: escuchaban a una persona usando el "lenguaje perruno" y usando frases como 'muy bien' y '¿vamos a la calle?' , y luego a otra persona que hablaba normal y que no mencionaba ningún tipo de código perruno, sencillamente decía cosas como "Fui al cine anoche".

Se midió la atención de los perros mientras la persona hablaba y después de que terminara se vio con qué persona preferían interactuar físicamente.

En otras pruebas se mezclo contenido y tono, es decir había personas "hablando en perruno" pero no mencionando ningún tipo de código perruno habitual. Y luego otras personas hablando normal, como si hablaran con otro adulto, pero incluyendo en su discurso todo tipo de códigos perrunos. El objetivo era delucidar si lo que captaba la atención de los perros era el tono agudo utilizado por los humanos o las palabras en sí mismas.  

¿El resultado? Los perros adultos se mostraron más propensos a querer interactuar y pasar tiempo con las personas que utilizaban el "lenguaje perruno" y los códigos perrunos que con los que hablaban normal y no mencionaban nada en sus palabras que tuviera que ver con los perros. 

Cuando se mezcló el tono y el contenido de las palabras, los canes no mostraron preferencia marcada hacia ninguno de los humanos. Es decir, parece que los perros adultos necesitan escuchar palabras relevantes y en un tono particular, más agudo, para tener el efecto deseado. 

Te puede interesar

Utilizamos cookies para personalizar y mejorar tu experiencia en nuestra web, tanto con respecto al contenido y utilidades de SrPerro como a los anuncios que muestran en nuestra web nuestros socios publicitarios. Mira nuestra Política de Privacidad, actualizada en mayo 2018, para conocer más detalles sobre nuestras prácticas de recopilación de datos. Al hacer clic en Aceptar, nos autorizas a usar cookies para los fines enumerados. Aceptar