• Compartir
  • Whatsapp de SrPerro

El problema de Barcelona con los perros: ahora van a prohibir el acceso a las zonas más turísticas de Park Güell

El problema de Barcelona con los perros: ahora van a prohibir el acceso a las zonas más turísticas de Park Güell

Hace unos días Nala y sus humanos fueron a dar una vuelta por el espectácular Park Güell, en Barcelona. Una vuelta que habían dado muchas veces antes y que, según parece, pronto dejará de ser viable. Porque resulta que en este turístico parque de la Ciudad Condal tienen previsto restringir al máximo el acceso de perros "por su seguridad".

Hasta ahora la normativa era sencilla -perros atados, perros controlados, perros admitidos- pero esto va a cambiar, "por su seguridad".

Seguid leyendo porque la historia que Marta, la humana de Nala, ha compartido con SrPerro, refleja los problemas cotidianos de las personas con perro en Barcelona, como ya nos comentaron desde Espai Gos BCN, el colectivo que vela por sus derechos y que desespera ante el talante, marcadamente anti-perros, del consistorio.

En vez de plantear un modelo de ciudad donde los perros pueden acompañar a sus familias a más lugares, donde los perros están mejor integrados porque están mejor educados -es decir, apostando por la buena educación canina- en Barcelona, por desgracia, se tiene la sensación de que para aquellos que hacen las normas los perros molestan. En vez de entender que los perros son parte de la familia, se plantea su presencia como un problema constante.

Menos mal que luego, por suerte, en la ciudad no es así, hay incontables locales de todo tipo donde los canes son siempre bien recibidos.

Siempre nos queda la esperanza de que alguien en el Ayuntamiento asuma de verdad que los perros son uno más en la familia, que suman y no restan, que fomentar el ocio con perro es bueno, estupendo, para el turismo... Así que seguiremos cruzando dedos y patas para intentar que eso suceda.

Pero esta es la nueva normativa de Park Güell, según nos informan por correo electrónico, aunque no esté así reflejado en su web aún:

"El Park Güell permite la entrada de perros, siempre y cuando estos vayan atados, siendo el propietario o acompañante el responsable de cualquier daño que éste pueda ocasionar. Sin embargo, los perros no podrán acceder a la zona comprendida entre la plaza de la natura i la escalinata del dragón, ni tampoco en el interior de los edificios."

"Sábado 29 de mayo, decidimos hacer un #nalastour en el Park Güell, entramos por un lateral con nuestros carnets de biblioteca y Nala atada, ningún problema. Vamos primero a la zona turística del parque, donde antes puede llenarse de gente. Llegamos al Dragón y no hay absolutamente nadie, solo algún guardia de seguridad que vigila.

Todo ok. Hacemos las fotos de rigor y seguimos con las fotos en la Sala de las Cien Columnas (Sala Hipóstila), oímos música en la parte de arriba, le preguntamos a una guardia de seguridad si podemos subir a la explanada, nos comenta que si aunque hay una parte cerrada por la preparación de un espectáculo. Subimos a la Plaza de la Naturaleza (explanada central del parque) y nos vamos directas al banco serpiente para hacer foto a las espectaculares vistas de Barcelona."

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Nala (@nala_sg)

 

"De repente aparece un chico de seguridad y nos dice que por normativa los perros no pueden entrar a la plaza. Le pregunto la razón, va atada y vigilada como pone en la normativa de acceso al parque.

Dice que se han precipitado muchos perros desde ahí, y han decidido hacer una normativa nueva, que no tiene ni una semana… Desconfió… ¿Cómo pueden caerse perros desde un balcón cuando van atados? ¡Por esa regla de tres, los niños y los turistas también podrían caer si se suben!

Le pido un momento para hacer “un par” de fotos (porque no he llegado hasta allí para irme sin nada), duda pero acepta. Hacemos las fotos y me voy indignada pero no dejo que esto nos arruine el resto de visita. 

Al día siguiente decido hacer una queja formal, les comento lo que me ha pasado, (pensado que era cosa del chico de seguridad).

 A la semana recibo contestación del Servicio de Atención a Visitantes. Me informan

Desde hace un tiempo, en el parque se han presenciado varios accidentes porque algunos perros han caído desde grandes alturas. En el Park Güell queremos y debemos velar por su seguridad y, por esta razón, los animales de compañía pueden acceder a todo el parque siempre debidamente relacionados, excepto en los espacios monumentales de la Plaza Naturaleza, sala Hipóstila y en la escalinata del Dragón, que son las zonas donde hay más peligro y, por lo tanto, los animales no podrán acceder. El plan de comunicación de esta normativa está en implantación.” 

Cual es mi cara de indignación al leer la respuesta, no era solo en la plaza donde nos echaron, ¡sino que tampoco tienen acceso en el dragón ni en la sala de las columnas! ¡Es decir, toda la parte turística del Park Güell!

¿Como puede caer un perro “desde grandes alturas” en una sala o desde las escalinatas donde se ubica el Dragón si es la parte más baja del parque?

Es una pena, vamos atrás como los cangrejos… Tenemos una ciudad intolerante con los animales. #Barcelonaisnotdogfriendly"

Pues sí, sin duda estamos de acuerdo con lo que plantea Marta y por eso compartimos su historia: Un perro atado y controlado, como marcan las actuales normas, ¿cómo puede correr peligro paseando por un parque? 

Parece, según nos dice Marta, que sí hubo un accidente hace semanas pero fue porque alguien llevaba a su perro suelto, es decir, no estaban cumpliendo con la actual normativa del parque. Por eso mismo esperamos que la presunta nueva normativa oficial no llegue a implantarse porque sería un paso atrás, porque de nuevo penalizaría a los que cumplen con su deber y son cívicos y respetan las normas.

 

Te puede interesar

 

 

Utilizamos cookies para personalizar y mejorar tu experiencia en nuestra web, tanto con respecto al contenido y utilidades de SrPerro como a los anuncios que muestran en nuestra web nuestros socios publicitarios. Mira nuestra Política de Privacidad, actualizada en mayo 2018, para conocer más detalles sobre nuestras prácticas de recopilación de datos. Al hacer clic en Aceptar, nos autorizas a usar cookies para los fines enumerados. Aceptar