TODOS LOS TEMAS
Salud perruna

Los problemas de piel de los canes en verano: cómo reconocerlos y qué hacer

Compartir

Calor, humedad, alergias, insectos, agua, quemaduras... en verano, la piel de los canes sufre y es frecuente que aparezcan problemas diversos. Por eso, le hemos pedido a Soledad Fernández de Araoz - de la Clínica Veterinaria Zurbano- que nos explique cómo reconocer las patologías más frecuentes y que nos de algunas pautas prácticas para saber cómo intentar atajarlas.

Evidentemente, lo mejor en caso de duda siempre será acudir a un profesional, ir a nuestro veterinario para que pueda indicarnos el mejor tratamiento en cada caso.


"HOT SPOT", ECCEMA HUMEDO, DERMATITIS HUMEDA:

Esta patología aparece con mucha frecuencia en los perros: consiste en una inflamación e infección de una pequeña zona, normalmente en forma de círculo, y suele darse a ambos lados del cuello y de la cadera, aunque se puede producir en cualquier parte del cuerpo.

Producen un picor intenso, haciendo que el animal se rasque, chule y muerda de una manera obsesiva, extendíendose rápidamente la infección.

Los más proclives a sufrir este tipo de problema son los perros con problemas de alergias y/o perros peludos con mucho peso (labrador, pastores alemanes etc...) que están mucho tiempo recostados sobre esas zonas.

Por eso, verano tras verano, los perros repiten este cuadro, y los dueños empiezan a distinguirlo muy tempranamente, antes de que vaya a más.

De tanto que se lamen, agravan la infección, pierden pelo, o se queda apelmazado, evitando que la zona se seque y, por tanto, complicando aún más el problema.

Qué hacer: Si se pilla a tiempo, lo primero sería lavar la zona con antiséptico dos veces al día (betadine champú, por ejemplo, que serviría para ocuparse de las bacterias). Una vez seco, se podría usar cualquier pomada con cortisona (para acabar con el picazón), tambien 2 veces al día. Si se lame mucho, aplicar la pomada 3 veces al día.

Si no conseguimos disminuir el picazón, entonces hay que acudir al veterinario: el animal necesitaría tratamientos más fuertes, dispensados oralmente o inyectados.

 

OTITIS:

 

Si un animal agita la cabeza de lado a lado o se rasca sin cesar los oidos, lo más probable es que tenga otitis, y aquí no existen ayudas caseras. 


Necesitarían tratamientos tópicos, y según el tipo de otitis que padeciese, la medicación sería una u otra.

Lo que si se puede hacer, en aquellos perros que sabemos que padecen de otitis recurrentes y que en verano, con las piscinas y la humedad, vuelven a recaer, es comprar en el veterinario un limpiador ótico para aplicarlo cada 4/5 días. Es la forma de mantener las bacterias y levaduras bajo control.

>> Infección de oídos: síntomas y consejos para evitar la otitis

 


DERMATITIS:

Los perros que las padecen con frecuencia suelen ser perros con una base alérgica o de un determinado tipo de razas que, además, suele coincidir que tienen pelo blanco (west highland terrier, bull dog francés...).

Estos perros presentan "granos" en el abdomen, y/o "bultitos" por el lomo, y/o caspas serias, y/o olores rancios, grasientos etc... los dueños ya distinguen con frecuencia los sintomas, y casi todos saben que es un problema recurrente.

Estos canes tienen mas facilidad para que las bacterias que viven normalmente en la piel se vuelvan "locas" y se multipliquen en mayor número, produciendo infección, picor etc...

Qué hacer: Para intentar prevenir o al menos disminuir la gravedad del cuadro, es muy recomendable bañarlos (2/3 veces a la semana) con champús anisépticos que se compran en el veterinario. Con ésto conseguimos diluir la concentración de bacterias que existe en la piel y mantenerlas bajo control.

Otro buen consejo sería duchar a los animales que se hayan metido en el mar, para quitar los cristales de sal, que irritan mucho.

Como último consejo, a los perros peludos con problemas de dermatitis, cortarles mucho el pelo. Disminuirá la humedad del animal, y ayudará a que el sol penetre más profundamente en la piel para ayudar a secar.
 

>> Dermatitis Atópica Canina: qué es y cómo se trata

>> Dermatitis por picadura de pulga

 

DERMATITIS SOLAR:

Ten en cuenta que la piel de los perros también es sensible a los rayos solares. Se pueden quemar. 

Si tu can pasa muchas horas tomando el sol sin protección y detectas alguna zona de la piel oscura, enrojecida, irritada, sin pelo, con costras, inflamada, o abultada.... no lo dudes, acude al veterinario.

 

ESPIGAS ENTRE LOS DEDOS:

Es frecuente en los animales que están en el campo: se presenten cojeando y lamiéndose la mano.

Qué hacer: Esto es muy difícil de evitar. Lo único que se puede hacer es revisar bien las patas después de cada paseo, para extraer las espigas que todavía no se han clavado. Ayuda también llevar a los perros peludos con el pelo bien corto (siempre que sea una raza a la que conviene pelar, ojo)

Una vez formado el granuloma o absceso por una espiga, intentar extraerla, pero con mucho cuidado.

Hay que apretar para ir vaciando de pus, aplicando un antiséptico a continuación. A veces conseguimos extraer la espiga, pero pueden quedarse barbas o restos, con lo cual el cuadro seguiría.

Si no se consigue, habría que acudir a un veterinario.

 

 

También te puede interesar: 

Las temibles espigas, el enemigo oculto de los perros en los paseos de verano

Dermatitis Atópica Canina: qué es y cómo se trata

Peligros y cuidados especiales de las almohadillas de tu perro en verano

Recomendaciones básicas para un verano saludable con perro en la playa, el campo o la ciudad

Chuleta de salud canina: 10 claves para saber si debes ir al veterinario

 

Utilizamos cookies para personalizar y mejorar tu experiencia en nuestra web, tanto con respecto al contenido y utilidades de SrPerro como a los anuncios que muestran en nuestra web nuestros socios publicitarios. Mira nuestra Política de Privacidad, actualizada en mayo 2018, para conocer más detalles sobre nuestras prácticas de recopilación de datos. Al hacer clic en Aceptar, nos autorizas a usar cookies para los fines enumerados. Aceptar