TODOS LOS TEMAS
Curiosidades

El efecto positivo y calmante de los perros de apoyo a menores en Juzgados

Compartir

El perro de apoyo a menores en juzgados es un perro específicamente adiestrado, presente en las sedes judiciales, que ejerce de presencia tranquilizadora para los menores, a la vez que ayuda a crear un sistema más humano y eficiente, permitiendo a los profesionales de los Juzgados llevar a cabo su trabajo de manera más positiva y constructiva. El programa de Apoyo a Menores en Juzgados -de Dogtor Animal- lleva ya más de 3 años funcionando en los Juzgados de familia de la Comunidad de Madrid. A lo largo de este tiempo, los profesionales de Dogtor Animal también han realizado un proyecto de investigación sobre los posibles beneficios de este recurso. Aquí nos cuentan los resultados de la iniciativa.

En este vídeo podéis ver un resumen de cómo funciona el programa de Apoyo a Menores en Juzgados de Dogtor Animal:

¿Y cuáles han sido las conclusiones del proyecto de investigación sobre los efectos de este programa? Esto es lo que nos han contado desde Dogtor Animal:

"La presencia de los menores en los Juzgados es una realidad que desvela necesidades específicas por cubrir. Esta investigación aborda la presencia, en las Cortes de Justicia Españolas, de Perros de Apoyo a Menores que funcionan como reductores de factores ansiógenos y como facilitadores de estados emocionales positivos durante las entrevistas forenses o testificaciones.

El estudio queda fundamentado en los beneficios de la interacción hombre-animal basados en los estudios de Allen (2003), Teso (2011) y Wells (2004).



La acuciante necesidad de visibilizar a los menores y ofrecerles un apoyo adaptado a sus individualidades remarca la importancia de la presente investigación.

Los Juzgados son entornos hostiles que refieren situaciones desagradables: la visibilización de los menores y la oportunidad de acercar una herramienta de protección en estos casos, son los objetivos fundamentales de este proceso de investigación buscando aceptar la hipótesis que refiere que la presencia de Perros de Apoyo específicamente adiestrados durante las entrevistas forenses de los menores ejercen una influencia estadísticamente significativa en la reducción de manifestaciones conductuales ansiógenas (se acepta H1 si p<0.05).



Se utiliza una metodología cuasi experimental o de control parcial con la presencia o no presencia del Perro de Apoyo como variable independiente y con, como variables dependientes, los movimientos de canalización emocional, la presencia o ausencia de movimientos compulsivos, inquietud y llanto.

La muestra cuenta con un grupo control de 32 sujetos y un grupo experimental de 32 sujetos, ambos de edades entre 6 y 12 años que tuvieron que asistir a los Juzgados para completar una entrevista forense.



Los sujetos se distribuyen de manera aleatoria en ambos grupos.

Los menores del grupo experimental realizaban la entrevista forense acompañados de un Perro de Apoyo, mientras que el grupo control asistía a la entrevista sin Perro de Apoyo.

La recogida de datos se realizó en la tres fases del proyecto: en la sala de espera, durante la entrevista y en la despedida, de manera observacional a través de unas plantillas de recogida de datos. 

Los datos fueron analizados desde la estadística descriptiva, el análisis de porcentajes y la prueba Chi-cuadrado.

Los resultados obtenidos resaltan que la presencia de los Perros de Apoyo tienen una influencia significativa en la ausencia de movimientos nerviosos e inquietud. No queda tan clara su influencia en la variable llanto.

A su vez, la presencia de los Perros de Apoyo influyen en los estados emocionales verbalizados por los menores, siendo éstos mas proactivos en las interacciones comunicativas con los profesionales judiciales.

El Perro de Apoyo influye en la generación de vínculos seguros entre los menores y los profesionales judiciales, siendo éstos últimos percibidos como más confiables y favoreciendo entrevistas más fluidas desde estados emocionales positivos.



Los resultados afirman la hipótesis experimental concluyendo que la presencia de los Perros de Apoyo en sedes judiciales ofrecen un apoyo emocional a los menores reduciendo las manifestaciones conductuales ansiógenas. En base a lo cual quedan enmarcados los objetivos de la investigación. 

No obstante, se debe ser cauto con los resultados, ya que existen algunas limitaciones metodológicas que se esperan paliar en una segunda fase de la investigación, ampliando la muestra y controlando factores de validez interna (efecto de maduración y el sesgo de experimentadores) y externa (efecto reactivo a la situación y efecto novedoso).

Así se plantea la posibilidad de añadir una herramienta de neurofeedback en la segunda fase de investigación a fin de complementar los resultados con datos fisiológicos objetivos.



El estudio supone el punto de partida para la inclusión de Perros de Apoyo en sedes judiciales como elementos de humanización de los Juzgados, ofreciendo un herramienta de protección para los menores y facilitando la labor de los profesionales judiciales en aquellos casos valorados como aptos para este tipo de recurso.

Los resultados suponen un antes y un después en la visibilización de los menores en un entorno hecho por adultos para adultos en el que la figura de los menores queda desdibujada entre la burocracia judicial. Se recalca pues, la labor de los Perros de Apoyo como un elemento clave para mejorar la calidad de vida de los menores que hayan de testificar durante un proceso judicial.

Por último, el carácter pionero en España del servicio de Perros de Apoyo a Menores en Juzgados otorga al presente documento una diferenciación que puede resultar interesante a ojos del lector, pudiendo descubrir la adaptación de la presencia de animales específicamente adiestrado al Sistema Judicial Español, implementando protocolos específicos, técnicas novedosas y un diseño experimental acorde a la incorporación de una herramienta que no ha sido utilizada previamente en los Juzgados españoles."

 

Te puede interesar

Perros de apoyo a menores en juzgados: unos coterapeutas muy especiales

Karl, el perro que se pone una gorra para aportar sonrisas y tranquilidad a niños en el juzgado

Canes que trabajan ayudando a los humanos: pequeño homenaje a los perros de terapia

Utilizamos cookies para personalizar y mejorar tu experiencia en nuestra web, tanto con respecto al contenido y utilidades de SrPerro como a los anuncios que muestran en nuestra web nuestros socios publicitarios. Mira nuestra Política de Privacidad, actualizada en mayo 2018, para conocer más detalles sobre nuestras prácticas de recopilación de datos. Al hacer clic en Aceptar, nos autorizas a usar cookies para los fines enumerados. Aceptar