• Compartir

Las últimas vacaciones de un amigo perro enfermo: Dyuki descubre el océano

Esta es la crónica de unas vacaciones breves pero memorables, un fin de semana para celebrar una larga, larguísima amistad, y darle a Mr. Dukes, un can enfermo de cáncer, la máxima felicidad junto a su familia humana. El homenaje de Zhenia Bulawka a su can Dyuki (Mr. Dukes) es tan emocionante como memorable. Tras verlo esta mañana en The Dodo he contactado con ella para que nos permitiera contar su historia y le ha parecido bien. Así fueron las últimas vacaciones de Dyuki y su familia, esta es la historia que ha compartido Zhenia Bulawka.

Esta es una serie de fotos que hice en agosto en Assateague, Maryland. Mi novio Christian y yo nos llevamos a los tres canes a pasar un fin de semana en la playa. El viaje se lo dedicamos a nuestro American Staffordshire Terrier de 11 años, Dyuki (Mr. Dukes). Estaba en la última fase de un cáncer celular Grado III en ese momento. Su actividad favorita por encima de todas era nadar en la piscina pero hasta ese fin de semana nunca había visto el océano.

Era un viaje muy especial para nosotros y me siento particularmente agradecida por haberlo hecho realidad. Falleció un mes después tras haber luchado con todas sus fuerzas contra la enfermedad - casi dos años. 

El viaje a Assateague es de unas tres horas. El sol pegaba fuerte casi todo el camino. Pero en cuanto llegamos al océano, también llegaron las nubes, con rapidez. Caía una llovizna fina. ¿Y a quién le importa? ¡Nos encanta la lluvia!

Estábamos solos así que primero soltamos a Ruby. Se metió en el agua ella sola -momento madre orgullosa-. Pero luego salió corriendo hacia la playa al escuchar el estruendo de las olas. No pasa nada, volvió a adentrarse en el mar.

Había preparado nuestra comida antes. Como el viaje lo decidimos de un momento para otro no sabíamos si habría restaurantes perrunos en la zona. Además, con los tres lo de comer fuera hubiera sido un tanto complicado. Aquí está Christian compartiendo su delicioso sandwich de roast beef con Dukes, después de quitar la cebolla, por supuesto. 

Típico, el sol salió justo cuando nos fuimos. El cielo estaba algo cubierto pero se abrió lo suficiente para permitirnos disfrutar de una puesta de sol mágica desde el balcón de nuestro hotel. Aunque tuvimos un par de interrupciones del Bichon Frisé que se quedaba en el mismo pasillo. Pasamos la noche en Ocean City, a solo 15 minutos de Assateague. Un hotel genial, en el que nos trataron muy bien. ¡Y adoran a los pit bulls! 

Momento de salir a dar un paseo.

La arena estaba fresquita ahora.

El reflejo de las luces de los hoteles se extendía hasta el infinito...

Volvimos a tiempo para ver algunos un par de comedias en la TV antes de dormir.

Ruby... siempre el primero en dormirse.

Violet... siempre la primera en despertar.

De vuelta a la playa y ahora con sol. Llevo mi joya favorita, un regalo de cumpleaños de Christian. Me encargó esta pulsera especialmente para mí. Si miras atentamente quizá puedas distinguir quien es Ruby y quién Dukes. Una pena que no nos cupiera una cabeza más en algún lado. Pobre Violet. 

Observando a la gente.

"Me di cuenta que cada vez que perdía a un perro se llevaban un trozo de mi corazón con ellos. Y cada nueco perro que entra en mi vida me regala un trozo de su corazón. Si llego a vivir el suficiente tiempo, todo mi corazón estará compuesto de partes perrunas y seré tan generoso y cariñoso como ellos". Anónimo.


Dukes era mi mejor amigo. También era mi musa porque su pasión por la vida me servía de fuente de inspiración constante. Nunca me cansaba de sacarle fotos. Desde que se ha ido me han dicho muchas veces "vaya suerte tuvo Dukes de tenerte". Pero, la verdad, era yo la que tuvo la suerte de tenerle. Era el perro más listo, divertido, leal, fuerte y sensible... todo ello en un perfecto envoltorio de Pit bull. Cambió mi vida y le echaré de menos por siempre jamás."

Web de Zhenia Bulawka

Facebook de Zhenia Bulawka

 

Utilizamos cookies para personalizar y mejorar tu experiencia en nuestra web, tanto con respecto al contenido y utilidades de SrPerro como a los anuncios que muestran en nuestra web nuestros socios publicitarios. Mira nuestra Política de Privacidad, actualizada en mayo 2018, para conocer más detalles sobre nuestras prácticas de recopilación de datos. Al hacer clic en Aceptar, nos autorizas a usar cookies para los fines enumerados. Aceptar