TODOS LOS TEMAS
Salud perruna

Un botiquín natural para perros, para tratar problemas de piel, quemaduras y heridas, ansiedad...

Compartir

Esther García, responsable de Herbolario Sol de invierno, para ti y tu mascota, ha compartido con nosotros estos útiles consejos: pistas prácticas para saber qué necesitamos tener en casa si queremos recurrir a un botiquín natural para nuestros canes.

Esther García, responsable de Herbolario Sol de invierno, para ti y tu mascota, ha compartido con nosotros estos útiles consejos: pistas prácticas para saber qué necesitamos tener en casa si queremos recurrir a un botiquín natural para nuestros canes. 

"Mercromina, tiritas, alcohol, ibuprofeno... son algunos de los componentes comunes de un botiquín convencional para humanos. Su denominador común sería que solucionan pequeños problemas de salud, atacan síntomas como la fiebre, heridas, etc. Y está bien tenerlos a mano para emergencias, pero abusar de muchos de estos medicamentos acarrea efectos secundarios a la larga para el organismo o simplemente pueden no ofrecer unos resultados muy efectivos. 

Conviene recordar que muchas medicinas como el ibuprofeno o el paracetamol son tóxicas para los perros, lo último que debemos hacer es automedicar a un can sin consultar a nuestro veterinario.

Lo que sí podemos hacer es crear un “botiquín natural” para nuestros canes formado por productos a base de plantas, minerales, aminoácidos y vitaminas que ayudan no sólo a paliar los síntomas de los problemas de salud, sino que contribuyen a evitarlos. “Más vale prevenir, que curar”, ya sabéis.

Si sois clientes de herbolario, comprendéis fácilmente que se trata simplemente de trasladar a nuestro perro la forma que tenemos de cuidarnos a través de la fitoterapia, los suplementos nutricionales, la aromaterapia, los oligoelementos… y, por supuesto, de una alimentación sana y libre de aditivos artificiales.

Se puede hacer de una forma sencilla, ya que existe cada vez una oferta mayor de productos específicos para animales, formulados para ellos y con una dosificación según su peso y características.

Así, teniendo en cuenta los problemas más comunes en los perros, un botiquín natural podría estar compuesto por los siguientes productos, que se presentan en diversos formatos (comprimidos, polvos, extractos líquidos, sprays, bálsamos…):

 

- Para adultos: suplementos de vitaminas y minerales para darles más vitalidad sobre todo en periodos de convalecencia.

 

- Para los senior: suplementos de vitaminas, minerales, así como plantas y vegetales con propiedades antioxidantes que les aportarán energía. También oligoelementos, como el magnesio, el cobre, el manganeso-cobre y el potasio, les ayudarán en caso de artrosis.

 

- Problemas de pelo: suplementos de omega 3 a base de aceite de salmón, de onagra, de lino, etc.

 

- Problemas en la piel como alergias, almohadillas agrietadas..: tierra verde arcillosa, linaza, aceite de jojoba, nuez de macadamia, salvia o árbol del té. Para casos más graves es recomendable azufre, biotina y/o vitamina B. Si el problema, en concreto, son hongos o ezcemas, funcionan bien las cremas a base de llantén y minerales.

 

- Dolores en las articulaciones. Son bastante frecuentes en algunas razas y cuando los animales son ya viejitos. Para combatirlos existen condoprotectores con sustancias activas vegetales como árnica, garra de diablo, harpagofito o cola de caballo que tienen propiedades antiinflamatorias.

 

- Para problemas de comportamiento a causa del estrés, el miedo o el nerviosismo: extractos líquidos de plantas como el espino blanco, la escutelaria, la valeriana, la pasiflora o la lavanda que se añaden a la comida diaria de nuestro perro.

También hay muchos aceites esenciales (vetiver, sándalo, incienso, manzanilla, ylang ylang…) útiles para problemas de ansiedad por separación, miedo a los ruidos, etc. Se ponen en un difusor o se pueden vaporizar. El alga espirulina es un saciante y puede ayudar si tu perro come mucho y de forma ansiosa. Y, por supuesto, las flores de Bach, una terapia energética, están indicadas para trastornos de comportamiento.

Un experto debe elegir las más convenientes en cada caso aunque también hay algunas formuladas para los problemas más habituales (dominancia, miedo, síndrome de ansiedad por separación…).

 

- Alergias por intolerancias alimenticias, ácaros o polvo: antihistamínicos naturales con bioflavonoides, enzimas y minerales en pastillas. También son recomendables los suplementos con linaza, ortiga verde, manzanilla, milenrama y cola de caballo.

 

- Picaduras de insectos: productos a base de aloe vera y árbol del té.

 

- Para elevar las defensas: compuestos que incluyen equinácea, albahaca y aminoácidos.

 

- Para quemaduras y heridas: miel de manuka, por su gran poder como regenerador cutáneo y antibacteriano.

 

- Flora intestinal dañada: probióticos para reestablecer la flora intestinal tras tratamientos con antibióticos o a causa de diarreas. También es recomendable tomarlos como medida preventiva de cara a elevar el sistema inmune (puede mejorar alergias) y para favorecer la digestión (y evitar gases).

 

- Placa dental y mal aliento: algas marinas,  ortiga, hinojo, comino, tierra verde arcillosa, etc., cepillos de dientes naturales como las astas de ciervo, y si se trata de un mal procesamiento en el estómago de los alimentos los que causan el mal olor, la solución puede estar en un complemento a base de enzimas vegetales.

 

¿Más información? En Herbolario Sol de Invierno, para ti y tu mascota, organizan constantemente charlas y eventos, visita su web, su facebook y su twitter.

Utilizamos cookies para personalizar y mejorar tu experiencia en nuestra web, tanto con respecto al contenido y utilidades de SrPerro como a los anuncios que muestran en nuestra web nuestros socios publicitarios. Mira nuestra Política de Privacidad, actualizada en mayo 2018, para conocer más detalles sobre nuestras prácticas de recopilación de datos. Al hacer clic en Aceptar, nos autorizas a usar cookies para los fines enumerados. Aceptar