TODOS LOS TEMAS
Perro Urbano

Correr con un perro: todo lo que necesitas saber para disfrutar del canicross

Compartir

Juan Carlos Zapatero es feliz corriendo junto a su can. Además de pasarlo en grande durante la carrera, él fue el ganador del Perrotón 2012 y es fiel a esta cita cada año junto a Athos, su can: sonrientes y conjuntados con los colores de Running for a Dream.

Juan Carlos Zapatero es feliz corriendo junto a su can. Además de pasarlo en grande durante la carrera, él fue el ganador del Perrotón 2012 y es fiel a esta cita cada año junto a Athos, su can: sonrientes y conjuntados con los colores de Running for a Dream. Aquí podéis leer cómo fue la experiencia...

Juan Carlos sabe mucho sobre canicross y ha tenido la amabilidad de compartir con SrPerro sus consejos para animar y ayudar a los que quieran correr junto a sus canes. Pautas y consejos para practicar el canicross de manera segura.

Esto es lo que nos ha contado Juan Carlos:

"No soy un experto en el tema ni aprendí técnicas de ningún curso. Todo lo que sé ha sido gracias a mi "socio" peludo, Athos. Y creo que al final no puedo tener mejor maestro que él. Pero si esto se calificara en pasión y disfrute del 1 al 10, puedo aseguraros que me pondría un 11 sin pestañear. El primer día que hice canicross junto a Athos, disfruté desde la primera zancada. El canicross como sabéis, consiste en correr con un perro atado a la cintura.

Si, es una modalidad derivada del mushing, que es el tradicional tiro de perros con trineo. Las ventajas de esta actividad son innumerables pero sobre todo, como cualquier riqueza en la vida, invisibles a los ojos. Nada te animará tanto en un día de poca apetencia deportiva, como tu peludo meneando el rabo deseando correr contigo. Cuando cojo la bolsa donde tengo todos los accesorios de canicross, Athos siempre viene corriendo desde la otra punta de nuestra casa, consciente de la maravilla que se avecina. Mis peludos Athos y Jara, me ha enseñado muchas cosas a la hora de correr junto a ellos y quiero compartirlas por aquí por si os sirven de ayuda.

· ¿Qué necesito?

¡Ganas de disfrutar! Aunque aparte, para correr, unas zapatillas. Pero correremos mejor si añadimos un pantalón adecuado y una camiseta que transpire mejor ¿verdad?. Con nuestro peludo será igual. Solo necesitamos una correa pero si disponemos de los elementos que caracterizan al canicross iremos más cómodos y seguros:


- Arnés ergonómico para perro: bien sujeto sin limitar los movimientos de tu mejor amigo, hará que tirar de ti sea más cómodo y menos lesivo que un collar.

- Linea de tiro: esto es nexo de unión entre ambos. Suele ser flexible para evitar tirones bruscos y hacer de los acelerones y frenazos algo más fluido. Suele tener una longitud máxima de 2 metros estirada, pero al final será lo justa y necesaria para ir seguros y cómodos.

- Cinturón para nosotros: suele ser ancho y acolchado, normalmente con un mosquetón que enganchara a la linea de tiro y algunos con compartimentos para guardar cosas. En mi caso no los tiene pero siempre llevo 4 bolsas de recogida de excrementos anudadas a ambos lados.

· Paciencia

He conocido corredores experimentados y con un alto nivel de competición pero que son incapaces de correr con su mejor amigo. Al principio puede que quieran correr hacia todos lados. Así que la primera regla es paciencia. Aprenden más rápido que nosotros aunque no lo parezca y eso con el handicap de que no hablan nuestro mismo idioma. Pero si captan nuestras emociones e intensidades y cuando esa conexión se produce puedo aseguraros como corredor, que nunca he disfrutado tanto con nadie como con mi socio peludo. Hay algo "mágico" y místico en ese tándem. Algo que hace que en un momento dado te veas en total conexión con tu peludo de tal manera que parecéis uno solo. Gira hacia donde tu le pides, acelera y desacelera en los momentos precisos.

· Adaptación

El entreno y el "paso a paso" es fundamental. Aunque corran más que nosotros o a más velocidad, tienen que ir adaptando su cuerpo a las distancia y nosotros somos los encargados de administrar eso en cada salida. Todo poco a poco, los grandes atletas necesitan tiempo para estar a tope y comenzar desmesuradamente solo traerá problemas. Sería interesante realizar un chequeo en el veterinario descartando posibles enfermedades o complicaciones que hagan de esta sana actividad algo no tan bueno.

· Motivación

Se tiene la teoría de que hace muchísimo tiempo, el ser humano corría para cazar hasta extenuar a la presa. Esto ha sido una herencia adquirida y que nos encanta hacer por que si y por que realmente nos sienta bien y nos viene genial a nivel fisiológico. Pero a nuestro amigo peludo no le sucede lo mismo. ¿Correr por que si? Bueno, un rato, pero... ¿taaaantos kilómetros?. Puede (o no) que llegue un instante en el que no le apetezca correr o tirar hacia delante así que lo importante a priori será entenderle.

