• Compartir

El Refugio denuncia la existencia de criaderos ilegales de perros en España

None

Hemos hablado ya varias veces de las granjas de cachorros, esos lugares de nombre idílico que son, en realidad, sitios infernales donde crían perros de forma masiva y donde los canes son maltratados sistemáticamente.

Suelen ser noticias que provienen de EEUU pero esta vez no. Esta vez es en España. En la provincia de Toledo.

Allí está El Chincol, el "hotel canino" y "criadero" que ha visitado la protectora El Refugio.

Allí han grabado estas duras imágenes, un vídeo que no es fácil de ver y que muestra las condiciones en las que vivían, por decir algo, los perros que tuvieron la mala fortuna de nacer allí.

El Chincol ya ha sido denunciado por El Refugio.

Desde la protectora también aprovechan para recordarnos que cada año se abandonan miles de perros en España y comprar canes en tiendas empeora este problema: porque no sabes de dónde provienen esos perros y porque sin quererlo estás apoyando ese tipo de negocios infectos. Al adoptar, sin embargo, ayudas doblemente, no sólo le das un hogar definitivo a algún perro sino que en esa protectora podrán ayudar a otro perro. 

Hay que tener claro que los canes no son juguetes, no es un regalo que se pueda hacer sin pensarlo mucho.

+ Info

Él nunca lo haría pero... ¿Y si lo hiciera? Nueva campaña contra el abandono

 

COMENTARIOS

CRIADERO “NERTA’S PARADISE” ____________________________ (Para los que busquen respuestas) - Da qué pensar que ni siquiera haya podido conseguir que le concedan el Núcleo Zoológico, ni en Mansilla de las Mulas (provincia de León), donde estuvo antaño, ni en Gijón, donde está actualmente (Gijón: en La Pedrera, cerca de Mareo, en la Carretera de Arroyo a Fontaciera, en una finca residencial llamada “La Vega”). Y eso, por algo será. - Da qué pensar que de más de cien perros que posee el Criadero sólo muestre siempre a media docena cuando se concierta una visita al criadero, mientras el resto de perros (adultos y cachorros) siguen encerrados y enjaulados y se les escucha claramente. Igualmente, da qué pensar que no puedan visitarse sus instalaciones (ese misterioso sitio, oculto a todas las miradas, donde hacina tanto perro que no enseña, pero que deja entrever, dado su penetrante olor). - Da qué pensar que esa cantidad de perros puedan estar viviendo enjaulados, hacinados en poco espacio, en condiciones higiénicas muy dudosas. - Da qué pensar que el Criadero no pertenezca a ninguna Asociación, Club, Organización o Grupo. Y da qué pensar que nunca se presente en exposiciones o concursos. - Da qué pensar que el resto de Criadores, excepto “El Chincol”, del que es Cliente habitual, hablen mal de este criadero. - Da qué pensar (y es público) que el SEPRONA haya recibido más de 30 denuncias contra su negocio-criadero en menos de cuatro años. - Da qué pensar que a toda costa evite dar muestras de ADN de los progenitores del cachorro que se le adquiera, aún cuando enseñe sin reparos los árboles genealógicos de los que proceden. ¿Presumirá de lo que no puede demostrar? ¿Es acaso todo un engaño? ¿Realmente es una crianza organizada, o es un mero negocio de compra-venta? ¿Cuál es la procedencia real de los cachorros que vende? ¿Será que hace “trapicheos” con sabe Dios quién y de dónde?. - Da qué pensar que jamás devuelva el dinero abonado por un cachorro, a pesar de que éste fallezca por enfermedad, incluso aún cuando un segundo cachorro, entregado a cambio del primero, fallezca por la misma extraña enfermedad, y tenga que ser un Juzgado quien se encargue de recordarle lo que es una estafa en toda regla. - Da qué pensar que el negocio no esté registrado como actividad mercantil, ni ante la AEAT, ni ante la TGSS, ni el Registro Mercantil tenga dato alguno desde el año 2007, ni figure registrado el Criadero en Organismo Público alguno como negocio, careciendo de cualquier permiso o licencia, tanto con la Sociedad que regentaba antaño el negocio “Nerta’s Paradise, SLL”, como su propietaria “Eva Carcedo Alonso” (Eva Ortiz Rocasolano, para sus redes sociales), como Empresaria. - Da qué pensar que jamás expida una factura en regla, y que en los “recibís” que expide no figure dato fiscal alguno. Esto, supuestamente, le “garantiza” al criadero la No-Reclamación judicial del Cliente, si se tuviera que dar el caso. - Investigando, da qué pensar el saber que el Criadero está denunciado y perseguido por presunto fraude fiscal, a pesar de que opere con total impunidad (todavía). ____________________________ Si este ejemplo, no lo es de un CRIADERO ILEGAL, que venga Dios y lo diga.

Utilizamos cookies para personalizar y mejorar tu experiencia en nuestra web, tanto con respecto al contenido y utilidades de SrPerro como a los anuncios que muestran en nuestra web nuestros socios publicitarios. Mira nuestra Política de Privacidad, actualizada en mayo 2018, para conocer más detalles sobre nuestras prácticas de recopilación de datos. Al hacer clic en Aceptar, nos autorizas a usar cookies para los fines enumerados. Aceptar