TODOS LOS TEMAS
Curiosidades

"La hormona del amor" vs "la hormona de la agresividad" y sus efectos en el comportamiento canino

Compartir

¿Por qué algunos perros son más reactivos o agresivos que otros? ¿Por qué algunos canes cuando van con correa pegan tirones y tratan de lanzarse a por cualquiera de sus congéneres con los que se cruzan en un paseo? Las respuestas a estas preguntas son tan variadas como los propios canes pero la ciencia está tratando de ahondar en las causas biológicas de los comportamientos caninos: el objetivo es averiguar si ciertas hormonas son, al menos en parte, las responsables de algunos comportamientos caninos.


Una nueva investigación dirigida por Evan MacLean de la Universidad de Arizona ha puesto el foco en la oxitocina -conocida a veces como la hormona del amor- y, sobre todo, en la argipresina, también conocida como la hormona antidiurética o vasopresina.

Son algo así como las hormonas ying y yang: la oxitocina es importante en el parto y la lactancia y si la llaman la "hormona del amor" es porque está demostrado que sus niveles aumentan cuando abrazamos o besamos a un ser querido. La argipresina, por el contrario, está relacionada con la agresividad ya que investigaciones previas sugieren que las personas con problemas de agresividad crónica tienen altos niveles de esta hormona.

Parece que ambas podrían ser en parte responsables del vínculo entre humanos y perros.

Normalmente se habla de la testosterona o de la serotonina como posibles causas de comportamientos agresivos en los canes pero este nuevo estudio demuestra que la hormona antidiurética podría ser clave. Y esto es importante porque, lógicamente, permitiría ayudar a perros en los que se detectara un alto nivel de esta hormona.

Además, una buena noticia adicional es que una forma de aumentar los niveles de oxitocina de los perros y disminuir la argipresina es a través de interacciones positivas entre humanos y perros y el efecto es recíproco, se extiende a las personas también.

Como explica MacLean en este vídeo, por primera vez se ha demostrado que los perros que tienen encuentros amistosos con humanos ven reducido el nivel de vasopresina.

MacLean y sus colaboradores reclutaron perros de diferentes edades, razas y sexos, cuyos dueños habían informado que tenían tendencia a lanzarse a por otros perros, ladrar, etc. cuando iban con correa. Por cada perro "agresivo" que participó en el estudio, los investigadores localizaron a otro can que no tuviera problemas de reactividad, del mismo sexo, edad y raza.

Entonces los perros -sujetos con correa por sus dueños- se enfrentaron a audios de perros ladrando y también a una figura realista de un perro junto a un humano, además de otros ruidos y objetos comunes (una caja de cartón, una bolsa de basura y una gram pelota)

Los investigadores midieron los nivles hormonales de los canes antes y después de cada interacción.

Ninguno de los perros reaccionó ante las cajas, bolsas o pelotas pero sí reaccionaron de manera evidente ante la figura del perro con ladridos, gruñidos y tirones de correa.

Esos canes, los que reaccionaron con agresividad, mostraron niveles más altos de argipresina. No se observaron diferencias en los niveles de oxitocina entre los dos grupos de perros.

Sin embargo, cuando se compararon los niveles de oxitocina de los perros que participaron en el estudio con los de un grupo de perros de asistencia -específicamente criados para tener temperamentos amistosos y apacibles-, encontraron que los perros de asistencia tenían niveles más altos de oxitocina y ratios más elevados de oxitocina /  argipresina.

Esto apoya la idea de que la oxitocina puede ayudar a inhibir la agresividad en los perros.

Te puede interesar

El vínculo entre humanos y canes: el que tu perro no te haga caso no significa que no te quiera

Del lobo al perro que duerme en tu cama: cuestión de comida y sobre todo... de miradas cómplices

Utilizamos cookies para personalizar y mejorar tu experiencia en nuestra web, tanto con respecto al contenido y utilidades de SrPerro como a los anuncios que muestran en nuestra web nuestros socios publicitarios. Mira nuestra Política de Privacidad, actualizada en mayo 2018, para conocer más detalles sobre nuestras prácticas de recopilación de datos. Al hacer clic en Aceptar, nos autorizas a usar cookies para los fines enumerados. Aceptar