Acto seguido lo ideal será motivarle. Conocen perfectamente nuestros estados de ánimo y sienten muy bien las intensidades con la que le digamos las cosas. No paro de animar a Athos mientras corremos juntos "¡Vamos socio!", "Muy bien", "Venga vamos", son algunas de las palabras que le lanzo y a las que responde perfectamente. Obviamente tenemos que estar motivados para motivarle a él. También acompañar con algún premio la actividad puede estar bien, pero más bien escasos ya que no es recomendable que estemos ingiriendo alimentos mientras desarrollamos la actividad.

· ¿Técnica diferente?

Se dice que la forma y la técnica de correr en canicross está diferenciada de la  habitual, pasando de correr erguidos a correr ligeramente hacia atrás cuando nuestro perro tira de nosotros. Sin embargo creo que aquí prima la naturalidad y la adaptación de cada uno. Nuestro peludo tirará hacia delante y nosotros nos limitaremos a correr como siempre. Es posible incluso que hasta nos inclinemos un poco hacia delante (fijaros en la siguiente foto). Cuando Athos se pone a correr por delante de mí tan solo me limito a ir por detrás de él sin complicarme pensando en si lo estoy haciendo bien, correr con tu peludo debe de ser un acto tan natural o parecido a correr tu solo. En las bajadas tendremos cuidado de caídas y en las subidas apreciaremos más aún la compañía (y fuerza) de nuestro peludo.


· Corriendo por dos

Es importante ser consciente de que vas a jugar un doble papel: por un lado de actividad física y por otro de cierto control y cuidado sobre tu peludo. Has de estar atento a la hora de cruzar calles, de adelantar personas para que no se enreden en la correa y de que tu mejor amigo siempre esté a salvo de cualquier peligro. Él está cuidando también de ti pero de otro modo, eso no lo dudes. Esta doble tarea junto con la de motivarle acarrea mayor desgaste físico y psíquico. Las veces que salimos a correr con Jara y Athos, Carol no para de decirme que aquello cansa más. Pero es totalmente lógico.

Por otro lado sería conveniente "reforzar" sus almohadillas con un producto muy recomendado llamado Quatro: mediante un pincelito parecido al pintauñas aplicaremos una capa en su almohadillas y dejaremos secar, así que tratar de hacer esto cuando estén tumbados y descansando. Este producto previene las irritaciones y aumenta la resistencia al roce previniéndoles de una posible cojera.

· El calor y la hidratación

Esto es un punto de especial importancia. Dicen que uno de los puntos fuertes del hombre como corredor es que transpiramos por todo el cuerpo. Eso es una gran ventaja a la hora de correr ya que nos da para horas de ejercicio sin necesidad de parar. Pero esto no reza para nuestros amigos peludos ya que ellos transpiran solo por su nariz y almohadillas, con lo que hay que prestar atención al ejercicio prolongado y a la temperatura exterior. Mucha precaución cuando la temperatura es de 20ºC: se desaconseja este tipo de actividades. De igual manera, deberemos llevar una botella de agua para que pueda beber cuando lo necesite, pero con mesura ya que puede ocasionarle problemas beber mucha cantidad. Hay bolsas plegables que no ocupan nada y que se pueden llevar encima para que beban cómodamente, aunque suelen apañarse mejor que nosotros con el chorro de agua que cae de cualquier fuente. De la misma manera si el calor aprieta podemos humedecer su pelo, así como la nariz y las almohadillas.

· ¡Qué hambre!

Sería totalmente lógico que los días de "canicross" nuestro amigo peludo quisiera comer más por el desgaste. Ni que decir tiene que es indispensable darle una comida equilibrada en nutrientes, cuidándola tanto como cuidamos la nuestra. Importante siempre después y no antes del ejercicio, al menos hasta haber hecho la digestión para evitar la temida torsión gástrica.

· Nuestro hobby

Así como el día que salimos a correr, no sustituye el ver a los amigos o ir a trabajar, hacer canicross no sustituye el paseo de nuestro peludo ni sus juegos. Todo en equilibrio mucho mejor.


Mi socio y yo, 2º en el Perrotón de Madrid  2013 (1º en 2012)

Me encanta correr, adoro correr. Para mí, es felicidad pura. Pero si algo me ha enseñado todo esto es que a pesar de todo lo que siento y experimento zancada tras zancada, todavía hay algo mejor. No me cansaré de repetirlo. Pero hay algo mejor que correr, y esto es, hacerlo con tu mejor amigo."

En el blog de Otra forma de correr podéis seguir las aventuras de Juan Carlos, Athos y Jara.

Utilizamos cookies para personalizar y mejorar tu experiencia en nuestra web, tanto con respecto al contenido y utilidades de SrPerro como a los anuncios que muestran en nuestra web nuestros socios publicitarios. Mira nuestra Política de Privacidad, actualizada en mayo 2018, para conocer más detalles sobre nuestras prácticas de recopilación de datos. Al hacer clic en Aceptar, nos autorizas a usar cookies para los fines enumerados. Aceptar