• Compartir
  • Whatsapp de SrPerro

Estrategia extrema para echar de tu zona a un humano perruno incívico

Estrategia extrema para echar de tu zona a un humano perruno incívico

¡Ay, esos humanos que no recogen las cacas de sus perros! Son la pesadilla de los Ayuntamientos pero también de los demás dueños de canes porque, al final, cada caca que queda en el suelo es igual que lanzar una campaña anti-perros, así de sencillo. Esas "minas urbanas" fastidian a todos y hacen que demasiada gente piense que los perros son sucios o que no son capaces de controlarse y que hacen sus necesidades en cualquier momento y todo el tiempo.


Las campañas para fomentar el civismo que hemos ido viendo en España a lo largo de los años son de todo tipo, las hay que se apoyan en la imaginación y el humor (y han llegado así hasta el New York Times) y las hay que tratan de utilizar la educación en positivo, la gran mayoría sencillamente amenazan con multas.

También en clave de humor, este corto pone en práctica una estrategia diferente... El objetivo aquí no es precisamente convencer a un guarro de que recoja las cacas, como veréis, pero el efecto será parecido. Ejem.

PD: Chuleta express para los que la necesiten. El chico que llega primero pregunta si puede acariciar al perro del otro. Luego le pregunta si puede oler a su perro, y se pone cada vez más raruno e intenso. Y al final... le pregunta si se puede follar a su perro. Y el otro, claro, sale corriendo. ¿Qué pasa? Le pregunta el otro chaval que llega... No mucho, que ese ya no volverá a cagarse en nuestro cesped, responde el olfateador de perros :-)

 

Te puede interesar
 

Utilizamos cookies para personalizar y mejorar tu experiencia en nuestra web, tanto con respecto al contenido y utilidades de SrPerro como a los anuncios que muestran en nuestra web nuestros socios publicitarios. Mira nuestra Política de Privacidad, actualizada en mayo 2018, para conocer más detalles sobre nuestras prácticas de recopilación de datos. Al hacer clic en Aceptar, nos autorizas a usar cookies para los fines enumerados. Aceptar