• Compartir
  • Whatsapp de SrPerro

Perros y Clarinetes: una fantástica historia sobre el amor, los canes y las casualidades

Perros y Clarinetes: una fantástica historia sobre el amor, los canes y las casualidades

Perros y Clarinetes es una novela gráfica protagonizada por Nicolás -músico en paro- y Jas -can recién adoptado, feliz y alocado. La vida sentimental de Nicolás también está en paro y él decide que Jas, ese SrPerro que ha aterrizado a su vera sin que él lo buscara, es el perfecto aliado en la misión de encontrar una nueva novia... pero el asunto se convierte más bien en una improvisación de Jazz, en gran medida gracias a la presencia de Jas, cuyo nombre, claro está, también tiene mucho de musical. En esta historia urbana, que transcurre en Barcelona, hay elefantes rosas, raves, chicas guapas y un vecino altamente cretino que además es muy fan de la teoría del líder de la manada. A mí me ha encantado y he charlado con los autores de esta genial peripecia humano-perruna, Sebastián Cabot (dibujante y guionista a la par que humano con perros) y Joan March (guionista, por ahora sin perro propio pero haciendo pinitos). Esto es lo que nos han contado... y sin duda os recomiendo comprar su cómic. Aquí podéis ver las primeras páginas.

- ¿Qué vino antes, el perro, los elefantes o el músico? ¿Cuál fue el germen de la historia de Perros y Clarinetes?

Sebastian: Todo empezó por el título. Hace unos años yo estaba en una situación parecida al protagonista, estaba en el paro, con mucho tiempo libre y me dio por aprender a tocar el clarinete y adoptar un perro. Los días pasaban y me daba la impresión de que mi rutina diaria consistía en eso: en "Perros y clarinetes", pensé que podría ser un buen título para un cómic.

Nunca había escrito un guión o dibujado un cómic antes y no me sentía con seguridad de poder hacerlo solo, así que se lo propuse a Joan y así empezó todo... Dicho esto, quiero recalcar que no es una historia autobiográfica y de que se trata de una obra ficticia, aunque a veces sí recurrimos a algunas experiencias personales para sacar ideas.

Joan:  El germen, como tú lo llamas, fue el título. Desconozco si es habitual  o no trabajar así (no creo que lo sea) pero Cabot tiene especial gracia para ponerle títulos a las cosas.

Si fuese por mí, la historia no habría tenido nombre hasta el final, y probablemente no habría sido tan bueno.

- ¿Qué artistas os inspiran a la hora de plantear y plasmar una historia?

Sebastian: Pues a mí me gustan mucho los guiones de Rafael Azcona o el cine de Berlanga y Woody Allen. Mis dibujantes preferidos son Nicolas De Crécy y Gianni Gipi, aunque por desgracia no me parezco mucho a ellos...

Joan: Pregunta lógica y necesaria, pero difícil de responder. Tengo mucho referentes del humor tanto en la gran pantalla, como en la pequeña, como en viñetas.

Por decir algunos, sin orden de prioridad ni mucha extensión, citaré a Rowan Atkinson (Mr Bean, como genio de slapstick) los Monthy Phyton (como humor surrealista), Woody Allen (como humor surrealista, slapstick e intelectual)... En viñetas podría poner como referencias a Peter Bagge (creador de la serie Odio) o al creador de la serie American Splendor, Harvey Pekar con quien siento una especial afinidad porque, como yo, no sabía dibujar y nunca dejo su trabajo rutinario.


- Jas le cambia la vida al Nicolás, el prota de vuestra historia, ¿os ha pasado algo así a vosotros?


Sebastian: Adoptar un perro siempre supone un gran cambio, tanto en rutinas, responsabilidades, educación, transporte, planes de viaje... Pero al final siempre te dan muchas más cosas buenas que malas. Yo tengo tendencia a la introversión y como dibujante paso muchísimas horas solo en casa, los perros me dan mucha compañía y me "obligan" a salir más, caminar y a pasar más tiempo en la naturaleza, lo que me ayuda a sentirme mejor.

- ¿Cuál es vuestra relación con los perros en la vida real?

Sebastian: Yo tengo dos perros. Intento educarles y ellos hacen lo que les da la gana...

Joan:  El perro imaginario dibujado en la historia a mi personalmente me ha cambiado la perspectiva que tengo de los perros en la vida real. Curiosamente, mientras estaba escribiendo este guión, mi prima tuvo que irse a la península un mes a ver a su madre, y me dejo con su perrita "Copla" a mi cargo. Entonces vivía solo y pude experimentar lo que era tener que cuidar un perro. Me pareció una experiencia muy bonita y, todavía ahora, cuando veo a Copla, siento que tenemos un vínculo especial.


- En la ficción Nicolás intenta ligar utilizando a Jas con resultados. dispares. ¿Está esto basado en anécdotas reales? Creéis que se liga más con un can?

Sebastian: Al poco de adoptar a mi perro me sorprendí mucho al descubrir la cantidad de gente que te habla y que conoces por la calle o en el parque. Y eso es parte del argumento principal de la historia: que gracias al perro el protagonista empieza a conocer a gente externa a su entorno. Nunca he intentado usar el perro para ligar, por lo tanto las anécdotas que se cuentan son ficticias, aunque muchas veces se me ha acercado alguna chica a acariciar a mis perros con un "que mono", así que supongo que si eres una persona hábil en ese sentido (que no es mi caso), tienes posibilidades de ligar. Además, he presenciado desde la distancia algunos casos de "amor en el pipi-can".


