• Compartir
  • Whatsapp de SrPerro

Una veterana de guerra de 92 años vive nuevas aventuras junto a su perro de asistencia

Una veterana de guerra de 92 años vive nuevas aventuras junto a su perro de asistencia

“No es mi perro, es el hijo que nunca tuve... Me seguiría hasta el fin del mundo": Así habla Annabelle Weiss de Joe, el can que ha cambiado su vida. Antes de que él llegara, antes de que ella supiera que había perros de asistencia, sus crecientes problemas físicos habían hecho que se encerrara en casa y que perdiera las ganas de vivir, según explica: "empecé a encontrarme sola, estaba perdiendo seguridad en mí misma. Empecé a pensar en la muerte (....) Al formar un equipo con mi perro. Volví a ser Anabelle". ¿Hay forma más bonita de explicar el vínculo entre un humano y un perro de asistencia?

La pareja es inseparable ahora, gracias a la constante presencia de Joe a su lado, gracias al entrenamiento como perro de asistencia de este labrador, ella no para quieta. Antes, comenta, pasaba muchas horas en casa, ahora me llaman ¡y nunca estoy!

El can recupera cosas para ella cuando se le caen, le trae el móvil o lo que pueda necesitar, abre y cierra puertas para ella, la ayuda a levantarse y a sentarse... Y, sin duda, es su mayor apoyo porque Anabelle Weiss, que tiene 92 años, vive sola.


En el reportaje de Today, Weiss explica que durante la mañana Joe es un perro, como otro cualquiera, pero que cuando salen de ruta por la tarde, cuando él lleva su chaleco como perro de asistencia, él sabe que está trabajando. Sus aventuras no son exóticas ni excesivas pero son igual de felices: van a la biblioteca, van juntos al restaurante, van al parque... Todos en el barrio adoran al can, dice ella. Y seguro que también a Anabelle, a juzgar por los comentarios de los que la conocen.

 

Es maravilloso ver, día tras día, cómo los perros logran mejorar la vida de los humanos de tantas maneras, ¿verdad? 

Weiss formó parte de los Marines durante dos años, como conductora e inspectora de motores de aviones. Luego trabajó como enfermera, de hecho no paró de trabajar hasta después de haber cumplido 80... en fin, lo mejor es ver el vídeo y verla a ella disfrutar de la vida con 92 años y su perro. Un equipo maravilloso.



Te puede interesar

El trabajo perfecto para un veterano y su perro de asistencia (y las empresas que cambian el mundo)

Un cómico (tartamudo) y su perra de asistencia: Drew Lynch y Stella, un equipo imbatible


Utilizamos cookies para personalizar y mejorar tu experiencia en nuestra web, tanto con respecto al contenido y utilidades de SrPerro como a los anuncios que muestran en nuestra web nuestros socios publicitarios. Mira nuestra Política de Privacidad, actualizada en mayo 2018, para conocer más detalles sobre nuestras prácticas de recopilación de datos. Al hacer clic en Aceptar, nos autorizas a usar cookies para los fines enumerados. Aceptar