TODOS LOS TEMAS
Nutrición

Chuches poco recomendables: en EEUU alertan sobre los peligros de los huesos de piel prensada

Compartir

La mayoría de los canes son felices mordiendo algún tipo de hueso pero cada vez más expertos recomiendan precaución a la hora de dar a nuestros canes huesos de cuero o piel prensada, lo que en EEUU se conocen como "rawhide". Incluso los de mejor calidad pueden suponer un riesgo para la salud del perro.

Los tres problemas más comunes asociados con este tipo de chuches son, según los especialistas de webMD, las intoxicaciones (pueden contener productos químicos tóxicos, incluso para los humanos), las alergias (de nuevo debidas a los químicos usados en la fabricación de los huesos) y atragantamientos que pueden ser más o menos graves (si el hueso es demasiado pequeño para el perro o cuando se traga trozos que pueden quedar atascados en su garganta o en su tracto digestivo)

En esto están de acuerdo la mayoría de los expertos: lo más normal es que no pase nada, los huesos de piel prensada, si son de buena calidad, del tamaño adecuado y si el can es supervisado mientras lo come, pueden tener sus beneficios (ayudan a mantener los dientes limpios, reducen el estrés y permiten al can mordisquear durante un buen rato) pero no hay que ignorar los posibles problemas derivados de dar este tipo de chuches.

Y esos problemas se deben, sobre todo, al proceso de fabricación de estos "presuntos" huesos, que tienen poco de hueso y mucho más de química. La Dra. Karen Becker ha compartido un vídeo que aclara -de forma un poco peculiar y humorística- cuál es ese proceso; no es muy agradable que digamos.

Rodney Habib, conocido nutricionista canino, es quien está detrás de esta campaña. Él lleva tiempo alertando sobre el peligro que pueden suponer estos productos para la salud de un can, aquí podéis leer el texto completo en el que detalla todos los problemas de los huesos de piel prensada.

¿Hay alternativas? Sí, claro, no vamos a dejar a los perros sin la felicidad de mordisquear :-) La clave está en leer la letra pequeña de todo lo que le damos de comer a nuestros canes porque existen productos más naturales; es importante elegir los que no tengan aditivos.

Siempre que sea con supervisión, que esa parte es importante, hay opciones recomendables: desde las chuches "duras" y los mordedores que podéis encontrar por ejemplo en Miguitas a los huesos dentales tipo Greenies que duran menos, sí, pero están pensados justamente para favorecer la salud dental del can.

También, según nos explica Charo, la responsable de Miguitas, hay nervios o huesos de tráquea que son 100% naturales, es decir, que no pasan por ninguno de esos procesos químicos antes descritos sino que son secados de manera natural, bien al sol, bien en bidones de arroz. Antes de comprar, preguntad por el proceso de fabricación si no queda claro en la etiqueta.

Igualmente son naturales y recomendadas las astas de ciervo. O los huesos crudos -nunca cocidos o cocinados- de tamaño "tan grande como su cabeza o más para evitar que se lo trague", como explica Carlos Alberto Gutiérrez, Nutricionista de Perros

Otra opción son los juguetes mordedores que se pueden rellenar con algún tipo de comida para que tu can mordisquee de forma segura, como el Kong

Y, cómo no, los que te pueda sugerir tu veterinario. Tan sólo recuerda elegir bien el tamaño y no dejar a tu perro solo mientras mordisquea para evitar sustos.


Utilizamos cookies para personalizar y mejorar tu experiencia en nuestra web, tanto con respecto al contenido y utilidades de SrPerro como a los anuncios que muestran en nuestra web nuestros socios publicitarios. Mira nuestra Política de Privacidad, actualizada en mayo 2018, para conocer más detalles sobre nuestras prácticas de recopilación de datos. Al hacer clic en Aceptar, nos autorizas a usar cookies para los fines enumerados. Aceptar