• Compartir
  • Whatsapp de SrPerro

Bentley no tiene ébola y su dueña está mejor... ellos sí podrán reencontrarse tras la crisis

Bentley no tiene ébola y su dueña está mejor... ellos sí podrán reencontrarse tras la crisis

Nina está mejor, parece que mucho mejor, eso es lo primero. Y su perro, Bentley, también. Ambas noticias hacen posible albergar la clara esperanza de que ambos puedan reunirse cuando termine el periodo de cuarentena y la enfermera se recupere del todo, como Teresa.

Bentley inevitablemente nos recuerda cada día lo que hubiera sido posible, Bentley es el recuerdo vivo de Excalibur. Él ha tenido suerte por varias razones, la primera porque su caso ha sucedido en EEUU y no en España. Y la segunda, porque ahora que le han hecho las pruebas pertinentes -en vez de sacrificarlo sin más- las autoridades han anunciado que el can no tiene ébola.

Sí, se ha confirmado oficialmente: Bentley, el Cavalier King Charles de Nina Pham, la enfermera que está aislada y siendo tratada tras contagiarse del virus del ébola, está libre de la enfermedad.

Ella evoluciona favorablemente, las últimas noticias son que su estado ha pasado de aceptable a "bueno", una información escueta pero esperanzadora.

El perro, que está también aislado y siendo cuidado por veterinarios y responsables del Servicio Animal de Dallas, pasará una cuarentena de 21 días, igual que cualquier persona que pueda haber tenido contacto con el virus.

Y cuando decimos cuidado es porque... mirad cómo tratan al can, al que todos animan con la etiqueta de #TeamBentley

Aquí podéis ver también un vídeo en el que tras una larga entrevista muestran imágenes de Bentley en su aislamiento... jugando tan pancho. El can mueve el rabillo mientras le examinan. Seguro que si Nina ve esas imágenes se sentirá mucho mejor...

En España la buenísima noticia es la curación de Teresa y el hecho de que nadie más, ninguna de las personas que estaban en observación, ha mostrado ningún síntoma de ébola.

La mala ya la sabemos de sobra. Excalibur fue víctima de una gestión apresurada de la crisis, algo que ahora se recuerda casi cada vez que en EEUU hablan de Bentley. Dos formas radicalmente diferentes de afrontar un problema.

Por la prensa sabemos que Javier Limón ya le ha contado a Teresa que han matado a su perro. Pero nadie olvida a Excalibur ni lo que su muerte significa.

Lo sucedido en España -como suele pasar con cierta frecuencia en los últimos tiempos- podría ser una noticia de El Mundo Today... pero no, es la realidad.

Muchos han criticado y con cierta virulencia la excesiva relevancia que se ha dado a un perro en todo este asunto, como si el preocuparse por un perro significara ausencia de preocupación por los humanos.

Pero resulta que el perro sí es importante y mucho: lo es para Teresa y su familia, evidentemente. Y lo es como símbolo de todo lo que se ha hecho mal en esta gestión de la crisis del ébola en España.

Esta viñeta, de Masquemascotas, retrata lo sucedido a Excalibur con ternura pero de forma certera.

Utilizamos cookies para personalizar y mejorar tu experiencia en nuestra web, tanto con respecto al contenido y utilidades de SrPerro como a los anuncios que muestran en nuestra web nuestros socios publicitarios. Mira nuestra Política de Privacidad, actualizada en mayo 2018, para conocer más detalles sobre nuestras prácticas de recopilación de datos. Al hacer clic en Aceptar, nos autorizas a usar cookies para los fines enumerados. Aceptar