• Compartir

Dos métodos (muy) alternativos para tratar con perros que ladran en exceso

Los perros ladran por multitud de razones: para jugar, para alertar, por miedo, por ansiedad, por frustración, para saludar... El ladrido siempre está tratando de comunicar algo. El problema es que los humanos no somos buenos traductores, ni del lenguaje corporal de los cane y sus señales de calma, ni de sus ladridos. Y sin duda hay algunos tipos de ladridos que conviene tratar porque son la señal de que algo no va bien, de que nuestro can está pidiendo ayuda a su manera. Es realmente útil identificar el tipo de ladrido que está utilizando nuestro perro para saber cómo actuar para trata de reducir su intensidad o frecuencia. Como explica la escritora, etóloga e investigadora Alexandra Horowitz, no hay que castigar la comunicación y un ladrido es, ante todo, eso, comunicación.

Los ladridos más silenciosos (y zampables): canes que han aprendido a ladrar susurrando

En este caso hablamos de ladridos anecdóticos, por así decirlo, no de perros que tienen ansiedad por separación ni ningún problema de comportamiento. 

Dugan y Murphy son dos perros parlanchines que tienen la suerte de vivir en una casa con jardín. Y cuando ven una ardilla o atisban a algún visitante inesperado pues ladran, por supuesto. 

Su compañero de piso se llama Ottis: es un loro gris que no lleva nada bien esas inesperadas explosiones de ruido así que él hace lo que puede para que los canes se callen... parece que funciona :-)

Otro método anti-ladridos que logra ciertos resultados, al menos en esta casa, es el gatuno... Un caniche Toy recién adoptado descubre las normas de su casa a través del "amable" gato con el que le ha tocado convivir. 

Chazz, como se llama el can, parece que no tardó mucho en calmarse y adaptarse a su nueva familia.

 

Te puede interesar

El Kennel Club británico anuncia la próxima prohibición de los collares eléctricos en todo el Reino Unido

Un estudio analiza y "traduce" los gestos más comunes de los perros al comunicarse con nosotros

Las señales de calma: el lenguaje universal de los perros

La vida secreta de algunos perros: nada que ver con la película

 

Utilizamos cookies para personalizar y mejorar tu experiencia en nuestra web, tanto con respecto al contenido y utilidades de SrPerro como a los anuncios que muestran en nuestra web nuestros socios publicitarios. Mira nuestra Política de Privacidad, actualizada en mayo 2018, para conocer más detalles sobre nuestras prácticas de recopilación de datos. Al hacer clic en Aceptar, nos autorizas a usar cookies para los fines enumerados. Aceptar