TODOS LOS TEMAS
Curiosidades

Las personas ansiosas son más propensas a ser mordidas por un perro

Compartir

Un equipo de investigadores de la Universidad de Liverpool ha analizado toda una serie de datos obtenidos tras entrevistar a unas 700 personas con el objetivo de tener información más precisa sobre el número de mordeduras caninas. Entre sus conclusiones hay una particularmente llamativa: los individuos más ansiosos tienen más tendencia a ser mordidos por un perro.


Según detalla este estudio, los datos que se manejan hablan de 6743 ingresos hospitalarios por 'mordidas y ataques de perros' anualmente en el Reino Unido y 9500 en EEUU.

Hay que tener en cuenta, sin embargo, que en realidad hay muchos más, incidentes leves que no requieren hospitalización y que, por tanto, quedan fuera de las estadísticas.

El 25 por ciento de los participantes en este estudio había sido mordido por un perro y solo uno de cada tres recibió atención médica.

Los hombres tienen casi el doble de probabilidades de sufrir un mordisco que las mujeres y aquellos que conviven con varios perros tienen tres veces más probabilidades de haber sido mordidos que aquellas personas que no tenían ningún can.

El 44 por ciento de las mordeduras ocurrieron cuando la víctima tenía menos de 16 años. Pero, a diferencia de lo postulado por otros estudios previos, en el 55 por ciento de los casos, los mordiscos fueron de perros desconocidos.

La conclusión más llamativa, sin embargo, es que las personas menos estables emocionalmente, las más ansiosas, tienen muchas más probabilidades de recibir un mordisco.

Los investigadores evualuaron esta cuestión a través del Modelo de los Cinco Grandes que mide rasgos de la personalidad: factor O (Openness o apertura a nuevas experiencias), factor C (Conscientiousness o responsabilidad), factor E (Extraversion o extraversión), factor A (Agreeableness o amabilidad) y factor N (Neuroticism o inestabilidad emocional), los cinco forman el acrónimo mnemotécnico "OCEAN". 

Y, efectivamente, las personas con una mayor estabilidad emocional tenían un 22% menos de probabilidad de haber sufrido una mordedura canina.

Su recomendación es que se lleven a cabo nuevos estudios para confirmar el efecto de la personalidad humana sobre las mordeduras y también sobre la posibilidad de que los mordiscos caninos puedan ser, en un porcentaje realmente elevado, de perros desconocidos. Serían pistas clave para ayudar a implementar nuevas políticas de prevención de mordeduras caninas.

 

Te puede interesar

Las mordeduras caninas suelen ser de perros conocidos: el mayor riesgo es para niños y hombres

Utilizamos cookies para personalizar y mejorar tu experiencia en nuestra web, tanto con respecto al contenido y utilidades de SrPerro como a los anuncios que muestran en nuestra web nuestros socios publicitarios. Mira nuestra Política de Privacidad, actualizada en mayo 2018, para conocer más detalles sobre nuestras prácticas de recopilación de datos. Al hacer clic en Aceptar, nos autorizas a usar cookies para los fines enumerados. Aceptar