TODOS LOS TEMAS
Salud perruna

Los parásitos internos en los perros: vías de contagio y efectos de la desparasitación

Compartir

El gusano del corazón y otros tipos de parásitos internos, como los nematodos, anquilostomas (dentro de la familia de los nematodos) y tenias, a los que se suele llamar sencillamente gusanos, pueden ser muy graves para los canes.

Para protegerlos es importante administrar regularmente un tratamiento antiparasitario  para cachorros o perros adultos, el que te recomiende tu veterinario.

Los expertos de Mi Mascota y Yo nos explican aquí cómo se pueden contagiar nuestros perros y también los efectos una vez que hemos aplicado algún tratamiento antiparasitario a nuestro can.

El gusano del corazón se transmite por las picaduras de mosquito y es en los meses de verano, cuando hace más calor, que el riesgo de contagio se eleva considerablemente puesto que es entonces cuando la actividad de los mosquitos es mayor.

Ese gusano provoca daños duraderos en los pulmones, el corazón y los vasos sanguíneos del perro, y puede producirle una enfermedad grave (filariosis) que es, de hecho, potencialmente mortal.  

En el caso de los gusanos intestinales, las formas de contagio más habituales son:

- Comiendo huevos o larvas de gusanos que pueden encontrarse en la hierba, en la tierra, en las heces... 

Es decir, cuando nuestro can está olfateando y explorando en el césped, en un parque canino, etc. puede entrar en contacto con ellos.

Los huevos de los parásitos internos, cestodos y nematodos, pasan al suelo desde las heces de los perros con gusanos y pueden permanecer en letargo en la superficie más de un año, hasta que otro animal los ingiere y pueden continuar con su ciclo vital.

- Al asearse: los huevos de nematodo pueden adherirse al pelaje del animal, de modo que es muy fácil que un perro pueda tragárselos mientras se limpia, causando así una nueva infestación.

- Por ingestión de pulgas: si tu can se traga alguna pulga mientras se asea puede contraer una infestación por tenia, más conocida como solitaria.

La desparasitación interna

Los parásitos internos son frecuentes en el entorno habitual los perros, de ahí la importancia de administrar regularmente un tratamiento antiparasitario interno, el que nos recomiende nuestro veterinario.

Lo normal es que nos recomiende darle algún comprimido teniendo en cuenta siempre la edad y el tamaño del perro.  

Si utilizas un tratamiento antiparasitario masticable o en comprimidos, asegúrate de que tu perro se lo haya tragado por completo.

En ocasiones, tu perro podría vomitar poco después de haber recibido la dosis y expulsar así el comprimido. En ese caso, consulta con tu veterinario cuándo y cómo deberías volver a desparasitarlo.

Por otro lado, hay que tener en cuenta que algunos antiparasitarios inhiben y eliminan los gusanos, por lo que podrías justamente ver gusanos en las cacas de tu perro cuando el tratamiento empiece a hacer efecto.

Aunque sea una imagen desagradable, en realidad se trata de una señal positiva, ¡ya que indica que ya no hay gusanos habitando en el interior de tu perro!

Otros antiparasitarios eliminan y deshacen los gusanos, por lo que no es tan probable que los detectes en las heces.  

Por otro lado, a los cachorros suele costarles tragar las pastillas o comprimidos por lo que también hay en el mercado productos en forma de pipeta o de suspensión líquida.  

Si hablamos del gusano del corazón, la prevención es clave y hay tratamientos específicos contra este parásito.

Existen productos que eliminan las larvas del gusano del corazón que infestan al perro cuando el mosquito le pica, antes de que maduren, hasta treinta días tras la administración.

Si tienes cualquier duda, consulta a tu veterinario puesto que la filariosis es una enfermedad grave y progresiva: cuanto antes se trate, más posibilidades hay de que tu perro pueda evitar complicaciones de salud a largo plazo. 

 Tu veterinario te puede indicar la frecuencia con la que necesitas ofrecer los tratamientos antiparasitarios a tu can: es algo que debemos hacer con regularidad a lo largo de toda su vida para así garantizar que estén sanos y libres de gusanos y otros parásitos.

 

Te puede interesar

 

Utilizamos cookies para personalizar y mejorar tu experiencia en nuestra web, tanto con respecto al contenido y utilidades de SrPerro como a los anuncios que muestran en nuestra web nuestros socios publicitarios. Mira nuestra Política de Privacidad, actualizada en mayo 2018, para conocer más detalles sobre nuestras prácticas de recopilación de datos. Al hacer clic en Aceptar, nos autorizas a usar cookies para los fines enumerados. Aceptar