TODOS LOS TEMAS
Nutrición

Chuches para perros: cuestiones (de peso) a tener en cuenta

Compartir

A los canes, a la gran mayoría, los puedes conquistar por el estómago. Disfrutan comiendo, es evidente, y dado que a nosotros nos encanta verlos disfrutar esto puede convertirse en un problema: sin ser conscientes, acabamos dándoles demasiada comida a lo largo del día. Además de su ración normal, no nos resistimos a darles un extra, chuches caninas por aquí, un poquito del pan del bocadillo por allá, un trozo de queso o una patata frita... todo esto suma, como alertan los veterinarios.

Buddy es un caso extremo -ha adelgazado la brutal cifra de 55 kg-  pero hay muchos otros perros que tienen kilos de más o que, directamente son obesos. Y no hablamos de un problema estético, obviamente, sino de salud: esos kilos adicionales se traducen en una peor calidad de vida, en incontables dolencias y, en muchos casos, incluso en una vida más corta.

Hay que mirar la letra pequeña de las chuches caninas, algunas tienen muchas calorías y, por lógica, igual que sucede en los humanos, si un can consume demasiadas calorías al día para el nivel de ejercicio que haga... engorda. Es decir, si un día le das una ración doble de chuches, podrías considerar reducir algo su ración de comida. Pero eso es un día, porque en ningún caso sería recomendable sustituir su comida -equilibrada y con todos los nutrientes necesarios- por chuches. 

Estos dos gráficos muestran con claridad el cuidado que debemos tener tanto con las chuches específicamente caninas como con los extras que, sin querer queriendo, le acabas dando a tu perro.

El número idóneo de calorías que le conviene consumir a tu perro no es una cifra rígida pero sí existen tablas que ofrecen información genérica a modo de guía. 

Por ejemplo, un perro de 10 kg debería consumir  470. Y el can de este primer gráfico, que pesa 4.5 kg, unas 200-220.



¿Y qué pasa con la comida humana? Pues...  este otro gráfico de Hills demuestra el resultado de darle una galleta, un trozo de queso o un perrito caliente a un can de 20 libras, es decir de 9 kg.


Soprendente, ¿no? Tenlo en cuenta la próxima vez que vayas a compartir comida con tu can... aunque sea un placer verlos disfrutar es aún mejor poder disfrutar con ellos sanos durante muchos años más.



Te puede interesar
Del sobrepeso a la obesidad canina: cómo identificar si tu can necesita adelgazar

Utilizamos cookies para personalizar y mejorar tu experiencia en nuestra web, tanto con respecto al contenido y utilidades de SrPerro como a los anuncios que muestran en nuestra web nuestros socios publicitarios. Mira nuestra Política de Privacidad, actualizada en mayo 2018, para conocer más detalles sobre nuestras prácticas de recopilación de datos. Al hacer clic en Aceptar, nos autorizas a usar cookies para los fines enumerados. Aceptar