TODOS LOS TEMAS
Curiosidades

Los perros y su capacidad innata para querer a los humanos y a otras especies

Compartir

Clive Wynne es profesor de psicología, director del Canine Science Collaboratory de ASU y autor de un muy recomendable libro dedicado a los amores perros, Dog is Love (Why & How your dog loves you). Y su teoría sobre los perros explicaría -de manera científica- porqué los canes han llegado a estar tan unidos a nosotros, porqué nos quieren, pero también porqué son tan frecuentes esas amistades improbables pero ciertas que forjan con todo tipo de seres de otras especies.

Perros que se hacen amigos de ciervos, patos, vacas...

¿Cuán inteligentes son los perros? Es algo que incontables científicos llevan tiempo tratando de medir y categorizar. Pero en el caso de Clive Wynne, este profesor tiene claro que el secreto del éxito de los perros, de su ubicuidad junto a los humanos, no es tanto su inteligencia como su capacidad innata y, de hecho, fuera de lo normal para formar vínculos con miembros de otras especies. 

Sí, los perros son todo amor, según este científico, que no tiene ningún reparo en decirlo así.

La unión de perros y humanos no es algo genético: si un perro no tiene ningún contacto con las personas siendo un cachorro, si no ha sido socializado, será tan cauteloso ante los humanos como un animal salvaje, según han demostrado ciertos experimentos.  

Wynne basa parte de su análisis en el hecho de que los perros tienen algo en común con las personas que que son extra sociables, aquellas que tienen el síndrome de Williams-Beuren, un trastorno genético poco común causado por una pérdida de material genético en el cromosoma 7. 

Resulta que los canes tienen una mutación genética parecida a esas personas: la interrupción en un gen de una proteína llamada GIF21, que regula la actividad de otros genes, es la asociada a los perros más sociales.  Eso hace que les sea más fácil generar vínculos a lo largo de toda su vida, tanto con los humanos como con miembros de otras especies.

Wynne y sus colaboradores siguieron analizando el material genético de los perros y los lobos y así han descubierto que ambos tienen al menos tres genes relacionados con el síndrome de Williams-Beuren y justamente esto es lo que parece determinar su nivel de sociabilidad hacia los humanos y otras criaturas.

Aquí podéis escuchar varios podcasts en los que Clive Wynne sigue detallando cómo nos entienden y quieren los perros analizando los últimos estudios que lo demuestran. Realmente interesante. 

 

Te puede interesar

Los perros sociables y las personas extra sociables: la conexión genética como clave de la domesticación

Utilizamos cookies para personalizar y mejorar tu experiencia en nuestra web, tanto con respecto al contenido y utilidades de SrPerro como a los anuncios que muestran en nuestra web nuestros socios publicitarios. Mira nuestra Política de Privacidad, actualizada en mayo 2018, para conocer más detalles sobre nuestras prácticas de recopilación de datos. Al hacer clic en Aceptar, nos autorizas a usar cookies para los fines enumerados. Aceptar