• Compartir

Cualidades perrunas que convierten a los canes en los mejores cómicos improvisados

Lo del "humor de perros" habría que revisarlo algún día de estos, ¿no os parece? Los canes, por lo general, son los que consiguen mejorar el humor de una amplia mayoría humanos y, además, ellos no saben lo que es el mal humor... A veces a su pesar y otras por su propia naturaleza, los perros se convierten en cómicos improvisados que consiguen generan sonrisas por doquier.

La mayoría de los perros siempre, siempre están listos para jugar con los humanos. Da igual la edad que tengan porque los canes tienen neotenia, mantienen las características de cuando eran jovenzuelos incluso cuando son adultos. Y el juego, además, es realmente importante: así aprenden y se fortalece el vínculo con sus humanos.  

Y, de propina, esa insistencia suya por jugar puede generar momentazos como el de este vídeo protagonizado por Hurley, un Border Collie de 8 años con ánimo de cachorrote, que se merece un premio a la persistencia... 

En su cabeza parece decir "¿por qué ese humano tan flaco tan flaco no me tira la pelota? Si se lo estoy dejando cerquita, como les gusta a ellos. ¡Probaré de nuevo, será que no lo ha visto!"

Lo mejor es su mirada perpleja a sus humanos :-)

Antes que él hubo otro can, otro Border Collie, que protagonizó un clásico similar...  No es casualidad, algunas razas, algunos canes necesitan más rato de juego, más interacción inteligente con sus humanos y lo buscan donde sea.

Es importante tenerlo en cuenta porque si sus dueños no canalizan toda esa energía extra hacia una actividad razonable puede que el perro encuentre otras actividades menos razonables a las que dedicar sus esfuerzos.

Vamos con la segunda cualidad perruna: Los perros son infinitamente agradecidos y disfrutones. Seguro que lo habréis comprobado :-)

Ellos están felices con tal de poder pasar tiempo junto a sus personas favoritas, no necesitan mucho más. Por eso el mejor regalo que le podemos hacer a un can es nuestro tiempo.

Son disfrutones y les gusta estrenar regalos, camas, lo que sea... aunque no sean de su tamaño, dicho sea de paso, eso da igual. Y si no, ¡que se lo digan a Kenny!

O a este otro buenazo, es capaz de intentar dormir en la cama de su "primo chico" pese a que es evidente que no cabe. Y el primo chico, estirado feliz, claro. Lo dicho, tan agradecidos como dispuestos a disfrutar, sea como sea. 

Y terminamos con otra cualidad clave que hemos mencionado brevemente más arriba: los perros, siempre, están más felices junto a sus humanos. Da igual las barreras que haya por medio, ellos quieren sentarse encima tuyo sea como sea -y sea cuándo y dónde sea  :-)

También da igual el tamaño...

Y eso que no hemos hablado de la curiosidad innata de los canes, otra cualidad que a veces los mete en líos importantes y otras, ejem, pues hace que nos partamos de risa.

PD Complicado no acabar a carcajadas  con la historia de los dientes (humanos) de Pandora...

 

Te puede divertir

 

Utilizamos cookies para personalizar y mejorar tu experiencia en nuestra web, tanto con respecto al contenido y utilidades de SrPerro como a los anuncios que muestran en nuestra web nuestros socios publicitarios. Mira nuestra Política de Privacidad, actualizada en mayo 2018, para conocer más detalles sobre nuestras prácticas de recopilación de datos. Al hacer clic en Aceptar, nos autorizas a usar cookies para los fines enumerados. Aceptar