• Compartir

La secuencia de Fibonacci, la espiral áurea y los perros: una forma simpática de celebrar el #DíadeFibonacci

La secuencia de Fibonacci está por doquier en la naturaleza. Podréis encontrar multitud de ejemplos buscando un momento en google. Este matemático italiano, cuyo nombre real es Leonardo de Pisa, descubrió esa secuencia numérica cuando estudiaba los hábitos de apareamiento de los conejos. Así llegó a su famosa secuencia y al número áureo que se puede plasmar en la espiral áurea o espiral dorada.

Aunque como explican desde Dogs Trust, es una secuencia que ya había aparecido previamente en las matemáticas indias:

Y ellos sospechan que hasta puede tener que ver con lo mucho que nos gusta a las personas ver a un perro dormido enroscado así. Porque es una forma que, efectivamente, encaja a la perfección con esa mágica proporción áurea. 

Una manera realmente simpática de celebrar el #DíaDeFibonacci (que es el 23 de noviembre) y el amor por los perros :-)

 

 

Utilizamos cookies para personalizar y mejorar tu experiencia en nuestra web, tanto con respecto al contenido y utilidades de SrPerro como a los anuncios que muestran en nuestra web nuestros socios publicitarios. Mira nuestra Política de Privacidad, actualizada en mayo 2018, para conocer más detalles sobre nuestras prácticas de recopilación de datos. Al hacer clic en Aceptar, nos autorizas a usar cookies para los fines enumerados. Aceptar