• Compartir

Historias de SrsPerros: Nero y Jarvis

Nero y Jarvis son dos SrsPerros con suerte: viven con Jessie y su pareja, disfrutan, viajan, corretean o siestean juntos, pasean por la playa cuando pueden y hasta tienen la fortuna de que les cocinen chuches caseras de lo más sanas... pero sus comienzos no fueron fáciles. Ambos son adoptados y, sobre todo Nero, llegaron con una mochila de problemas a su espalda. Al igual que Wifi, Buddy, Vilma o Unai, la suya es ahora, gracias a la adopción, una historia feliz, una historia de canes que habían sido abandonados y que han encontrado un nuevo hogar. Jessie (a quien también podéis encontrar en Jessiewrites) ha compartido con nosotros la historia de Nero y Jarvis...

"Nero llego a nuestras vidas en marzo del 2006. Mi pareja y yo llevábamos tiempo queriendo adoptar un perro, y un fin de semana nos llegó un aviso de la protectora de animales de Almería, Alondra de Dupont: Nero necesitaba un hogar porque su humana estaba muy enferma y no podía ocuparse de él.

Debía tener un poco menos de un año cuando le conocimos, aterrado, ladrando como un poseso, y muy confuso al no encontrarse su familia con él. Nos lo llevamos a nuestra casa, y su primera noche la pasó en una caja donde guardabamos unas botas, con una manta - le di mi favorita-, al lado de mi cama, y ya nos robó el corazón.

Los primeros meses de vida de Nero no debieron de ser fáciles ya que nos llegó con una ansiedad a la separación muy severa, muy mala socialización, y una fobia a los ruidos fuertes, como las alarmas de relojes, o los pitidos en la televisión.

Hemos trabajado mucho y poco a poco, utilizando técnicas de refuerzo positivo, y MUCHAS galletas, hemos conseguido que Nero tenga amigos en el parque - entre los que se incluye Colega de SrPerro cada vez que pasa por Barcelona - y sobre todo hemos aprendido que, como los humanos, los perros no son perfectos, vienen con sus historias y las cosas que les gustan y que no, y eso los hace especiales.

Se asusta con mucha facilidad de los ruidos del tráfico, y de los perros más grandes que él, y si algún perro nos muestra los dientes, inmediatamente se pone delante a decirle al otro can que a mi no se me acerca nadie. Es increíble que una criatura de 5 kilos y medio tenga tanto valor, aunque en el fondo es el típico “perro ladrador…” y hasta la gata de unos vecinos nuestros se cachondeaba de él y lo echaba del portal.

Cuando se asusta y ladra hemos tenido desde personas que nos han insultado, que le han mirado con asco, hasta aquellos que nos han dicho que es agresivo. Nero es increíblemente especial, muy noble, y capaz de dar toneladas de amor a quien le haga sólo un poco de caso. Ya sé que me es fácil decirlo porque es mi perro, pero cuando le conoces, bien, ves lo que nosotros vemos. No le faltan fans entre nuestra familia y amigos.

Nero no soporta ver a nadie llorar. Si ve alguien que está triste se le pega como con pegamento y no te deja en paz. Lo único que pide a cambio de las sonrisas, compañía, cariño y tranquilidad que da, son mimitos, y alguna que otra galleta.

Nero es un perro muy viajero. Está muy acostumbrado a volar en cabina, y ha vivido en Bélgica, en varias ciudades de España, ha pasado largas temporadas en Francia y en Inglaterra, donde ha viajado en los autobuses de dos plantas de Londres, y hasta ha visitado Buckingham Palace.

Nero, aún con sus miedos con ciertos perros, siempre ha sido muy juguetón con sus amigos. Así que en Septiembre de 2013 decidimos adoptar otro cruce de salchicha, y llegó Jarvis a nuestras vidas, 6 kilos de auténtico trasto, del Refugio del Viento en Murcia. A Jarvis le cortaron la cola, lo pusieron a la venta por Internet, y la misma persona que lo adquirió, decidió deshacerse de él a los dos meses de comprarlo.

Jarvis y Nero se han hecho inseparables. Se pasan las horas jugando, destrozando juguetes (y alguno de mis sostenes) y persiguiéndose el uno al otro. Jarvis es un perro muy joven, extremadamente juguetón, y que ha aprendido muchísimo observando a Nero. Es muy vocal, y tiene una manera muy perruna de “discutir” cuando no está de acuerdo con irse a la cama, o bajarse del sofá, parece que te esté hablando Chewbacca de Star Wars.

En España, adoptar un perro al que han abandonado no es obligatorio, pero debería serlo. El perro que quieras, de cualquier raza, mezcla, edad, tamaño, personalidad, te está esperando. Yo quería perros salchicha, pues aquí está mi “mafia” de longanizas (instagram @sausagemafia), que no serán 100 por cien teckel, pero son 100 por cien absolutamente únicos y simplemente magníficos."

-----

PD: Si queréis participar en Historias de SrsPerros:

- El objetivo es compartir historias felices de canes que han sido adoptados, de canes que ahora alegran la vida de algún hogar tras haber sido abandonados o tras haber pasado tiempo en una protectora o perrera.

- No tenéis más que completar la página de vuestro can al registraros en SrPerro.com. Y, si queréis, nos podéis enviar un mail a hola@srperro.com para que estemos al tanto y podamos compartirla en nuestras redes sociales.

¡Gracias!

 

Utilizamos cookies para personalizar y mejorar tu experiencia en nuestra web, tanto con respecto al contenido y utilidades de SrPerro como a los anuncios que muestran en nuestra web nuestros socios publicitarios. Mira nuestra Política de Privacidad, actualizada en mayo 2018, para conocer más detalles sobre nuestras prácticas de recopilación de datos. Al hacer clic en Aceptar, nos autorizas a usar cookies para los fines enumerados. Aceptar