• Compartir

SrPerro con Gilda y Bongo, dos perros de agua sonrientes y felices

Ha llegado el calor de sopetón, como suele pasar aunque siempre nos olvidemos, y algunos SrsPerros lo llevan peor que otros. Si, además, tienen una cierta afinidad por los chapuzones, como es el caso de Bongo y Gilda, nada como un paseíto a la vera de un río para verles disfrutar como locos.

Por el camino, que no era largo, Gilda iba refugiándose en las sombras y, de cuando en cuando, se sentaba a descansar: tiene una pata ligeramente lastimada pero, sobre todo, eso de que de pronto el sol picara con intensidad no le estaba haciendo mayor gracia.

Bongo, que igual que su compi tiene seis meses y nació en Andalucía, ya estaba encantado de ir sin correa y poder olisquear a su gusto. Cuestión de colores y de carácter también, a él le afecta menos el sol y de paso es más alocado que Gilda; no pierde la ocasión de volar y corretear como una bola de nieve con pelos.

Y entonces llegamos al río... Si alguna vez alguien se pregunta si los canes sonríen, que lleve a dos Perros de Agua al idem, lo comprobará rápido. Casi se podían escuchar los suspiros de satisfacción. Aunque, pensándolo bien, capaz que fueran los de los humanos porque eso era como tropezar con un oásis.

Ahí comenzó el festival de carreras acuáticas, de ladridos y de búsquedas de palos, peces y lo que surgiera.

Colega tampoco lo pasó nada mal: incluso hizo nuevos amigos y descubrió una inesperada afición por la pesca. Llego a pillar un pez con la boca, para mi enorme sorpresa (y calculo que también para la suya)

 

Utilizamos cookies para personalizar y mejorar tu experiencia en nuestra web, tanto con respecto al contenido y utilidades de SrPerro como a los anuncios que muestran en nuestra web nuestros socios publicitarios. Mira nuestra Política de Privacidad, actualizada en mayo 2018, para conocer más detalles sobre nuestras prácticas de recopilación de datos. Al hacer clic en Aceptar, nos autorizas a usar cookies para los fines enumerados. Aceptar