Joan: Yo lo intente con "Copla", y ella era lo suficientemente simpática como para que se acercase la gente. Pero no conseguí nada. Las historias no están basadas en anécdotas reales, pero no puedo descartar que se me ocurriesen mientras paseaba la perra y fantaseaba con ello.

- ¿El perro, es "sólo" un maggufin, como dice uno de vuestros personajes?

Sebastian: Yo siempre le he considerado el co-protagonista, ya que toda la narración gira en torno a él y a su dueño.

Joan: Agradezco la observación técnica, interpretando bien el chiste. Pero una vez acabada la historia nos dimos cuenta que el verdadero maggufin no era el perro, sino el dichoso elefante rosa. En realidad Jas es otro personaje secundario especialmente importante para la trama.

 

- Sebastián, para los dibujos perrunos, ¿te inspiras en tu propio can? ¿Cómo se llama? ¿Nos puedes contar algo sobre él?

Sebastian: Si. Me inspiré en "Trapo", mi primer perro, al que adopté de la perrera de Palma. Es un mestizo marrón, muy inteligente y con aire de vagabundo al que le gusta meterse en líos. Y luego tengo a "Momo", una perra blanca altísima. Es una mezcla de Podenco y Mastín, muy tímida y alegre. Una amiga se la encontró de cachorra, desnutrida y perdida en el campo por Andalucía y al verla en una fotografía no pude resistirme a adoptarla. En mi instagram puedes ver algunas fotos de ellos si te apetece: http://instagram.com/scabotba

- Otra para Sebastián, ¿tienes algún lugar 'perruno' que recomendarnos? ¿Algún bar o café de Barcelona en el que te se pueda estar a gusto con un can?


Sebastian: En Barcelona, hay una cafetería llamada "La Pausa" que está en la Plaza del Nord, en el barrio de Gracia que aparte de tener una terracita dejan entrar a los perros en el interior. Y en Palma, hay un restaurante que ha abierto hace poco que se llama "Claxon" (calle 31 de diciembre, 9, 07003), tiene un patio interior muy agradable donde puedes ir a comer con tus perros (y tienen un menú especial para ellos!).


- ¿Os parece que la vida en la ciudad se vuelve más amable con perro o más complicada?

Sebastian: Para mí es agradable ver perros por la calle o sueltos jugando en una plaza o un parque, creo que su presencia nos ayuda a no estar tan "desconectados" de la naturaleza. Pero es cierto que cuando tienes perro en una ciudad grande se hace duro, es difícil encontrar espacios verdes, los pipi-canes son minúsculos y abarrotados, están prohibidos en el transporte público y no los dejan entrar en muchísimos lugares...


Joan: Como ya he dicho, mi mayor experiencia de vida con perro en la ciudad fue con Copla. Me pareció un bonito período. Salíamos a pasear y la gente ya me conocía como "el paseante de Copla".

Era interesante ver como ella tenía especial predilección para buscar los sitios donde orinar (entiendo que era para comunicarse con otros perros). Aunque en Palma hay el problema que no hay muchos sitios, donde se pueda dejar al perro sin correa y esplayarse a sus anchas. A "Copla" no parecía importarle mucho, porque es muy mansita y enseguida quería volver a casa a descansar, pero creo que es importante tener sitios así.


Y por último, una curiosidad. El elefante, ¿tiene que ver con el de Moritz? Ese elefante que aparece y desaparece me inquieta cada vez que abro el cómic :-)


Sebastian: Joan y yo queríamos introducir un "elemento extraño" en el libro que simbolizase o representara todas estas "casualidades absurdas" que nos ocurren diariamente y que a veces resultan algo inquietantes... Casualidades como que Joan y yo nos conociéramos en Italia, siendo de Palma y con muchísimos amigos en común, que al inicio nuestro protagonista se dirija "Jas" como "Sr. Perro" (al igual que el nombre vuestra web) o la que me ocurrió la semana pasada cuando pasé delante de una cervecería Moritz y vi a un gran cartel con un elefante bebiendo cerveza...

No sé en qué momento se nos ocurrió que este "elemento extraño" fuera un elefante, pero podría haber sido cualquier otro objeto o animal (una jirafa o un hipopótamo, por ejemplo). No teníamos ni idea de la existencia del elefante de Moritz...


Joan: La verdad es que gracias a tí he descubierto la relación con la Moritz. Yo no vivo en Barcelona y me queda fuera de rango conocer ese símbolo. Doy fe que Cabot tampoco lo sabía, porque lo habríamos hablado. Aunque ahora que lo hemos visto, queda como un simpático acierto. Pensándolo bien, hubiese quedado un poco pretencioso creer que ninguna bebida alcohólica utilizaría un elefante como logo.

Utilizamos cookies para personalizar y mejorar tu experiencia en nuestra web, tanto con respecto al contenido y utilidades de SrPerro como a los anuncios que muestran en nuestra web nuestros socios publicitarios. Mira nuestra Política de Privacidad, actualizada en mayo 2018, para conocer más detalles sobre nuestras prácticas de recopilación de datos. Al hacer clic en Aceptar, nos autorizas a usar cookies para los fines enumerados. Aceptar