TODOS LOS TEMAS
Curiosidades

Deja a los perros dormidos en paz: un lema eficaz para evitar mordeduras de perros a niños

Compartir

Let sleeping dogs lie es una expresión usada en el mundo anglosajón desde tiempo inmemorial: inicialmente era una advertencia relacionada con los perros, claro, pero después se convirtió en metáfora para significar algo así como "mejor, déjalo estar". Lo cierto es que sería bastante útil retomar su significado inicial puesto que tiene mucho de verdad, un alto porcentaje de mordiscos perrunos se producen cuando un can ha sido sobresaltado como han comprobado en BAWA, una organización que lucha por el bienestar animal en Bali a muchos niveles y de manera espectacular.

Mordeduras caninas a niños: un estudio analiza las causas y ofrece consejos sobre cómo evitarlas

De manera cotidiana, los voluntarios de BAWA acuden a diversos colegios para enseñar a los niños de primaria cómo tratar a los perros, para fomentar la empatía y la compasión hacia todos los seres vivos pero también para que sepan cómo interactuar con los perros e incluso qué hacer sufrir un mordisco, para que conozcan las necesidades de los canes y las cinco libertades del bienestar animal.

Y, según han explicado en su Facebook, ahora que estaban actualizando y ajustando su plan de estudios para el nuevo año académico han querido asegurarse de que la información que comparten es fiable y no basada en suposiciones.

Para tener más datos sobre las circunstancias que rodean las mordeduras de perro a los niños, realizaron una investigación informal entrevistando, junto a sus padres, a 150 niños de entre 6 y 12 años que habían sido mordidos al menos una vez.

Parte de la información clave que descubrieron es:  

- Más niños (61%) que niñas han recibido algún mordisco perruno. 

- La mayoría fueron mordidos en casa de un amigo (39%) por un perro conocido.

- Hay más mordeduras en casa, por parte del perro de la familia (28%) que por parte de algún perro desconocido (23%).

- El mayor porcentaje de perros que mordieron lo hicieron tras ser sobresaltados mientras dormían (23%).

- La mayoría de las mordeduras ocurrieron cuando el niño estaba corriendo (19%) o caminando (18.5%).

- El 44% lavó la herida con agua y jabón, mientras que el 41,5% fue directamente al hospital.

Con estos datos encuentran la manera -a través de canciones y juegos interactivos- de enseñar a los niños que los perros pueden morder cuando algo o alguien les asusta o sobresalta, cuando tienen miedo o cuando están intando proteger algo (comida, juguetes, etc.) Y también explican a los niños cómo moverse de manera segura cuando hay perros cerca.

Es algo crucial puesto que, siempre, los niños pequeños son los más vulnerables ante el riesgo de una mordedura canina.

 

 

Te puede interesar

Los perros de Bali: el reto de cambiar el futuro de una raza única y el increíble trabajo de BAWA

Un perro paciente y un niño imparable: un corto muestra con humor una realidad que podría convertirse en drama

Un cuento ilustrado enseña a los niños cómo educar y tratar a los cachorro

En Nueva York hay un genial "colegio" donde los niños aprenden a interactuar con perros

Utilizamos cookies para personalizar y mejorar tu experiencia en nuestra web, tanto con respecto al contenido y utilidades de SrPerro como a los anuncios que muestran en nuestra web nuestros socios publicitarios. Mira nuestra Política de Privacidad, actualizada en mayo 2018, para conocer más detalles sobre nuestras prácticas de recopilación de datos. Al hacer clic en Aceptar, nos autorizas a usar cookies para los fines enumerados. Aceptar