• Compartir

Miles de personas piden una solución para ayudar al cachorro retenido en el aeropuerto del Prat

En pocas horas, más de 34.000 personas han sumado su firma a la petición en Change.org que pide una solución para Buddy, un cachorro que está retenido y aislado en el Aeropuerto del Prat de Llobregat. El can llegó en un vuelo procedente de Nueva York con todos los papeles en regla y en un transportín precintado pero en Barcelona no logran leer su chip, ese es el problema, por eso no le dejan salir del aeropuerto.

>> Actualización: Lo han conseguido, Buddy pasará una cuarentena en una protectora y después ya podrá reunirse con sus dueños.

Buddy es un cachorro que viajó de Ecuador a Nueva York y allí, tras pasar los controles pertinentes, embarcó hacia Barcelona. Y ahí sigue, desde hace dos días.

La responsable de salud animal, al comprobar que no podían leer el chip del can, ha dado tres opciones a sus dueños: que ellos busquen y traigan al aeropuerto un lector de chip que sí sea capaz de leer el chip, eutanasia o devolver al perro al lugar de origen.

Esa es la normativa vigente, por muy kafkiano que pueda resultar el primer punto (es responsabilidad del dueño del animal facilitar un lector de chip) y evidentemente haciendo lo imposible para localizar otros lectores de chips. Entre tanto el perro sigue aislado y solo en el aeropuerto. Y la veterinaria ha indicado que el caso no era urgente por lo que podían esperar hasta el lunes.

Por eso, para presionar y evitar soluciones drásticas, la dueña de Buddy ha creado una página en facebook donde están informando sobre la situación. Y el domingo se celebró una concentración en el aeropuerto, en el Cargo Park de la T2, para pedir una solución a este caso.

La última hora es esta:

El veterinario de EEUU, el que emitió los papeles de Buddy, ha escrito a la veterinaria del Prat diciéndole que le certifica ante notario que el perro es Buddy, que corre con los gastos del nuevo chip y con todas las responsabilidades.

La responsable de salud animal del aeropuerto ha vuelto a insitir en las opciones legales, según indican en facebook los dueños del can: si no se logra leer el chip, sólo se podría plantear la devolución o la eutanasia. Y remite al Ministerio de Agricultura.

La dueña del can ha estado en el juzgado presentando el recurso que ha preparado la abogada de PACMA, la jueza ha denegado las medidas urgentes después de llamar a la veterinaria del Prat y preguntarle si la vida de Buddy corría peligro, le han respondido que no y por tanto les ha instado a seguir la vía administrativa (Ministerio de agricultura) que es lo que harán el lunes.

Finalmente, buenas noticias:

“Quiero confirmar que Buddy está bien. Desde el sábado se encuentra en unas instalaciones limpias, dignas. No está todo lo bien que es deseable, pero no está encerrado. No está pasando hambre. Ni tiene sed. Ni está sucio.

Hay mucho personal del aeropuerto que, de manera voluntaria y más allá de sus funciones, está yendo a visitar al animal.

Por parte del departamento de Salud Animal se nos ha ofrecido una solución, que es tener en 21 días en cuarentena a Buddy. Además, se procederá a poner de nuevo las vacunas y a ponerle un nuevo chip. Hemos contestado a la propuesta aceptándola.

Agradecemos a todas las personas que se han volcado en este caso, y esperamos firmar ese acuerdo hoy.


Su dueña acaba de confirmar que se le permitirá a Buddy pasar los 21 días de cuarentena en una protectora, donde podrán visitarlo y darle el amor que se merece mientras dura la cuarentena."

 

 

Utilizamos cookies para personalizar y mejorar tu experiencia en nuestra web, tanto con respecto al contenido y utilidades de SrPerro como a los anuncios que muestran en nuestra web nuestros socios publicitarios. Mira nuestra Política de Privacidad, actualizada en mayo 2018, para conocer más detalles sobre nuestras prácticas de recopilación de datos. Al hacer clic en Aceptar, nos autorizas a usar cookies para los fines enumerados. Aceptar