TODOS LOS TEMAS
Salud perruna

Enfermedades y dolencias que afectan a los perros en los meses de más frío

Compartir

Hay ciertas dolencias que son más comunes en invierno, también en los perros: las que afectan a las vías respiratorias y las que afectan a las articulaciones. La traqueobronquitisinfecciosa o tos de las perreras, la bronconeumonía, la faringitis y laringitis pueden desarrollarse con más facilidad en esta época. Y el frío también agrava los síntomas de la artritis o de la artrosis.

Nuestros perros tienen unas características anatómicas y fisiológicas parecidas a las nuestras, por lo que sufren de igual forma los efectos del frío en su cuerpo. Por eso es importante evitar los cambios bruscos de temperatura y siempre secar bien a nuestro can cuando volvemos de un paseo.

Los órganos más afectados suelen ser las vías respiratorias. La entrada de aire frío a través de la nariz o la boca puede irritar la pared de las estructuras que lo canalizan, provocando irritaciones e inflamación que facilitan la acción de los gérmenes.

Cuando la afectación se localiza en las vías respiratorias altas hablaremos de rinitis (cuando se ve afectada la cavidad nasal), faringitis (faringe), laringitis (laringe) o traqueítis (tráquea). Si la inflamación avanza veremos lesiones localizadas en las vías respiratorias bajas como bronquitis (bronquios) o neumonía (tejido pulmonar).

En algunas ocasiones el frío causará solamente alteraciones inflamatorias o irritativas que pueden ser auto-limitantes pero en otros casos encontraremos infecciones causadas por bacterias, virus o una combinación de ellos. Es importante no auto-medicar a nuestros canes y acudir al veterinario: hay diferentes tratamientos dependiendo de la gravedad de la dolencia y si la causa es una infección bacteriana o si es de origen vírico.  

 

Los medicamentos humanos encabezan la lista de productos que más intoxicaciones causan a los perros

 

Traqueobronquitis infecciosa o tos de las perreras

Se trata de una inflamación o infección de las vías respiratorias altas que puedn incluir bien la cavidad nasal y la tráquea (rinotraqueitis) o la traquea y los bronquios (traqueobronquitis).

Está causada por varias bacterias y virus que se transmiten fácilmente por el aire; Bordetella bronchiseptica es la más frecuente y agresiva.

Es una infección altamente contagiosa que se disemina fácilmente en colectividades de perros como parques, protectoras o perreras, de ahí su nombre.

Signos clínicos

-      Descarga o secreción nasal, pudiendo ser acuosa y transparente; blanca y un poco espesa o verdosa y densa. Puede pasar desapercibida porque los perros tienden a lamerla e ingerirla. El lamido excesivo de la trufa suele ser indicativo de descarga nasal.

-      Cambios de voz: cambio de tono o intensidad del ladrido.

-      Tos: la tos suele confundirse con el ruido que haría un perro al intentar eliminar algo que se quedó clavado en la garganta. Se trata de una fuerte expulsión de aire por la boca que suena de forma más o menos intensa.

¿Cómo actuar?

Los problemas respiratorios pueden convertirse fácilmente en enfermedades graves así que no dudes en acudir al vete para que pueda indicarte los cuidados que necesita tu can.

 

Problemas locomotores

Las personas mayores saben de sobra que cuando cambia el tiempo sus dolores aumentan. Lo mismo ocurre con nuestros perros. Cuando baja la temperatura y sube la humedad, las articulaciones se mueven con más dificultad, la musculatura se pone más rígida y la falta de movimiento provoca mayor atrofia muscular.

Así, los animales que sufren de procesos degenerativos articulares (artrosis) suelen padecer más en esta época del año.

¿Cómo saber si tu can tiene artrósis? Pues si ves que camina peor, que se niega a subir o bajar escaleras, que de pronto no tiene ganas de jugar o que le cuesta levantarse... consúltalo con tu veterinario.

Otros síntomas posibles de la artrósis: 

A veces los dolores se traducen en que tienen menos ganas de comer.

Si aparta una pata cuando vas a acariciarlo o trata que no le toques puede ser por lo mismo, porque le duelen las articulaciones.

Como otras enfermedades degenerativas, la artrosis no cuenta con soluciones definitivas pero seguro que tu veterinario te puede ayudar con consejos para que tu can lo lleve mejor y no tenga dolores.

 

En el caso de la artritis, la inflamación de las articulaciones, provoca dolor y rigidez, aunque se trata de una enfermedad reumática generalizada donde el dolor es constante y aumenta con la actividad, también puede empeorar en invierno.

 

Ibuprofeno, paracetamol y otras medicinas que pueden ser letales para un perro

 

 

Lesiones de piel

Por último, si vas a ir a la nieve recuerda que debes proteger a tu can de los rayos solares y pensar en sus almohadillas. 

Puedes evitar las quemaduras de sol aplicando en la piel una crema protectora y evitaras grietas o laceraciones en sus almohadillas si antes del le aplicas una crema específica para protegerlas.  

En cualquier caso, revisa siempre bien sus patas y sus almohadillas tras un paseo si vas por la nieve.

 

 

 

Un consejo patrocinado por Bayer

 

 

Te puede interesar

 

Nieve, frío y perros: algunos consejos básicos para los paseos de invierno

Las garrapatas no le temen al invierno: protege a tu perro todo el año

Utilizamos cookies para personalizar y mejorar tu experiencia en nuestra web, tanto con respecto al contenido y utilidades de SrPerro como a los anuncios que muestran en nuestra web nuestros socios publicitarios. Mira nuestra Política de Privacidad, actualizada en mayo 2018, para conocer más detalles sobre nuestras prácticas de recopilación de datos. Al hacer clic en Aceptar, nos autorizas a usar cookies para los fines enumerados. Aceptar